.....................................

martes, 25 de agosto de 2009


SHMI SKYWALKER



Como ancestro conocido más antiguo de la familia Skywalker, Shmi Skywalker Lars fue la madre del Jedi/Sith Anakin Skywalker, así como la abuela paterna de Luke Skywalker y Leia Organa Solo.

Shmi fue vendida en calidad de esclava a una edad temprana. En el 42 ABY dio a luz a un hijo que llamó Anakin, que también sirvió como esclavo. Cuidó mucho a su hijo, y estaba dispuesta a hacer cualquier cosa para ayudarlo. Después de que Anakin tras ser liberado partiese para convertirse en un Jedi en 32 ABY, fue vendida a Cliegg Lars, quien la liberó y se casó con ella. Justo antes de las Guerras Clon, Shmi murió en brazos de su hijo después de ser brutalmente torturado por una banda de moradores de las arenas Tusken.


(72 ABY - 66 ABY)

Shmi nació en 72 ABY en un planeta desconocido. A la edad de seis años, Shmi y su familia se embarcaron en un viaje espacial a los Territorios del Borde Exterior, donde fueron capturados por los piratas y vendidos como esclavos.





La vida en esclavitud (66 ABY - 32 ABY)

Shmi tuvo una infancia difícil, llevada de un sistema a otro por varios maestros mientras ejercía como sirviente de la casa. Si bien algunos de estos maestros fueron crueles, otros fueron protectores como Pi-Lippa, quien enseñó a Shmi variadas. Pi-Lippa tuvo la intención de liberar a Shmi, pero tras su muerte, fue vendida nuevamente por sus familiares.

Alrededor de este tiempo Shmi descubrió que estaba embarazada y dio a luz a un hijo al que llamó Anakin. Shmi diría que su hijo fue concebido sin padre, pero no pudo explicar cómo sucedió. Sin embargo, ella aceptó con gusto su nacimiento y lo crió. Tres años después, Shmi y su hijo entraron en propiedad del señor del crimen Hutt Gardulla el Viejo en Tatooine. Gardulla era un amo cruel y tenía poca consideración por la seguridad de Shmi y su hijo.


Gardulla perdido la propiedad de ambos en una apuesta, Shmi y Anakin se convirtieron en propiedad del chatarrero Watto. Bajo el cuidado de Watto, que les concedía una vida sencilla, les fue permitido tener unas pocas posesiones personales. En los momentos en que no tenía que realizar las tareas que le diera Watto, Shmi pasaba la mayor parte de su tiempo preocupándose por su hijo. Ya fuera para recuperar piezas para Watto o por salirse de su camino para ayudar a alguien necesitado, Anakin a menudo logradaba meterse en problemas. Shmi poco pudo hacer para disuadirle de su tendencia, aunque ella empezó a temer que lo perdería algún día. En ocasiones, Anakin construía inventos para vender o los usaba para aligerar la carga de trabajo. Una de esas construcciones era un droide de protocolo usando piezas viejas que Anakin había encontrado y que logró reunir del depósito de chatarra de Watto.

Shmi se dio cuenta de las habilidades de Anakin y las escondió lo más que pudo de Watto, aunque no podía ocultar las referidas al pilotaje que de modo natural poseía Anakin. Después de descubrirlas casi por accidente, Watto permitió que el niño continuase su pilotaje, creyendo que podría obtener beneficios potenciales con ello. Anakin demostró ser un excelente piloto a pesar del hecho de que nunca había sido capaz de terminar una carrera. Para su alivio, Anakin lograba salir ileso, salvo por unas pocas magulladuras, aunque odiaba verlo pilotar.





El sueño de la madre

Un día Anakin regresó a la choza en que vivía con su madre acompañadp delmaestro Jedi Qui-Gon Jinn, y sus acompañantes de Naboo: Padmé Amidala, Jar Jar Binks y el droide astromecánico R2-D2. Shmi ofreció al grupo su hospitalidad y el lugar donde permanecer durante la tormenta de arena que rodeaba con furia Mos Espa. Como Anakin, Shmi en principio creyó que estos extranjeros llegaron a Tatooine para liberar a los esclavos. Resultó no ser el caso cuando le contaron su difícil situación que terminó dejándoles varados en Tatooine en una misión diplomática a Coruscant. Anakin se ofreció a ayudar a sus nuevos amigos en la reparación de la nace, formando un plan en el que Qui-Gon sería su patrocinador en la próxima carrera Boonta Eve Classic.
Mientras miraba a Anakin construir su Podracer, Shmi reveló a Qui-Gon el milagroso nacimiento de Anakin. Qui-Gon notó que la presencia en él de la Fuerza fera inusualmente fuerte.

Al día siguiente, Shmi acompañó al grupo al Clásico Boonta Eve. Antes del comienzo de la carrera, Qui-Gon hizo una apuesta con Watto pora obtener la libertad de Shmi y Anakin. Watto, sin embargo no aceptó, afirmando que ninguna vaina valía dos esclavos. Debido a su interés en el niño, Qui-Gon optó por liberar a Anakin para lo que utilizó sus poderes Jedi para manipular el dado que Watto había lanzado para decidir cuál de los dos esclavos sería liberado. Para su sorpresa Anakin ganó la carrera, y además, su libertad.

Después de asegurar las ganancias de la carrera, Qui-Gon informó a Shmi de la libertad de Anakin y de su intención de formar al niño como un Jedi. Fue el momento en que Shmi tuvo que tomar la decisión más difícil de su vida: dejar ir a su hijo. Reconfortado por Qui-Gon, vio como Anakin se preparaba para irse. Anakin se marchó con el Maestro Jedi, no sin antes prometer a su madre que volvería y la liberaría.





Libertad

Mientras que su hijo se entrenaba con los Jedi, Shmi permanecia al servicio de Watto que desde entonces había bajado el nivel de su brusco comportamiento, tratando a Shmi con más respeto del que antes tenía.

Finalmente, las empresas de Watto comenzaron a declinar debido a su excesivas apuestas en las carreras de Podraces, desacreditando aún más su reputación como chatarrero de éxito. Sus pérdidas eran tan altas que se vio obligado a vender a Shmi a Cliegg Lars, un granjero de humedad que se había enamorado de ella. Con su ayuda, Cliegg y su hijo Owen engañaron a Watto para que vendiera Shmi a cambio de una lente Tobal. Cuando Cliegg pidió a Shmi en matrimonio, ella encontró que se había enamorado de Cliegg, de quien quería ser parte de su vidas. Con ellos vivía una existencia tranquila, formando un fuerte vínculo de familia cariñosa.

Shmi solía decir a menudo a su nueva familia lo mucho que extrañaba a su hijo Anakin, contándoles historias de sus desventuras. A pesar de encontrar un lugar entre la familia Lars, Shmi deseaba ver a su hijo.
Durante sus años con la familia Lars, ella llevaba un diario donde se registran eventos casi todos los días. Este diario fue una posesión de su nieta Leia Organa Solo años después. De la lectura del diario, Leia adquirió el conocimiento de lo que su padre era antes de convertirse en Darth Vader y aprendió a perdonarlo.





Reunidos con Anakin y la muerte

Apenas un mes antes del inicio de las Guerras Clon, los Tusken comenzaron a atacar a las granjas de humedad periféricas. Una mañana, Shmi salió a recoger setas y fue capturada por un grupo de Tuskens en su camino a casa. Cliegg reunió un equipo de búsqueda en un intento de rescatarla, pero terminó perdiendo más de la mitad del equipo y su pierna derecha. Después de un mes, decidió abandonar la búsqueda, creyendo que Shmi estaría muerta. En realidad, Shmi aún seguía viva, severamente golpeada y deshidratada, aferrándose a sus recuerdos de Anakin en un esfuerzo para mantenerse viva. La resistencia de Shmi fascinaba a los Tusken, lo que les llevó a probar otros métodos de tortura, que sin embargo, sólo reforzaron su determinación de vivir lo suficiente para ver a su hijo.

Anakin sufría pesadillas con su madre, en las que percibía su dolor y sufrimiento. Incapaz de soportar por más tiempo, Anakin viajó a Tatooine para encontrarla, acompañado de Padmé Amidala y R2-D2. A su llegada a Mos Espa, Watto les informó que había vendido a Shmi a Cliegg Lars, quien la había liberado y casado con ella. En la granja Lars, se reencontró con su droide C-3PO, y la familia Lars. Con el corazón roto, Cliegg le contó la captura de Shmi y el intento de los colonos de rescatarla. Trató de convencer a Skywalker de la imposibilidad de encontrarla con vida, sin éxito. Anakin salió en su busca, dejando a Padmé al cuidado de los Lars.

Utilizando sus sentidos, Anakin consiguió localizar a su madre en el interior de un campamento de Tusken en una tienda de campaña, y con las señales de semanas de palizas. Después de liberarla de sus ataduras, los dos tienen una breve conversación. Anakin intenta consolarla en un vano esfuerzo por mantenerla viva. Con su último aliento, Shmi logró susurrar su amor por él antes de morir en sus brazos.

Anakin con el shock por su muerte desató la explosión de su largamente alimentada ira . En un ataque de furia, mató a todos los Tusken presentes, incluso, como confesó a Padmé más tarde, "las mujeres y los niños". Después de la masacre, volvió a la tienda para envolver su cuerpo, y la llevó de vuelta a la granja Lars, donde se celebró un pequeño funeral pequeño. Delante de su tumba, Anakin expresó su pesar por no haber podido salvarla, y prometió no permitir que nada de eso vuelva a suceder.





Legado

En el 19 ABY, Padmé, esposa de Anakin, dio a luz a Luke Skywalker y Leia Organa, muriendo poco después, al haber perdido las ganas de vivir, como resultado de que Anakin Skywalker, el hombre que amaba, se volviese hacia el lado oscuro. Los gemelos fueron separados por los Jedi: Leia fue adoptada por la pareja sin hijos formada por Bail Organa y su mujer, Luke fue adoptado por Owen y Beru Lars.

En el 8 DBY, Leia descubrió un diario de Shmi en el antiguo Cortijo Lars, ahora en posesión de la familia Darklighter. Al ver el diario, Leia aprendido acerca de la familia Skywalker antes de las Guerras Clon y descubrió como había muerto Shmi.

Un año después del descubrimiento de su diario, Leia dio a luz a los hijos de Han Solo, Jaina Solo y Jacen Solo. Durante el retorno del emperador, Leia dio a luz a su tercer hijo, Anakin Solo, que moriría durante la Misión a Myrkr. En el 27 DBY, Mara Jade Skywalker dio a luz al hijo de Luke Skywalker, Ben Skywalker. Diez años más tarde, Tenel Ka dio a luz al hijo de Jacen Solo, Allana.

En la época de la Segunda Guerra Civil Imperial, más de cien años después de la muerte de Shmi Skywalker, su legado y el nombre de su familia vivía a través de sus últimos descendientes conocidos: Nat Skywalker y su sobrino, Cade Skywalker.


Personalidad y rasgos

Shmi era amable y gentil, a pesar de sus años de esclavitud. Era generosa, dispuesta a sacrificarlo todo por su hijo. Ella amaba el cuidado de Anakin más que nada, y quería desesperadamente que él tuviese una vida mejor, sabedora de que había algo especial en él. Fue a causa de su amor y del sentimiento de que había un destino especial para Anakin por lo que le permitió ir a Coruscant para ser un Jedi, sabiendo que probablemente nunca volvería a verlo. Se preocupaba mucho por Cliegg Lars, su marido, tras la marcha de Anakin, así como por su hijo Owen Lars, a pesar de que él no era su verdadero hijo .

A pesar de que Watto había maltratado a Shmi y a su hijo durante años, todavía era capaz de ver lo bueno en él. Shmi le trató bien, demostrando una vez más su carácter amable y dispuesto a perdonar.

Al igual que su hijo, Shmi podría arreglar casi cualquier cosa. Fue uno de los antiguos amos de Shmi, Pi-Lippa, quien le enseñó sus habilidades a Shmi en diversas técnicas.



Detrás de las cámaras

El personaje fue interpretado por la actriz sueca Pernilla August en La Amenaza Fantasma y El Ataque de los Clones. Coincidentemente, se retrataba a la madre de otro individuo concebido milagrosamente, Jesucristo, por María.

El nombre Shmi Skywalker Lars »procede de Lakshmi, diosa hindú. También se asemeja mucho a la שְמִי palabra hebrea (Shmi pronunciado), que significa "mi nombre", haciendo de su nombre completo una frase: Mi nombre es Skywalker.






Shmi Skywalker Lars

Información biográfica

Planeta Tatooine

Nacida 72 BBY (37BrS)

Fallecimiento 22 BBY, en Tatooine


Descripción física

Especie Humanos

Género Mujer

Altura 1,63 metros

Color de cabello Marrón

Color de ojos Marrón


Informacion Cronológica y política


Era Auge de la época del Imperio

Afiliación Tienda Watto





.