.....................................

domingo, 15 de febrero de 2009

PRINCESA LEIA ORGANA








Leia Organa (19 ABY) es un personaje de ficción interpretado por la actriz Carrie Fisher en la saga de la Guerra de las Galaxias (STAR WARS). La primera aparición del personaje sucede en La venganza de los Sith como bebé.


Leia es la hija de la Senadora de Naboo Padmé Amidala y del Caballero Jedi Leia Amidala Skywalker en la colonia de asteroides de Polis Massa y fue enviada con el Senador y futuro virrey Bail Organa y su mujer a Alderaan, donde se educaría como princesa y rebelde y adoptaría el apellido Organa.


En la literatura y Universo Expandido el personaje de Leia es clave en la edificación de la Nueva República hasta acabar convertida en la líder de ésta por dos largos mandatos, dejando apartado hasta bien avanzada su mediana edad el entrenamiento completo como Jedi. En la literatura de la Guerra de las Galaxias y su Universo Expandido Leia pasará a llamarse Leia Organa Solo tras contraer matrimonio con Han Solo.





Historia

La princesa Leia Skywalker (Organa) fue separada cuando todavía era muy pequeña de sus verdaderos padres y de su hermano. Su madre fue Padmé Amidala, antigua reina y senadora de Naboo en sus tiempos, y su padre el Caballero Jedi Anakin Skywalker. Por su propia seguridad Leia fue separada de su hermano Luke Skywalker y fue llevada en secreto a Alderaan. El ex senador y virrey de este planeta era Bail Organa, el cual le puso su apellido y la adoptó como hija propia. Leia vivió en Alderaan y a la edad de dieciocho años, lo representó ante el Senado Imperial.


Por otra parte la princesa Leia era una agente rebelde y su planeta era parte de la Alianza Rebelde contra el Imperio. Bail Organa fue uno de los miembros fundadores de este movimiento rebelde. La colaboración de Leia hacia esta causa residía fundamentalmente en la dura tarea de encontrar gobiernos y sistemas que se unieran a ellos en su lucha. Este trabajo lo llevó a cabo con mucha eficacia, demostrando unas dotes diplomáticas y un poder de convicción excepcionales.

Pero llegó un momento en el que el Emperador decidió acabar con la rebelión de un solo golpe y a través del miedo: creó la Estrella de la Muerte, una estación espacial armada capaz de destruir mundos.


La rebelión se puso en marcha de inmediato, y lograron robar los planos técnicos de la superarma con la esperanza de encontrar un punto débil y destruirla.


Mientras Leia se embarcó en la búsqueda de un viejo compañero de su padre adoptivo, el general y Caballero Jedi Obi-Wan Kenobi, en el remoto planeta Tatooine. De camino a Tatooine, los agentes rebeldes no tuvieron otra opción que transmitirle los planos a la princesa, pues el Lord Oscuro del Sith Darth Vader iba detrás de ellos eficazmente implacable.





La nave diplomática de Leia, la Tantive IV fue interceptada por el Destructor Estelar imperial de Darth Vader en la órbita de Tatooine. La tripulación fue aniquilada o apresada. Leia consiguió salvar los planos, guardándolos en la memoria del androide R2-D2. Este, junto al androide de protocolo C-3PO abandonaron la nave capturada y se dirigieron a Tatooine, con la misión de entregar los planos a Kenobi.


Leia fue capturada y Vader la trasladó a la Estrella de la Muerte, donde fue encarcelada. Vader la interrogó personalmente y lea plicó diversos tipos de tortura, pero ella nunca reveló la ubicación de la base rebelde.

Ante tal fracaso, el dirigente de la estación espacial, el Gran Moff Tarkin optó por presionarla de otra manera: si Leia no daba la ubicación de la base, la Estrella de la Muerte destruiría Alderaan. Leia no pudo más que echarse un farol, y aunque Tarkin le creyó, Alderaan fue destruido junto con Bail Organa. Este atentado hundió a la princesa y senadora de un planeta que ya no existía.


Cuando Tarkin descubrió que Leia le había mentido ordenó su ejecución. Pero lo que nadie esperaba es que los androides de Leia hubieran conseguido encontrar a Obi-Wan Kenobi, quien acompañado por el joven Luke Skywalker y usando los servicios de los contrabandistas Han Solo y Chewbacca, se dirigían a Alderaan para entregarle los planos a Leia y a Bail.


La nave, el Halcón Milenario fue capturado por la estación espacial, pero esta variopinta pandilla consiguió rescatar a la princesa y huir con los planos a la base rebelde en la cuarta luna del planeta Yavin. El coste de este rescate fue la muerte de Kenobi.

Durante el trayecto a Yavin, Leia conoció bien a sus "rescatadores". Su primer choque con el corelliano Han empezó mal, no obstante hacia el joven Luke sentía un amor extraño que no había sentido nunca hacia alguien.


Los rebeldes encontraron un punto débil y lanzaron un desesperado ataque contra la estación espacial, antes de que esta destruyera la luna. Contra todo pronóstico, Luke Skywalker acabó con la infame superarma y la rebelión se anotó su primera gran victoria contra el Imperio.

Lo que siguió fue una cantidad cada vez mayor de mundos que, tras lo sucedido, apoyaron la causa rebelde. Estos, trasladaron su base al remoto mundo helado de Hoth.

Pero Darth Vader, furioso con lo ocurrido en la Batalla de Yavin, buscaba desesperadamente acabar con los rebeldes y capturar al joven Skywalker. Localizó la base y lanzó un ataque que derrotó a la Alianza y les obligó a evacuar.


Leia consiguió escapar en el Halcón Milenario junto a Han Solo, Chewbacca y C-3PO. Pero Vader quería esa nave a toda costa, y lo que siguió fue una persecución sin cuartel de todo un escuadrón de Destructores imperiales contra un carguero averiado. En esta situación, Leia pasó de odiar al corelliano Solo, a amarle.

Pero no había tiempo para romances, por lo que en cuanto tuvieron la oportunidad, los fugitivos escaparon del escuadrón de Vader y se dirigieron a Bespin, en busca de la ayuda de un viejo colega de Han.

Lo que no sabían es que Vader había contratado los servicios de los cazarrecompensas para encontrarles, y Boba Fett les siguió la pista.


Cuando llegaron a la Ciudad Nube de Bespin, fueron cordialmente recibidos por Lando Calrissian, quien se vio obligado a entregarlos al Imperio a pesar de su amistad con Solo. Leia tuvo que ver como Han era congelado en carbonita y entregado a Boba Fett.

A pesar de que Lando finalmente dio la vuelta a la situación y trataron de rescatar a Han, todo fue en vano, Fett se lo llevó a Tatooine para entregarlo a Jabba el Hutt.

Tuvieron que huir como pudieron de la Ciudad Nube, rescatando a un malherido Luke por el camino.

Al año siguiente, Leia se embarcó en la misión de rescatar a Han del Palacio de Jabba en Tatooine. Con la ayuda de Luke, Lando, Chewie y los androides, Leia consiguió infiltrarse en la guarida del gángster disfrazada de cazador de recompensas ubés.

Consiguió descongelar a Han, pero fueron pillados infraganti, y Han acabó en una mazmorra y Leia tuvo que rebajarse a ser la esclava del Hutt.

Por suerte, la intervención del cada vez más poderoso Jedi Luke, consiguió girar las tornas, y aprovechando la confusión de la pelea, Leia estranguló al viscoso Jabba acabando con su vida.




Después de esta hazaña, volvió con sus amigos a la rebelión, para embarcarse en la misión definitiva contra Palpatine: el Imperio había construido una nueva Estrella de la Muerte y había que destruirla a toda costa, aprovechando que el Emperador se encontraba a bordo. Toda la estrategia vino de manos de los espías bothan. El Alto Mando formó un comando que destruiría el blindaje deflector que protegía a la desarmada estación espacial desde la cercana luna de Endor. Una vez desactivado, la flota rebelde haría acto de presencia, lanzando sus cazas en la superestructura y destruyendo el reactor principal para provocar una reacción en cadena.


El grupo que aterrizaría en Endor estaba dirigido por el recién nombrado general Han Solo. Asombrada, Leia se unió a él, al igual que Chewie, Luke y los androides. Por su parte, Lando Calrissian, también nombrado general dirigiría el grupo de cazas.

En Endor, Leia utilizó sus habilidades diplomáticas para ganarse la confianza de los nativos, los pequeños ewoks. Durante su estancia en la arborícola aldea ewok, Luke reveló a Leia que él era hijo de Darth Vader. Leia, horrorizada apenas tuvo tiempo de asimilar nada, pues Luke tenía aún más información: eran hermanos. Luke era su hermano y Darth Vader su padre. Por muy descabellado que sonara, Leia sabía de algún modo que era verdad.

Pero seguían estando en Endor, tratando de convencer a los primitivos ewoks. Gracias a ellos, consiguieron sembrar el caos en la guarnición imperial, el suficiente para destruir el generador del escudo.

Lo que siguió al poco tiempo, fue una enorme deflagración que consumió a la Estrella de la Muerte. Leia pudo respirar por fin tras largos años de guerra, sabiendo que Palpatine estaba muerto, que su hermano estaba vivo, y su amado seguía con ella. Pero no todo acababa ahí, y Leia lo sabía, a pesar de haberle cortado la cabeza y haber causado graves daños a la flota, el Imperio seguía estando allí y había que echarlo de Coruscant y establecer de nuevo la República,y Leia no podía permanecer al margen del sistema político. Poco tiempo después se casa con el corelliano Han Solo. De esa unión tienen tres hijos: Los gemelos Jacen y Jaina y el pequeño Anakin. Le pusieron Anakin como nombre en memoria de su abuelo (Anakin Skywalker).






INFORMACIÓN


RAZA HUMANA

SEXO MUJER

ESTATURA 1,55 m.

TÍTULO

Princesa de Alderaan

Senadora Imperial por Alderaan

Diplomática de la Nueva República

Jefa de Estado de la Nueva República

Líder de la Alianza Rebelde


NACIONALIDAD

Alderaan, nacida en Polis Massa


AFILIACIÓN

Senado Imperial

Alianza Rebelde

Nueva orden Jedi

Nueva República

Alianza Galáctica







3 comentarios:

chulita dijo...

es la mejor!!!!

Seductor dijo...

Es una encantadora mujer y tan seductora que casi seduce a su propio hermano sin saberlo.

FlorchuLu dijo...

la adoro,justo ahoraa la estoy mirando,es hermosa