.....................................

jueves, 2 de julio de 2009


DROIDES DE BATALLA





DROIDES DE BATALLA B1


Los Droides de Batalla B1 eran una serie de robots que se crearon por el financiamiento de la Tecno Unión y diseñados y construidos por los laboriosos geonosianos en enormes fábricas en el planeta Geonosis. Fueron comprados por la Federación de Comercio para defenderse de piratas espaciales. Estos estaban diseñados y eran producidos en masa por la empresa Taller de Blindaje Baktoide, que pertenecía a la Tecno Unión.

Los cobardes neimoidianos, temiendo algún tipo de rebelión entre sus propias filas de androides, se aseguraron dejándolos sin consciencia propia y haciendo que cada unidad respondiese al ordenador principal de cada una de sus enormes naves. En este momento Nute Gunray ordenó el bloqueo e invasión del planeta Naboo, el cual termina perdiendo por la tenacidad de Padmé Amidala.



Tiempo después sirvieron como armas de la Confederación de Sistemas Independientes en las Guerras Clon siendo destinados a variadas funcionalidades, gracias a su efectividad en planos de motricidad y sistemas de articulación, podian ser configurados para servir como pilotos, acarreadores, ingenieros u operadores de computadoras, a diferencia de otros modelos de Droides de combate fabricados completamente para el asalto en situación de batalla.

El despliegue de estos droides al combate tenia más porcentaje de efectividad si se realizaba en grandes cantidades, y para esto eran nesesarias diferentes plataformas de transporte para descender a la superficie, ya sea desde las Naves de Control en naves de desembarco C-9979 o dentro de vehículos portatropas pesados MTT's, y arremeter contra sus enemigos en batallas como la de Naboo y la de Geonosis.




Los droides de batalla B1 fueron utilizados masivamente en practicamete todas las batallas de las Guerras Clon. Entre las más importantes destacan las batallas en los siguientes planetas: Geonosis, Kashyyyk, Muunilinst, Utapau, Mygeeto, Saleucami, Cato Neimoidia, Orto, Mon Calamari, Dantooine, Coruscant, etc.

Al final de las Guerras Clon, una vez asesinados los líderes de la Confederación de Sistemas, Darth Vader ordenó la desactivación de todas las unidades autómatas de la CSI y junto con esto, todos los androides de batalla de la serie B.

El droide de batalla B1 representaba la columna vertebral de la Armada de la Federación de Comercio y, posteriormente, de la Armada Droide Separatista. Eran fabricados en gran cantidad durante la era del Alzamiento del Imperio, quizás los más numerosos soldados existentes en la historia de la galaxia. Estos eran capaces de actuar en panoramas hostiles para seres vivientes, como submarinos y espaciales. Estaban diseñados para superar a su enemigo, desarrollando tácticas que hiciesen prevalecer y utilizar su superioridad numérica con respecto al enemigo.




Sus cabezas estaban diseñadas para imitar la forma del cráneo de un neimoidiano. Estos eran físicamente idénticos a su predecesor, el droide de batalla serie OOM. Inicialmente, no estaban identificados con colores para establecer rango o funciones, situación que cambió con el devenir de la guerra.




Los B1 usualmente estaban dirigidos por un control central, localizado en una nave espacial o en una instalación dotada de gran protección. Esto permitía a sus amos tener un control mayor sobre las unidades droides y usarlas a su antojo. Sin embargo, a pesar de que estos controles operaban a gran distancia o estaban sumamente fortificados, representaba un punto débil, ya que si éste era destruido, los droides se desactivaban en el acto. Esto permitió la victoria sobre el ejército de la Federación en la Batalla de Naboo, en la que Anakin Skywalker destruyó la nave de control droide. Aquella derrota, generó el interés en el desarrollo de droides de batalla independientes, en respuesta a este suceso. A pesar de que las primeras generaciones eran totalmente dependientes de una computadora de control central, los modelos después de la invasión a Naboo mostraban cierto grado de independencia y personalidad.




En casos extremos, los droides desactivaban los electro-magnetos que mantenían sus articulaciones unidas y en movimiento. Esta debilidad en el droide fue aprovechada durante las Guerras Clón por los soldados clones, ya que comúnmente se veían enfrentados contra numerosas formaciones de droides.

Estos droides fueron diseñados para ser producidos a bajo costo y en cantidades masivas. Como resultado de esto, eran muy vulnerables ante el fuego enemigo y no tenían una inteligencia artificial demasiado desarrollada; pero su fuerza radicaba en su superioridad numérica, pues solían ser desplegados en grandes cantidades. Otros modelos de droides como el droideka o el super droide de batalla B2 eran mucho más caros que los B1, y por tanto, vistos en menores cantidades.

Iban equipados con armas de todo tipo, como el rifle blaster E-5; pistolas blaster; detonadores termales; etc. Se comunicaban en básico mediante una monótona y mecánica voz. Por la época de la Batalla de Naboo, sus voces variaban entre una unidad y otra, pero con la llegada de las Guerras Clónicas, esta se fue estandarizando en las nuevas unidades producidas.




Como se mencionó, los droides de batalla B1 empleaban sofisticadas técnicas de batalla cuando se encontraban en el campo. Masivos y organizados batallones se desplegaban, y raramente se les veía dispersarse para cubrirse; por lo que avanzaban directamente contra sus enemigos. Durante las Guerras Clón, el clamor de la batalla hizo que la programación del B1 mostrara ciertas mejoras. Sin embargo, aún sus reacciones eran lentas y su capacidad para decidir sobre acciones rápidas era leve. A pesar de su apariencia débil, los B1 eran capaces de enfrentarse con un enemigo en un combate mano a mano.


Tras la crisis de Naboo, donde las masivas tropas invasoras de la Federación de Comercio lideradas por el Virrey Nute Gunray desplegaron una gran cantidad de droides de batalla B1, ciertas leyes prohibirían el uso de armadas droides por parte de la Federación. A su vez, también se les restringió desarrollar armamento militar. La Federación de Comercio, a pesar de ello, reubicó sus centros de producción y laboratorios militares a territorios que se encontraban fuera de la legislación de la República como Geonosis.

Durante esta época, la Federación de Comercio comenzaría a recuperarse de la inmensa pérdida financiera ocasionada por el fiasco de Naboo. Nuevos modelos de droides de batalla serían desarrollados y nuevas generaciones de soldados fabricadas, tales como el super droide de batalla B2. A pesar de ello, el B1 no sería dejado de lado; éste sería rearmado y reajustado. Aprendiendo la lección de la destrucción de la nave de control sobre Naboo, la Federación de Comercio dotó al B1 con dispositivos de inteligencia artificial, que le permitirían operar sin una señal maestra. Los esféricos centros de las Naves de Control Droide serían rediseñados para operar desde tierra, lo cual los dotaba de una manera más fácil de ser defendidos.




Cuando la Federación de Comercio se unió a la Confederación de Sistemas Independientes, ellos se volvieron parte de las fuerzas Separatistas. Los B1 serían entonces los soldados más comunes que se podía observar dentro de las filas. Rumores de que se habrían fabricado en quinquillones corrieron por toda la galaxia.

Estos soldados participaron en muchas batallas, por no decir todas las que se desarrollaron durante las Guerras Clón. Campañas como Geonosis, Muunilinst, Christophsis, Teth, Rugosa, Coruscant o Tatooine, fueron algunas de las más representativas en las cuales el B1 jugó un rol preponderante por el número de unidades desplegadas. Otro evento importante a mencionar durante esta época, fue el sabotaje realizado a estos droides, por el cual mediante la adición de carvanium a la estructura del droide, estos caían derribados cuando eran alcanzados por cualquier disparo. Estos actos de sabotaje hicieron que el rango de efectividad de los clones con respecto a los droides variara de 1 clon por 20 droides a 1 clon por 50 droides durante el primer año de las Guerras Clón.


Tras la ejecución del Concilio Separatista por parte del nuevo aprendiz de Darth Sidious, Darth Vader, los B1 fueron desactivados. A pesar de ello, algunos serían reactivados para servir al Remanente de la Confederación. En los siguientes años, hechos aislados, ocasionarían que estos droides fueran activados, pero sin mayor repercusión. En la Batalla de Mustafar, el Separatista Gizor Dellso reactivó su ejército de droides; por lo que la Legión 501 fue enviada a reprimir el levantamiento. Las carencias demostradas por los droides de batalla B1 hacían que cualitativamente fueran superados por soldados vivientes, razón que pudo contribuir a que durante el Imperio Galáctico no se utilizara droides como principal elemento militar.





Ficha
Afiliación Federación de Comercio, Tecno Unión, CIS
manufacturado Autómata de Combate Baktoid
dimensiones 1.91 metros de altura
equipamento Dispositivo de Control a distancia
Armas Rifle bláster E5, Pistola Blaster
Transporte AAT, MTT, STAP
Apariciones Episodios I, II y III




-------------------


SUPER DROIDES DE BATALLA B2



Los super droides de batalla B2 eran efectivos droides de combate de los separatistas.

Son sencillamente droides de batalla mejorados, capaces de resistir el doble de impactos láser que los antiguos modelos B1. Tenían dos cañones incorporados a sus brazos y una doble coraza protectora, y eran diseñados y producidos en masa por la empresa Baktoid Armor Workshop, que pertenecía a la Tecno Unión.




Fueron usados por vez primera en Geonosis donde estaban siendo diseñados y manufacturados por los geonosianos y la Tecno Unión. Lucharon igualmente en Muunilinst y en Dantooine, así como en el resto de las Guerras Clon.

Acabadas las Guerras Clon, fueron desactivados por orden de Palpatine.

Sin embargo, no fue el final de estos droides. Durante la Guerra Yuuzhan Vong, la Alianza Galáctica empleó Super Droides de Batalla para combatir a los Yuuzhan Vong.




El super droide de batalla B2 era una versión mejorada del droide de batalla B1 dotado con mejor armadura y armamento. Los B2 serían utilizados por la Federación de Comercio y la Tecno Unión inicialmente, para luego formar parte de las fuerzas de la Confederación de Sistemas Independientes, compuestas casi en su totalidad por combatientes autómatas. Se sabe que años después, la Alianza Galáctica también usó algunas de estas unidades durante la Guerra Yuuzhan Vong.

Una de las principales debilidades en el diseño del droide de batalla B1 era su total dependencia de una Nave de Control Droide para su operatividad. Si las naves eran destruidas, los droides en batalla quedaban inutilizados. Para remediar esto, los super droides de batalla fueron diseñados para no ser dependientes de señal de control alguna y tenían una mayor independencia. A pesar de esto, el droide operaba mejor con una señal de comando. De otra manera, éstos dejarían de lado al enemigo una vez que éste estuviese fuera del rango visual del droide. Otra mejora con respecto a los otros droides era que el torso del súper droide de batalla B2 estaba cubierto con un blindaje más resistente y pesado, y tenía más fuerza en comparación con el modelo B1.

A diferencia de su predecesor, la delicada unidad de procesamiento y el receptor de señales estaban ubicados en lo más profundo de su torso, por lo que estaban más protegidos del fuego enemigo. Pequeños cañones láser duales estaban montados en su brazo derecho, con un sistema de disparo triple. A pesar de que podía utilizar otras armas, sus largos brazos le dificultaban la manipulación de pequeños blasters. En lugar de ello, éstos eran equipados con rifles bláster especiales, los cuales solo respondían a emisores de señales ubicados en sus manos. Cabe recalcar que para su desarrollo se utilizaron muchas de las partes del B1. Sus manos también estaban dotadas de equipo especial para terreno difícil, tales como garras para escalar. Como elemento de infantería, una escuadra de B2 infringía mucho más daño que sus predecesores. A pesar de su poderío, algunos modelos mostraron baja tolerancia ante el fuego o el calor, lo cual podía dañar seriamente sus circuitos.


Cuando éstos no estaban utilizando su brazo derecho para disparar, lo mantenían hacia arriba, como en posición de guardia. La mayoría de estos droides, después de la Batalla de Geonosis, fueron dotados de un dispositivo de comunicación que utilizaba un básico simplificado para que puedan contactarse entre sí.

El super droide de batalla B2, fue diseñado por la Tecno Unión utilizando el modelo del B1 para su desarrollo. Luego de que una serie de prototipos fueron probados, el Conde Dooku estableció un trato con Poggle el Menor, Archiduque de Geonosis, para producir este droide en masa. Muchas órdenes fueron colocadas en los planetas controlados por Baktoid y millones, hasta posiblemente billones, de B2 fueron producidos en las líneas de ensamblaje Separatistas. Sin embargo, a pesar de las ventajas y facilidades en su producción, éstos no fueron fabricados en la misma proporción que los B1.




Su primera aparición se dio durante la rebelión de comercio de Kashyyyk, en donde probaron ser un rival de cuidado para los guerreros Wookiees locales. Pero su verdadero uso en combate se dio en el estallido de las Guerras Clón, con la Batalla de Geonosis, donde fueron desplegados en grandes cantidades para acorralar a los Caballeros Jedi en una trampa diseñada en la arena Petranaki. Estos demostraron tener un temperamento mucho más violento, al punto de derribar unidades aliadas en caso de que representaran un estorbo para alcanzar a un objetivo. Estos representaron un difícil escollo para los soldados clones de la República y para los Jedi, quienes los consideraron un adversario más inteligente y duro de enfrentar.

Durante este conflicto, muchas variantes personalizadas se realizaron a este modelo, en función a tareas específicas a las cuales eran asignados. Uno de estos fue el de un droide programado para desenvolverse en combate mano a mano, por lo que estaba equipado con una protección más pesada y resistente. Estaba diseñado para recibir golpes de sables de luz y atacar a sus enemigos con garras eléctricas. Otra variante conocida estaba equipada con un lanzador de gas tóxico que se desplegó durante el ataque a la luna Ohma D’un de Naboo. También se cuenta al droide de asalto D-60, el cual fue utilizado en la Batalla de Cartao por las fuerzas Separatistas. A su vez, al droide estándar se le dotó de una variante de mochila cohete, creando otro tipo de droide conocido como el “droide saltador”.

Su rol durante las Guerras Clón fue preponderante, convirtiéndose en uno de los principales componentes del Ejército Droide Separatista. Éstos participaron el la mayoría de campañas que se desarrollaron, incluyendo Christophsis, Teth, Rugosa, Muunilinst, Coruscant, Kashyyyk e innumerables batallas a lo largo de la Galaxia. Finalmente, seguida a la ejecución del Concilio Separatista por parte del aprendiz de Darth Sidious, Darth Vader, las unidades droides fueron desactivadas para el final de la guerra.

Tras las Guerras Clón, unos comerciantes encontraron un almacén lleno de estos droides. Muchos de ellos fueron vendidos a pandillas o a señores del crimen como elementos para reforzar su seguridad. Otros serían utilizados por pequeños remanentes de la Confederación como protección personal. Mucho más adelante, durante la Guerra Yuuzhan Vong, muchos droides B2 fueron utilizados por la Alianza Galáctica, creando un grupo llamado los Panthacs Naranjas, quien luchó contra un destacamento de invasores en Mantessa.



Ficha
Afiliación Confederación de Sistemas Independientes
manufacturado Autómata de Combate Baktoid
dimensiones 1.93 metros de altura
equipamento Armadura reforzada
Armas Cañón láser dual integrado
Transporte - desconocido -
Apariciones Episodios II y III





.