.....................................

viernes, 8 de octubre de 2010



ACKLAY






El fiero acklay, una sorprendentemente ágil furia de afiladas garras y puntiagudos colmillos, era una de las tres criaturas soltadas en la arena de ejecución geonosiana, dispuestas a matar a Anakin Skywalker, Padmé Amidala y Obi-Wan Kenobi. Los picadores geonosianos condujeron al Acklay contra Obi-Wan Kenobi, que fue capaz de superar a la bestia. Un torpe, aunque poderoso ataque de una de sus garras rompió las cadenas que retenían a Kenobi. La bestia continuó persiguiendo al caballero Jedi, plagando de agujeros la apisonada arena con sus furiosas acometidas. Ignorando, incluso, el lanzamiento de una lanza y destrozando el proyectil con rabia animal.








Cuando la ejecución se convirtió en una gigantesca trifulca entre los jedis y los droides de combate, el acklay vagaba por la superficie de la arena en frenesí. Mantuvo su acoso a Kenobi, quien finalmente fue capaz de silenciar sus terroríficos aullidos con unos habilidosos mandobles de sable de luz.








UNIVERSO EXPANDIDO

El acklay surgió originalmente de las fértiles selvas del planeta Vendaxa, un mundo con un denso ecosistema que ha producido depredadores de proporciones de pesadilla. El acklay es uno de los depredadores más letales del planeta Vendaxa. Los acklay son animales diurnos que cazan adormilados Lemnai nocturnos y les atraviesan con sus inmensas garras para roer la carne que esconden.

Estas criaturas caminan sobre sus seis patas que terminan en garras puntiagudas, sus afilados dientes son auténticos cuchillos que cortan casi cualquier cosa. Todas sus extremidades, incluido su cuello, son bastante largos y están protegidos por un exoesqueleto, a diferencia de su cuerpo el cual esta muy descubierto y sólo tiene los huesos estructurales. Si un depredador logra evitar sus extremidades y atacar el cuerpo del acklay, este está condenado a morir ya que su cuerpo es el punto débil en la lucha. Las extremidades de estas criaturas no son sensibles al dolor, por lo tanto cualquier herida que se les pueda causar, no hace mas que incrementar su ira. Los acklays son estrictamente diurnos ya que su visión tiende fallar cuando no hay luz adecuada.

Cuando los intereses extranjeros comenzaron a llegar a Geonosis en busca de droides y contratos tecnológicos, tuvieron la oportunidad de pagar al Archiduque con bestias exóticas que llenasen la arena de ejecución. Muchos acklays fueron exportados a Geonosis para luchar en contra de los mas diversos gladiadores de la Galaxia en la mítica Arena de Ejecución de Geonosis. Muchos acklays escaparon de sus jaulas y se reprodujeron y establecieron en el Mar Ebon convirtiéndose en el depredador dominante del lugar, cuando hubo una cantidad importante, atacaron las colonias de los geonosianos destruyéndolas por completo.

Algunos acklays que escaparon provocaron la muerte de colmenas enteras, y las rebeldes criaturas rápidamente se hicieron un hueco en la brutal ecología geonosiana. Así, han infestado las orillas poco profundas del Mar de Ebon, convirtiéndose en el depredador dominante del área.

El acklay está bien preparado para sobrevivir en los ambientes más adversos. Su alargado cráneo no sólo sirve para aumentar su imagen de agresividad, sino que además protege su vulnerable cuello de posibles ataques. Aunque el acklay no tiene una fuerte armadura, sus miembros son suficientemente largos como para golpear desde una distancia que le mantiene a salvo. Las pinzas delanteras del acklay son realmente dedos atrofiados cubiertos de una endurecida piel incapaz de sentir dolor.







TRAS LAS CÁMARAS

El acklay fue la respuesta a la petición de George Lucas de combinar las características de una mantis religiosa y un velociraptor para formar una mortal criatura de combate. En los primeros bocetos de diseño tenían una apariencia muy parecida a la de los dinosaurios, pero en refinamientos posteriores adquirió su apariencia de langosta. En un determinado punto, la criatura fue apodada "la dinolangosta".

Aprovechando la herencia crustácea del acklay, el director de animación Rob Coleman utilizó la criatura y a Obi-Wan Kenobi para rendir un tributo al clásico de Ray Harryhausen de 1961, “La Isla Misteriosa” (Mysterious Island), en la que un cangrejo gigante atrapa con sus pinzas a un hombre que le ataca con una lanza.








Acklay

Designación No inteligentes
Planeta origen Vendaxa
Medio Terrestres
Altura en edad adulta 3,05 metros
Dieta Carnivoros
Enemigo natural Lemnai
Color de la piel Desde verde a marrón
Particularidades Seis patas, Tres ojos, afiladas garras












.