.....................................

miércoles, 2 de diciembre de 2009



ESTRELLA DE LA MUERTE





La Estrella de la Muerte (en inglés: Death Star) es una superarma y estación espacial del tamaño de una luna pequeña, que aparece en la saga de Star Wars y su universo expandido.

Existe el detalle de que vista desde ciertos ángulos, Mimas, una de las lunas de Saturno, es muy parecida a La Estrella de la Muerte. Es solamente una coincidencia, ya que la primera película fue realizada tres años antes de que se fotografiara a Mimas por primera ocasión.



ESTRELLA DE LA MUERTE I

La Estrella de la Muerte I fue una gran estación espacial de combate con un diámetro de 160 kilómetros desarrollada por el Imperio Galáctico, diseñada para mantener la ley y el orden a través del Imperio con la amenaza de la destrucción planetaria.

Fue conocida inicialmente cómo el Arma Definitiva por los Separatistas antes de convertirse en la Iniciativa de Desarrollo de Planetoide Expedicionario de Combate cuando el Imperio retomó el proyecto en el 19 ABY.

La estructura básica de la estación era una esfera del tamaño de una luna pequeña, con una trinchera de un kilómetro de ancho alrededor de su ecuador. Era la verdadera encarnación de la Doctrina Tarkin.

La superestructura original planeada para la estación era 120 km de diámetro. Los 160km de diámetro del diseño final representan una revisión mark II de la superestructura. Cuando estaba siendo construida, se creía que ninguna super estación de batalla necesitaba ser mayor de 500km de diámetro. A pesar de esto, algunos expertos opinaban que debería tener 900km de diámetro y que los diseñadores de la segunda estrella de la muerte terminaron siguiendo su consejo.

La primera estrella de la muerte, tal como su sucesora, fue dividida en dos hemisferios, a su vez, estos subdivididos en 12 zonas de puentes controladores. En el hemisferio norte se encontraba el armamento principal de la estación, un temible superlaser. Esta arma tiene una apariencia externa cóncava de varios kilómetros. Cuando era activada, 8 diferentes rayos eran conectados, cada uno por un cristal a través del tubo acelerador de partículas amplificados a través de anillos, y juntándolos para formar uno de ocho rayos separados que se concentraban en un sólo punto para formar un único rayo superláser de increíble poder. La potencia podía ser ajustada para ser usada en la destrucción de una nave o de un planeta. La potencia para destruir naves podía ser recuperada en minutos, mientras para poder destruir planetas tardaba mucho mas tiempo, necesario para regenerar la energía. precisa. Este superláser era suficientemente poderoso para destruir incluso un planeta con escudo de un solo disparo.

Se decía que la Estrella de la Muerte comprendía ochenta y cuatro niveles separados, en fila de sur a norte. Cada nivel estaba separado en 257 subniveles. Un número nominal de subniveles se encontraban alrededor de la superficie de la esfera, abarcando los niveles en el interior.





Las instalaciones incluían parques, tiendas y otras comodidades para la tripulación humana, así como numerosas necesidades de mantenimiento como compactadores de desperdicios, entre ellos el conocido 3263827. Todo el casco del planetoide estaba cubierto de acero de quadanio.

La estación de combate también incluía dos motores subluz masivos en la sección media, así como un formidable sistema hiperimpulsor. Impulsado por 123 generadores individuales a una matriz de navegación, el hiperimpulsor clase 4 era suficientemente rápido para permitir a la Estrella de la Muerte viajar miles de años luz de Alderaan a Yavin IV en sólo unas pocas horas. Todos los ingenieros trabajando cerca del altamente radioactivo motor estaban obligados a utilizar trajes de radiación para mantener el daño por exposición al minimo. El Gran Moff Wilhuff Tarkin alguna vez comparó caminar en el interior de la Estrella de la Muerte como caminar dentro de las Cuevas de Corips, pero con tubería de iluminación y plastiacero remplazando el entorno natural.

Cerca del polo norte, una torre de cien metros fue construida y protegida casi hasta la impenetrabilidad por el Emperador para utilizarla como cuartel personal mientras estaba a bordo. El comando operativo de la estación tenia lugar en el cuarto de guerra, que incluía la sala de conferencias.

En algún momento, cerca de 1,7 millones de tripulantes de personal imperial (excluyendo droides) estuvieron a bordo de la estación de combate.

De acuerdo a otras fuentes, la estación espacial en realidad poseía otras 5,000 baterías turboláser, para un total de 15.000. Es posible que estas estadísticas fueran meramente un intento de desalentar posibles ataques.

Historia

Inicios separatistas





Los diseños técnicos iniciales de la Estrella de la Muerte, conocida por aquel entonces como el Arma Definitiva, fueron creados por Industrias Geonosianas y llamada así por ser una estación de combate similar a una esfera capaz de destruir las fuerzas y planetas bajo el control de la República Galáctica.

Poggle el Menor, líder de los geonosianos, devolvió los diseños secretos al Conde Dooku para evitar que cayesen en manos de los Jedi durante la Batalla de Geonosis. Dooku llevó los diseños de vuelta a Coruscant y se los entregó a Darth Sidious, su maestro. Estos planos sería posteriormente fusionados con la visión del Planetoide Expedicionario de Combate de Wilhuff Tarkin y Raith Sienar desarrollada años atrás.

En el 21 ABY, a comienzos de las Guerras Clon, Sidious ordenó a los geonosianos que comenzaran la construcción de la estación de combate. Cientos de miles de trabajadores gastaron su tiempo durante la guerra construyendo la estación espacial. Alrededor de cinco meses despues de la Batalla de Geonosis, Dooku paralizó parcialmente el proyecto a favor del Asesino de Planetas, pero lo retomó tras la demostración fallida de este arma debido al sabotaje de Mace Windu. En el 20 ABY, 17 meses después de comenzar la guerra, técnicos geonosianos fueron vistos en Zaadja trabajando en el diseño del Arma.

En el 19 ABY, el Canciller Supremo Palpatine mandó a la Legión 501 a Mygeeto para recoger muestras de energía que podrían ser usadas en el superláser de la estación. Durante las últimas semanas de la guerra, el Consejo Separatista debatieron cómo prolongar la guerra hasta que su arma secreta estuviese finalizada.


Construcción Imperial




Tras la destrucción del Consejo Separatista, en los finales de la Guerra Clon, los gremios privados separatistas fueron absueltos por los poderes del Imperio Galáctico, incluyendo el proyecto de la estación de batalla aún no terminada. La construcción fue renovada por supervisión Imperial, de manera que se pudiera asegurar el nuevo formado absoluto poder del Emperador Palpatine. Wilhuff Tarkin fue designado para dirigir el proyecto secreto en desarrollo. La creativa labor de Tarkin, y la idea planteada por ingenieros Imperiales de Palpatine, hicieron a la Estrella de la Muerte, el arma Principal del Imperio Galáctico, y símbolo suyo de temor y poder.

Para poder construir el superarma, y ganarse el agradecimiento del Emperador, Tarkin envió a Darth Vader a liderar una Invasión Imperial a Kashyyyk, donde lograron capturar a esclavos wookiees, que pudieran ayudar en la construcción de la estación. Estos wookiees serían posteriormente trasladados a Despayre, el sitio de construcción de la Estrella de la Muerte. Muchos de los fondos necesitados para la construcción vinieron del Departamento de Exploración de Sistemas, y el Departamento de Trabajos Públicos.

Sin embargo, el proyecto estaba casi listo antes de que iniciara formalmente. Aunque si bien mucha de la tecnología empleada en la Estrella de la Muerte era impresionante, el hecho de poder construirla probaba una dificultad mucho mayor a la que cualquiera hubiese sido capaz de imaginar. El proyecto se inició secretamente, en un periodo aproximado a diecinueve años, pero los protocolos de empleo de suministros en la construcción y otros problemas, hacían que el procedimiento se hiciese más lento. Otra cosa que entorpecía los esfuerzos de la construcción, aunque generalmente sin éxito, eran los sabotajes a la estación. La efectividad de verdadero trabajo arduo en la estación tomó menos de dos años, e involucraba recursos de cualquier rincón posible del Imperio para que el proyecto pudiese completarse.

Pero la dificultad particular observada por los ingenieros, era la construcción del masivo "superláser", el corazón principal de la estación armada. Para este momento, Tarkin ya había reunido a las más grandes mentes maestras de la galaxia (incluyendo a Tol Sivron, Qwi Xux, y a Bevel Lemelisk), y se construyó un modelo conceptual de prueba, en la Instalación de las Fauces. Este modelo conceptual se convertiría dentro de poco, el Prototipo de la Estrella de la Muerte.

Es desconocido todavía, cómo fue que el término "Estrella de la Muerte" surgió en el proyecto. La primera referencia conocida a la denominación para el proyecto, fue un memorándum en c. 5 ABY, escrito por el Inquisidor Imperial Ars Dangor, quien reemplazó temporal y formalmente a Wilhuff Tarkin, como supervisor total de la construcción. Una vez el Ministerio Imperial de Propaganda usó el término "Estrella de la Muerte", tuvo que quedarse de esa manera.

Inclusive antes de que la Estrella de la Muerte operara en su totalidad, sus bloques de detención comenzaron a llenarse de prisioneros. Opositores políticos, insurgentes rebeldes (los cuales estaban comenzando a organizarse), fuerzas de piratas peligrosas, e incluso algunos supervivientes de las casi extintas Fuerzas de Seguridad Realengo Naboo, quienes habían intentado detener sin éxito el magnicidio de su Reina, así como los myriad, otros enemigos del Nuevo Orden, que comenzaron a "desaparecer" de los grupos sociales sin explicación alguna, probablemente aprisionados en la Estrella de la Muerte.

En el año 2 ABY, cuatro individuos que poco después se convertirían en los líderes y fundadores de la Alianza Rebelde, fueron transferidos como prisioneros a la Estrella de la Muerte: los senadores Bail Organa, Garm Bel Iblis, y Mon Mothma, junto con el anterior General Jedi Rahm Kota. Palpatine había dado la orden de traslado a los cuatro para la estación de batalla, poco después de su captura en Corellia, planeando interrogarlos y torturarlos, y finalmente ejecutarlos públicamente. Este plan fue frustrado por el antiguo aprendiz Sith de Darth Vader, Galen Marek. Galen intentó rescatar a los rebeldes y finalmente tuvo que inmolarse al luchar contra el Emperador Palpatine, de manera que los líderes pudieran escapar de la estación.

Los soldados imperiales de la Legión 501, estaban entre aquellos asignados para la protección interior de la Estrella de la Muerte. Poco después de lo sucedido, tuvieron que confrontar una fuga masiva de las prisiones, lideradas por un padawan recluso. Un limitado número de reos fue capaz de obtener una visualización primaria y parcial técnica de la estación acorazada, la cual fue llevada posteriormente a un centro medicinal rebelde en Polis Massa. Tras este vergonzoso fracaso, la 501 fue reasignada a recuperar los datos.


Los planos perdidos





La historia referente a la adquisición de los planos técnicos por parte de la Alianza Rebelde es compleja, intrincada y no se conoce en su totalidad. Aunque se debió en gran parte a varios eventos fortuitos que poco a poco llevaron a descubrir su existencia. Si bien fueron robados tres partes de los esquemas técnicos de construcción, sólo combinados pudieron dar un análisis completo y las posibilidades de un hallazgo a un cierto punto débil.


Descubriendo la verdad

Todo empezó por unos informes de unos Rebeldes que escaparon de una prisión Imperial, ellos informan que muchos wookiees trabajan de esclavos en un proyecto secreto. El movimiento rebelde rescató unos wookiees que iban esclavos en una nave Imperial, de la computadora de esta nave se enteraron de un convoy de 3 naves Imperiales hacia el Planeta Orron III.

Se realizó un asalto a ese convoy (Batalla de Orron III) y antes de destruir las naves Imperiales, robaron unos satélites que transportaban. Los satélites robados fueron puestos en la base rebelde AX-235, oculta en una zona de asteroides, y gracias a estos satélites se interceptó una transmisión que mostraba un holograma de la estación espacial.

Por su parte, la Princesa Leia Organa también se enteró cuando en una misión humanitaria al Planeta Ralltiir rescató a un rebelde que le dijo que realmente existía La Estrella de la Muerte. Así los Rebeldes tras saber de la existencia organizaron varias misiones para obtener los planos y así saber como destruirla.


Reuniendo los esquemas

En la Batalla de Toprawa, la Alianza Rebelde atacó naves y bases imperiales en el Planeta Toprawa, lugar donde se diseño el superláser de la estrella de la muerte, y fue allí donde los rebeldes robaron los planos y los transmitieron al Tantive IV usando las mismas instalaciones Imperiales.

Mientras Mon Mothma encargó la Misión a Datura a Kyle Katarn un ex miembro del Imperio. Kyle con ayuda de Jan Ors, su piloto, y con sus conocimientos y contactos Imperiales logró entrar a la Base Imperial en Trid en el Planeta Danuta para robar los planos estructurales de la Estrella de la Muerte.

Toda esta información, junto con la que unos Rebeldes prófugos en la Estrella de la muerte lograron transmitir durante una revuelta hacia la Base Rebelde en Polis Massa, fue compilada y enviada al Tantive IV, y justo antes de que esta intentara reenviar la información al Crucero Mon Calamari Libertad, el Destructor Estelar Inmortal apareció e impidió la transmisión; por lo tanto el Tantive IV se dirigió a Tatooine para buscar la ayuda del General Jedi Obi-Wan Kenobi. Sin embargo el Imperio logró darse cuenta y el Destructor Estelar Devastador interceptó la nave justo sobre el planeta.


Batalla sobre y en Tatooine

Cuando Darth Vader y la 501 hicieron una inspección en el Tantive IV no encontraron ningún plano. En el último momento Leia, que conocía la importancia de la supervivencia de estos, los introdujo dentro del droide astromecánico R2-D2 que, junto con su compañero C-3PO, logró bajar hasta la superficie de Tatooine. Después de que Owen Lars, un granjero de humedad, les comprase a unos jawas, R2 sabía que se estaba acercando a encontrar a Kenobi. Acompañado por Luke Skywalker, el sobrino de Owen, el pequeño droide lo acabó encontrando.


La Destrucción de Alderaan

Después de ser capturada por Darth Vader, la princesa Leia fue acusada de espionaje y traición y llevada a la Estrella de la Muerte para ser interrogada, con el fin de averiguar la localización de la base secreta rebelde. Al demostrar ser bastante resistente a los métodos de tortura de Vader, el general Tarkin ordenó que la llevasen al comando central y la amenazó con destruir su planeta natal, Alderaan. Entonces Leia engañó deliberadamente a Tarkin, diciendo que la base rebelde estaba en el remoto planeta de Dantooine. Sin embargo, Tarkin pensó que Dantooine estaba "demasiado lejos para una demostración efectiva", y ordenó la destrucción de Alderaan mientras Leia observaba impotente. Miles de millones de personas murieron. El objetivo de esa acción fue difundir el mensaje de terror que el Imperio necesitaba para mantener a todos los sistemas planetarios bajo control.


Batalla de Yavin





Luke, Obi-Wan, Han Solo, Chewbacca, C-3PO y R2-D2, a bordo del Halcón Milenario, fueron capturados por un Rayo tractor después de que salieran del hiperespacio cerca de Alderaan y vieron a la Estrella de la Muerte. Se escondieron en varios compartimientos secretos en el buque mientras los stormtroopers los buscabn, y luego se dirigieron hasta la sala de control. Obi-Wan ideó un plan para liberar a la nave apagando el proyector del rayo tractor.

Después de enterarse de que la princesa estaba a bordo, Luke, Chewie, y Han se dirigieron a su bloque de celdas. Se las arreglaron para salir libres a pesar de ser atacados por stormtroopers. Huyeron por una entrada de la basura, y, pese a ser casi aplastados por las paredes, R2 consiguió apagar el triturador de basura y asi pudieron escapar. De vuelta al Halcón, los descubrieron una compañía de stormtroopers. Los soldados fueron distraídos por el duelo entre Obi-Wan y Darth Vader, lo que les permitió acceder a la nave y despegar. Después se dirigieron a Yavin IV. Allí, R2-D2 subió los datos y el táctico de la Alianza Jan Dodonna encontró una debilidad en la estación: un puerto de escape de gases sin blindaje que, en caso de que impactara un Torpedo de protones, se produciría una reacción en cadena y se podría aniquilar la estación de batalla. La Estrella de la Muerte fue destruida cuando estaba en condiciones de destruir la base rebelde recientemente descubierta en la cuarta luna Yavin por Luke Skywalker quien, con la ayuda de La Fuerza, disparó con éxito dos torpedos de protones en el conducto de escape que fueron directamente al reactor principal de la Estrella de la Muerte. Yavin IV habría sido destruido por la Estrella de la Muerte unos segundos antes de no haber sido por las vacilaciones del oficial de artillería Tenn Graneet, quien retrasó el lanzamiento a causa de su pesar por la destrucción de Alderaan, a pesar de que era leal al Imperio. Él le dijo a su equipo que no dispararan aún, y sin saberlo, le dio el tiempo necesario a la Alianza Rebelde para destruir con éxito la estación de batalla. El reactor explotó, destruyendo la estación de batalla y matando a todos los que estaban a bordo, incluyendo al Gran Moff Wilhuff Tarkin. Este sería un momento decisivo para la rebelión y para el joven Luke Skywalker, quien dio su primer punto en la historia galáctica. A pesar de que el Imperio seguía teniendo un poder militar destacado en la galaxia, esta gran victoria de la Alianza hizo que ganaran credibilidad y apoyo en su lucha por la libertad. En los meses siguientes a la batalla, miles de sistemas estelares se unieron a la Alianza, lo que hizo que ganara una gran importancia en la Guerra Civil Galáctica.



Tras las cámaras

El juego de rol de West End Games alegó que la primera Estrella de la Muerte tiene un diámetro de 120 kilómetros.

El libro de hechos Star Wars: Incredible Cross-Sections y la escala detallada de la estación en la película muestran que la Estrella de la Muerte tenía en realidad 160 kilómetros de diámetro. Sin embargo, de acuerdo a las declaraciones hechas por Grant McCune, jefe de construcción de maquetas para la película, la escala utilizada en la película para la Estrella de la Muerte fue 1:180,000. La maqueta de la Estrella de la Muerte tenía 120 centímetros de diámetro, lo que indica que se pretendía que la Estrella de la Muerte tuviera 216 kilómetros de diámetro.

En la producción temprana de la película original, se diseñó que el plato cóncavo estuviera en el ecuador, pero posteriormente se decidió que estuviera en el hemisferio “norte”. Sin embargo, este viejo diseño aun se puede ver en las animaciones cuadriculadas de los planos vistos en la película. Esto es por que la animación fue creada antes de que los diseñadores decidieran cambiarlo, quedando así un error de continuidad. La explicación de que los planos muestran una versión anterior es inválida, ya que el plan original en El Ataque de los Clones muestra la forma “posterior”.

En el comentario del DVD de La Venganza de los Sith, Lucas hace un comentario de que la Estrella de la Muerte vista al final era la primera Estrella de la Muerte. Él explica que esto se debió a disputas sindicales y problemas de abastecimiento (de manera intrigante, los personajes principales del cortometraje Clerks de Kevin Smith especulan con cierto detalle sobre si los trabajadores imperiales eran sindicalizados o subcontratados que puede o no, ser una broma de Lucas). Esto ha entrado en conflicto con otras fuentes en el canon Star Wars, incluyendo Jedi Search y Champions of the Force. Estas fuentes explican que lo visto en La Venganza de los Sith es un prototipo de la Estrella de la Muerte vista en Una Nueva Esperanza. La continuidad retroactiva de The New Essential Chronology declara que la segunda es un prototipo experimental para que el superlaser se instale en la primera. Sin embargo, la Estrella de la Muerte que se muestra al final de La Venganza de los Sith es de hecho la primera Estrella de la Muerte.

Una novela, escrita por Michael Reaves y Steve Perry, fue lanzada en octubre de 2007 y explica completamente los eventos ocurridos dentro y alrededor de la Estrella de la Muerte, durante su construcción, lanzamiento y eventual destrucción.

En muchos videojuegos, particularmente la trilogía Rogue Squadron, el jugador tiene que evadir muchos obstáculos y dar varias vueltas cuando se vuela dentro de la trinchera de la Estrella de la Muerte. El esquema/diseño de la Estrella de la Muerte no muestra objetos ni vueltas en la trinchera y la apariencia de la trinchera en estos videojuegos se considera no canónica.


Historia no canónica

En el cómic no canónico Star Wars Infinities: A New Hope, el ataque a la estación de batalla falla y el Imperio se las arregla para alejar a las fuerzas Rebeldes. Cinco años después, la Estrella de la Muerte es renombrada la "Estrella de la Justicia" para celebrar el quinto aniversario de la derrota Rebelde y se convierte en una sede de gobierno móvil para el recién restaurado Senado Imperial.

La Estrella de la Justicia viajaba de un sistema a otro, remplazando efectivamente a Coruscant como el centro del Imperio. En un increíble despliegue de simbolismo, la Estrella de la Justicia fue colocada en frente del sol de Coruscant, eclipsándolo y, por tanto, siendo considerada como un símbolo brillante de una nueva fuente de luz para la galaxia.

Sin embargo, el símbolo vivió poco, ya que Yoda y R2-D2 comandaron la Estrella de la Justicia, y la usaron para atacar la Flota Imperial. Una vez que la flota fue destruida, enviaron a la estación de batalla contra la superficie de Coruscant, matando al Emperador Palpatine y destruyendo la masiva superarma.






Estrella de la Muerte I

Información de producción

Fabricante Departamento Imperial de Investigación Militar

Modelo Estrella de la Muerte

Clase Estación de combate móvil de Espacio Profundo


Especificaciones técnicas

Longitud 160 kilometros

Altura 160 kilometros

Velocidad 10 MGLT

Unidades de motor Motores subluz 30-5 de Sepma (2)

Tipo de hipermotor Clase 4.0

Sistema hiperimpulsor Generadores de hipermotor SSP06 de Isu-Sim (123)

Planta de energía Reactor de hipermateria SFS-CR27200 de Sistemas de Flotas Sienar

Armamento

* Rayo Superláser de Parabólica Cóncava (1) Alcance: 47.060.000 kilometros
* Baterías de turboláser D6 de Taim y Bak (5.000)
* Turbolásers pesados XX-9 de Taim y Bak (5.000)
* Cañones láser L-s 4.9 de SFS (2.500)
* Cañones de iones MS-1 de Borstel (2.500)
* Cañones láser SB-920
* Generadores de rayo tractor de Phylon (768)
* Blásters de carga de partículas
* Cañones magnéticos
* Torpedos de protones banks
* Cañones de superficie


Complementos

* Cazas estelares (7.000)
* Cruceros de Ataque (4)
* Lanzaderas de Asalto (3.600)
* AT-ATs (1.400)
* AT-STs (1.400)
* Naves de desembarco (1.860)

Tripulación

* Miembros de la tripulación a tiempo completo (342.953)
* Oficiales (27.048)
* Tropas (607.360)
* Pilotos (167.216)
* Tripulación de apoyo y mantenimiento (285.675)
* Droides de apoyo (400.000)
* Soldados de asalto (25.984; dependiendo de despliegue)
* Artilleros (57.278)
* Personal de apoyo a las Naves estelares (42.782)

Pasajeros 843.342


Información de emplazamiento

Eras


* Era del Alzamiento del Imperio
* Era de la Rebelión

Afiliación Imperio Galáctico

Vista por primera vez 19 ABY

Destrucción 0 ABY/DBY

Batallas/eventos

* Batalla en la Estrella de la Muerte I
* Destrucción de Alderaan
* Batalla de Yavin


Tripulantes conocidos

Moradmin Bast

Capitanes

* Gran Moff Wilhuff Tarkin
* Almirante Conan Motti
* Alto General Cassio Tagge


Lugares de Interés Sala del Trono del Emperador



ESTRELLA DE LA MUERTE II





La Estrella de la Muerte II fue la segunda estación de combate construida por el Imperio Galáctico. Con un diámetro de 900 km, superó por mucho el tamaño de su predecesora la Estrella de la Muerte I, su construcción fue impulsada por el Emperador Palpatine después de la destrucción de la primera en la Batalla de Yavin, con intención de usarla como pieza clave de la trampa que preparó para acabar con la Alianza Rebelde y dejar la Galaxia en manos del Imperio.

El superláser de la Estrella de la Muerte II se mostró en perfecto funcionamiento antes de que la estación estuviera terminada, sorprendiendo a los cazas de la Alianza durante la Batalla de Endor. El comando de tierra en la Luna de Endor se las arregló para desactivar el escudo deflector que protegía la estación, permitiendo a la flota Rebelde penetrar en ella y destruirla desde el interior, marcando así el inicio de la caída del Imperio.

Al igual que su predecesora, la segunda Estrella de la Muerte estaba hecha de quadanio y dividida en dos hemisferios iguales, que a su vez estaban subdivididos en doce zonas. Por contra, la nueva versión de esta temible superarma, tenía el colosal diámetro de 900 km, dando muestra del enorme incremento de material e ingenio con respecto a la primera Estrella de la Muerte. Si se hubiera terminado, el planetoide habría dispuesto de un sistema de hiperpropulsión similar al original, compuesto de 123 generadores individuales (o más, dado su gran tamaño).





El segundo proyecto de la estación de combate también fue diseñado por el ingeniero Bevel Lemelisk, el diseñador del prototipo original. Lemelisk fue ejecutado por los defectos que cometió en el diseño final de la Estrella de la Muerte I, pero fue clonado por el Emperador Palpatine con la intención de rediseñar la superarma, corrigiendo las taras de la anterior estación. En la nueva versión, añadió miles de turboláseres mientras eliminaba cualquier punto débil exterior.

Las revisiones más importantes en el diseño de la Estrella de la Muerte realizadas por Lemelisk fueron detectar y erradicar los defectos técnicos del proyecto original que permitieron la destrucción de la estación durante la Batalla de Yavin. El primer cambio importante en el rediseño fue la supresión de la apertura de salida térmica la cual fue usada para detonar la reacción en cadena en el reactor principal, causando su explosión. Por razones de defensa, esta tobera fue sustituida en la nueva versión por miles de poros milimétricos esparcidos por la superficie de la estación, cada uno expulsaba el exceso de calor y gases en pequeñas cantidades al vacio. El nuevo sistema también sacó provecho de sofisticados sistemas de protección y precaución que sellarían los pequeños tubos en caso de un imprevisto exceso de calor o energía.





El segundo gran avance de la nueva estación fue la mejora de su superláser. Situado igualmente en el hemisferio norte, el equipamiento del nuevo cañón era mucho más potente que el anterior y solo necesitaba tres minutos para recargarse, en contraposición con las 24 horas que necesitaba el superláser de la primera estación. Además, mientras que la primera Estrella de la Muerte solo podía abrir fuego sobre objetivos muy grandes, tales como cuerpos planetarios, las mejoras de la superarma fueron incrementadas con la adición de una opción de fuego de baja potencia dirigido a objetivos que necesitaban de un afinamiento más preciso, sin perder su gran poder destructivo, para poder así atacar con toda su potencia de fuego sobre naves nodriza enemigas. El aumento del área superficial de la nueva estación permitía albergar un mayor número de unidades de armamento convencional, tales como turboláseres y otras baterías de defensa, para ser instaladas e incrementar aún más las ya impresionantes defensas de la Estrella de la Muerte.





Historia

Al contrario que con la primera Estrella de la Muerte del Imperio a la que le llevó diecinueve años hasta que estuvo lista para ser operativa,debido en parte a los problemas que tuvo con el diseño y también con los suministros de materiales, la nueva estación, mayor que la anterior, no precisó de tanto tiempo, tan solo de dos a cuatro años para entrar en funcionamiento. Durante los años que siguieron a la concepción del proyecto original, los métodos de construcción habían evolucionado mucho, ganando en rapidez, y también en eficiencia gracias a que los ingenieros imperiales se aseguraron en destinar suficiente espacio en la estación para el mayor número posible de droides de construcción auto-replicantes

El lugar para la construcción de la segunda Estrella de la Muerte permaneció oculto a la Alianza, no como el emplazamiento de la primera estación en Despayre. Después de las primeras etapas de la construcción, la nueva estación quedó al mando de Darth Vader durante el traslado a su nuevo lugar de construcción en el sistema Endor. Este sistema fue elegido debido a la masiva concentración de metales estratégicos en los planetas Dor, Eloggi y Megiddo, pero el verdadero lugar de construcción estaba en órbita geoestacionaria alrededor de la Luna Santuario, protegida por un potente escudo deflector emitido desde la superficie lunar.

Durante el traslado, Vader desvió la ruta de la Estrella de la Muerte para evitar la presencia Rebelde hacia el planeta D'rinba 4. El mundo fue presa del superláser de la estación, siendo el primer y único cuerpo planetario en ser destruido por la segunda Estrella de la Muerte.

En la nueva localización de la estación de combate, en el Sector Moddell los trabajos de construcción se reanudaron poco después de la llegada de la superarma. Reasignado desde su anterior cargo de Moff del Sector Quanta, el Moff Jerjerrod asumió la supervisión de las últimas etapas de la construcción.

Los recursos que no podían ser producidos localmente fueron trasportados desde mundos distantes al otro lado de la Galaxia a lo largo de la Vía Santuario, con algunos materiales enviados al lugar entre trescientos cargueros de la compañía civil Sistemas de Transporte Xizor del Príncipe Xizor. El Emperador Palpatine no solo previó la filtración por parte del Príncipe sobre el emplazamiento de la Estrella de la Muerte II a la Alianza Rebelde, sino que también les filtró su programa personal para que los rebeldes supiesen cuando iba a estar a bordo.




Cuando el computador central se dirigía hacia la nueva Estrella de la Muerte, llevada por el Supervisor Imperial Gurdun fue emboscado por el cazarrecompensas droide IG-88 ayudado de un escuadrón de stormtroopers droides construidos por el mismo en Mechis III. Fue IG-88A el que volcó su sistema informático en el núcleo del ordenador para así de ser la nueva estrella de la muerte, allí pondría su mente, su personalidad y su objetivo principal, realizar su Revolución Droide.

Cuando se instaló el computador y IG-88 despertó tomó el control de los sistemas informáticos a bordo de la estación y toda la Estrella de la Muerte II se convirtió en su cuerpo robótico. A pesar de los incidentes que provocaron las instrucciones llevadas a cabo de manera autónoma, solo fueron registrados como errores técnicos y fallos de sistema. El Emperador pudo darse cuenta de que algo extraño estaba sucediendo, cuando IG-88A se dedicó a gastarle bromas cerrándole las puertas en sus narices.

Inmediatamente después ocurrió la Batalla de Endor donde IG-88 con gusto destruyó naves rebeldes siguiendo las instrucciones que se le daban, pero justo cuando iba a tomar control de la situación fue destruida.




Adquiriendo los planos de la Estrella de la Muerte II

Los primeros bits de información relacionados con la construcción de la segunda Estrella de la Muerte se filtraron gracias al imperial tránsfuga Comandante Zaletta, con la esperanza de probar su integridad a la Alianza. Situado en una alta posición dentro de la jerarquía imperial, Zaletta tenía un amplio conocimiento de los proyectos imperiales. Informó a la Alianza acerca de las instalaciones de investigación imperiales en el sistema Kyat en donde se estaba probando un nuevo sistema de reactor experimental, que estaba relacionado con la Estrella de la Muerte. Después, les reveló que un gran convoy imperial estaba pasando a través del sistema Eidoloni. Se descubrió que el convoy que consistía en buques de carga XTS, estaba protegido por una gran escolta que incluía a los Destructores Estelares clase Victoria II Protector y Vanguardia, y estaban trasportando materiales de construcción. El convoy, desconocido para la Alianza por aquel entonces, se dirigía hacia el lugar de construcción de la Estrella de la Muerte II sobre la luna de Endor.




Los verdaderos planos concernientes a la existencia la Estrella de la Muerte y a su emplazamiento llegaron por primera vez a manos rebeldes a través de las taimadas maquinaciones del Príncipe Xizor, con el permiso del Emperador Palpatine, siendo probable que el mismo Emperador también hubiera tramado una conjura similar y dejó simplemente que Xizor creyera que era su propia idea para así utilizar al líder criminal como peón. Xizor filtró información del masivo proyecto de construcción, a escondidas del Imperio, a la Red de Espionaje Bothan a través de un contacto del Sol Negro, quien probablemente fue su ayudante personal, Guri. Los bothan intentaron primeramente descubrir más detalles sobre este proyecto sobornando a un oficial imperial de alto cargo para que les permitiera infiltrar un droide espía en la red informática de Coruscant que localizase y copiase los planos. Aunque el plan fracasó, se enteraron de que los detalles del proyecto estaban custodiados en ordenadores especiales protegidos, de los cuales uno de ellos estaba siendo transportado secretamente desde Coruscant a Bothawui en una nave camuflada bajo la apariencia de un simple carguero de fertilizantes. Koth Melan, uno de los líderes de la Red de Espionaje Bothan, decidió dar sus conocimientos a la Alianza a cambio de nada, en vez de vender la información tal y como se sabía que hacían los bothan, lleno de indignación y repugnado por la ejecución de su padre por el Imperio. Luke Skywalker y Dash Rendar, junto con un grupo de bothanos simpatizantes de la Alianza, planearon interceptar el carguero imperial Suprosa en Bothawi y robar el ordenador oculto.




Junto a Skywalker, a bordo de su Ala-X personal y a Rendar, en su Carguero ligero YT-2400 Jinete del Espacio, se les unieron una docena de Alas-Y pilotados por un escuadrón de bothanos y el piloto rebelde Ace Azzameen. Lograron interceptar con éxito al Suprosa a su salida del hiperespacio, pero pronto se dieron cuenta de que el aparente carguero indefenso estaba en realidad fuertemente armado y protegido mediante escudo y tenía órdenes de no rendir su cargamento sin luchar. El carguero se las arregló para lanzar un único Misil Diamante de Boro, que derribó a cuatro Alas-Y. Antes de que Skywalker y Azzamen consiguieiran dominar el carguero, seis Alas-Y fueron destruidas en total, incluidos los doce pilotos bothan que iban a bordo. Rendar bombardeo entonces al Suprosa junto con un grupo de bothanos dirigidos por Melan para capturar el ordenador. La resistencia del Suprosa estaba para asegurarse de que la Alianza que no creyera que había conseguido la información tan fácilmente, haciendo sospechar que la carga podría estar bajo peligro. Para prevenir la posible pérdida del superordenador mediante algún sistema de autodestrucción, Melan lo llevó al mundo colonial de los bothan Kothlis para desencriptarlo mediante un equipo especial. Ya en el interior de una casa segura en Kothlis, los técnicos bothan estaban trabajando en el ordenador y acababan de acceder a sus datos cuando un grupo de cazarecompensas irrumpió en la casa buscando a Skywalker, sin ser conscientes de la existencia del ordenador. Tan solo un bothan, Borsk Fey'lya, consiguió escapar de la casa y del planeta con el ordenador consigo a bordo de su lanzadera personal, El orgullo de Fey'la, justo cuando Darth Vader y su buque insignia Ejecutor acababa de llegar al sistema acompañado del Destructor Estelar clase Imperial II Vengador.

Vader había sido enviado por el Emperador a Kothlis para recoger a Skywalker, quien había sido hecho prisionero en el planeta por un grupo de cazarrecompensas, y también para aparentar que el Imperio estaba realmente preocupado por la pérdida del ordenador robado. La lanzadera transbordó al solitario bothan y al ordenador a la corbeta CR90 Razor, que estaba estacionada cerca de Kothlis II, un puesto de avanzada rebelde en órbita al planeta. Los dos destructores estelares destruyeron las instalaciones de Kothlis II, pero no consiguieron evitar que la Razor y los planos de la Estrella de la Muerte escapasen al hiperespacio. Sin embargo, el Vengador capturó enseguida la Razor poco tiempo después, aunque el bothan huyó desesperado con el superordenador a bordo de una cápsula de escape. La cápsula fue capturada por el crucero clase Acorazado Mercurio, del cual fue transferido al Crucero Estelar Mon Calamariano Independencia, en donde finalmente los datos fueron desencriptados de manera segura y se descubrió la existencia de la Estrella de la Muerte.

Para confirmar la reciente información adquirida sobre el propio terreno, un grupo de bothanos se infiltraron secretamente en el lugar de construcción en el sistema de Endor disfrazados de transportistas a bordo de tres cargueros. Allí, determinaron que en efecto el emplazamiento de la construcción estaba sobre la Luna del Bosque de Endor, que la estación de combate estaba protegida por un escudo de energía que provenía de la Luna Santuario y que el cañón de superláser principal no estaba todavía operativo, aunque este último dato se revelaría después como falso. A la vuelta de los bothan al punto de encuentro con la flota de la Alianza llevando consigo el informe de reconocimiento, fueron detenidos por el Destructor Estelar clase Imperial II Acusador y el Crucero Inmovilizador 418 Grappler que formaban parte de la Agencia Aduanera Imperial que patrullaba en busca de los espías. Un grupo de cazas Ala-X y Ala-Y incrustados al Crucero Estelar mon calamariano Libertad llegó al lugar y logró ahuyentar al crucero Interdictor, permitiendo a uno de los cargueros bothan escapar hacia la flota de la Alianza. Los otros dos cargueros restantes fueron destruidos por el Acusador y todos los bothan que iban a bordo murieron. Aun así, las muertes de tantos bothan sirvieron para que la Alianza pudiese coordinar el ataque que destruiría a la segunda Estrella de la Muerte.


Batalla de Endor




Poco después de saber la localización secreta de la inacaba segunda Estrella de la Muerte, la Alianza ideó un plan de ataque para asaltar la estación sobre la Luna de Endor. La estación estaba protegida de cualquier ataque por un escudo envolvente de energía proveniente de la superficie de la luna, que debía ser desactivado antes de que las fuerzas rebeldes alcanzaran la superestación.

Teniendo esto en cuenta, la Alianza dividió sus fuerzas en dos grupos, cada uno con un cometido específico. Un pequeño escuadrón, compuesto por el General Han Solo, Chewbacca, Leia Organa, Luke Skywalker, los droides C-3PO y R2-D2 y otros comandos rebeldes, fueron enviados a la superficie boscosa de la Luna de Endor, con la misión de desactivar el escudo deflector que hacía que la estación fuese impenetrable. La flota de la Alianza llegaría justo entonces para destruir el reactor principal de la Estrella de la Muerte desde el interior.

Finalmente, el equipo de tierra logró tras muchas dificultades destruir el generador de escudos, gracias también a la ayuda del pueblo nativo ewok, permitiendo al General Lando Calrissian y a numerosos cazas estelares de la flota rebelde penetrar en el interior de la incompleta superestructura a través de un estrecho pasaje que llevaba al corazón de la colosal estación, allí, Lando Calrissian y Wedge Antilles detonaron el núcleo del reactor de hipermateria mediante el lanzamiento combinado de misiles de impacto y torpedos de protones. La explosión generó una reacción en cadena que devastó por completo toda la estación.

La explosión del núcleo de hipermateria creó un mini agujero de gusano cuando esta colapsó. Algunos de los restos de la estación pasaron a través dicho agujero, incluido el guante derecho de Darth Vader. Mientras que algunos escombros terminaron en Mon Calamari, se cree que mucho más material se dispersó por toda la Galaxia. Se da por hecho que los restos que no entraron en el agujero permanecen en órbita o se precipitaron contra la superficie de la luna.




Detrás de las cámaras

Existen discrepancias respecto al tamaño de la Estrella de la Muerte II, que han generado mucha controversia. En un principio West End Games RPG declaró que la segunda Estrella de la Muerte tenía de un diámetro de 160 km. Desde entonces, la mayoría del material del Universo Expandido ha mantenido dicha cifra, aunque el libro de consulta Inside the Worlds of Star Wars Trilogy, a través de una minuciosa medición a escala de la estación en la película [1] y las declaraciones del diseñador de efectos especiales ILM Richard Edlund, muestran que la segunda Estrella de la Muerte tenía en realidad unos 900 kilómetros de diámetro.

Los datos de arriba pueden ser objeto de algunas discrepancias.





Estrella de la Muerte II

Información de producción

Fabricante Departamento Imperial de Desarrollo Militar

Modelo Estrella de la Muerte II estación de combate

Clase Estación de combate


Especificaciones técnicas

Longitud >900 km

Altura >900 km

Velocidad 20 MGLT

Tipo de hipermotor Clase 3

Planta de energía Sistemas Flota Sienar SFS-CR27200 reactor hipermateria

Armamento

* Reflector parabólico de superrayo láser (1)
* Baterías de turboláser (15.000)
* Baterías pesadas de turboláseres (15,000)
* Cañones (7.500)
* Cañonés de Iones (5.000)
* Rayo tractor generadores (768)

Complementos

* TIE cazas estelares (7.200: varios modelos)
* Naves principales (16)
* Lanzaderas clase Lambda (3.600)
* Naves Skipray (2.480)
* Naves de envios (1.860)
* Naves de apoyo (13.000):
o AT-ATs (1.400)
o AT-STs (1.400)
o Tanques flotantes (1.420)
o Aerodeslizadores (1.420)
o Devastadores VPAtr A5 (4.843)
o Comandos Base Móviles PX-4 (178)
o Fortalezas Flotantes HAVr A9 (355)


Información de emplazamiento

Planetas Principalmente en Endor

Órbita Móvil, geostacionaria

Funciónes

* Estación de combate
* Nave de guerra (Acorazado)
* Carguero

Eras Era de la Rebelión

Afiliación Imperio Galáctico

Construcción 3 DBY

Destrucción 4 DBY

Batallas/eventos Batalla de Endor

Capitánes Moff Jerjerrod

Lugares de Interés Sala del trono del Emperador









.