.....................................

lunes, 7 de septiembre de 2009


MAGNAGUARD IG-100





Los Magna Guardias IG-100, también conocidos como Droides de Combate Heurísticamente Programados Auto-Motivados eran una clase avanzada de droides de batalla que poseían cerebros electrónicos de la tecnología más desarrollada. Fueron programados para combatir eficientemente cuerpo a cuerpo y a larga distancia, además tenían la capacidad de adquirir experiencia propia en combate y mejorar su pericia. Acompañaron al General Grievous en sus campañas y le protegían de cualquier atentado, mientras el planificaba o comandaba batallas.

Estos magnaguardias comandaban muchas veces batallas en las Guerras Clon y poseian un gran armamento y siendo letales contra formaciones cerradas de soldados. Tienen una pistola lanzamisiles bulldog, un lanzador de radiación, veneno neurotóxico (afecta a los enemigos que se encuentran alrededor) y un droide de reconocimiento. Durante la Batalla de Coruscant una docena de Guardaespaldas ayudaron al General Grievous a secuestrar al Canciller Palpatine. Aunque 10 fueron destruidos, dos de sus más fieles unidades (IG-101 y IG-102) lograron sobrevivir y acompañarle en su nave capital La Mano Invisible. Pero tras infiltrarse Anakin Skywalker y Obi-Wan Kenobi, estas dos unidades son destruidas en el mismo puente de mando de la nave.






En el planeta Utapau, cuatro guardaespaldas iban a enfrentarse a Kenobi, tres de ellos fueron aniquilados rápidamente por el Jedi usando la Fuerza para desplomar una pesada estructura metálica sobre ellos, el otro quedó semiatrapado bajo el bloque e intentó alcanzar su electrovara, pero fue decapitado por Obi-Wan antes de que pudiera alcanzarla. Las pocas unidades que quedaron activas fueron desactivadas por orden de lord Sidious.


Años más tarde, durante el dominio del Imperio Galáctico, el geonosiano Gizor Dellso restauró algunos magnaguardias para que actuaran como sus tropas de élite en su ejército privado situado en Mustafar. No obstante, estas unidades fueron eliminadas cuando la 501 de Darth Vader destruyó la fábrica de Dellso por medio de un bombardeo orbital usando su destructor.

Algunos almirantes y moffs imperiales siguieron usando estos droides a modo de guardaespaldas.







Características


El MagnaGuard, de dos metros de altura, estaba realizado en metal, y llevaban capas de textil. La mayoría de MagnaGuards portaban electrobastones, pero algunos modelos también utilizaban a menudo armas especializadas tales como granadas, rifles de Bulldog, RD-4 y lanzadores de granadas. Ocasionalmente utilizaban otros dispositivos y equipos como un cable integrado en su brazo, o un dispositivo de recubrimiento personal o de las extremidades magnetizado. Al menos un MagnaGuard era conocido por tener la capacidad para extender su brazo varias veces su longitud normal, pero no se sabe si este MagnaGuards llegó a tener funcionalidad.

Estos androides fueron extraordinariamente resistentes en comparación con otros droides de la combate. Eran capaces de sobrevivir a la decapitación y fueron capaces de luchar de forma eficaz, incluso después de un daño tan extenso, debido a un fotorreceptor de copia de seguridad instalado en el pecho. También tuvieron la capacidad de hablar.







Historia

El MagnaGuards pasó al servicio de Grievous poco después de su transformación en un cyborg. Los MagnaGuards se utilizaron por primera vez en combate durante la Batalla de Parein II 4, donde un MagnaGuards de Grievous mató a un Jedi empujando su electrobastón a través de su garganta. El MagnaGuards demostró ser formidable, ser capaz de vencer a Jedis y soldados clon, y eran considerados por algunos como peores que los droidekas.

Durante la Segunda Batalla de Yagobah, el joven cazador de recompensas Boba Fett se encontró con dos MagnaGuards en la fortaleza de Mazariyan, acompañando a Grievous durante el conflicto. Fett, disfrazado de Durge con la ayuda de un holo-sudario, persiguió a los droides de batalla, y fue capaz de incapacitar momentáneamente a uno de ellos con un aturdidor de iones, aunque finalmente fue derrotado y dejado por muerto por Grievous.





Después de que Anakin Skywalker y Ahsoka Tano 's llegasen a Tatooine, fueron atacados por varios cazas Porax-38 pilotados por MagnaGuards. Anakin logró destruir a los androides en la superficie del planeta. En Tatooine, Ahsoka Tano, se enfrentó a tres MagnaGuards mas, mientras Anakin luchaba contra el Conde Dooku.

Los MagnaGuards también estuvieron presentes en el castillo de Grievous. Al regresar Grievous 's a su castillo, descubrió que su guardia de elite de MagnaGuards había sido desactivado misteriosamente. El Conde Dooku le alertó de la infiltración en su castillo del maestro Jedi Kit Fisto y su aprendiz Nahdar Vebb. Después de ser reactivado, un MagnaGuard fue enviado a destruir la lanzadera con un lanzador de cohetes, mientras que otro equipo fue enviado a destruir el Starfighter de Kit Fisto 's. Sin embargo, el droide astromecánico de Fisto pudo escapar con la nave fuera del planeta. Nahdar Vebb se dirigió hacia el General y destruyó toda la escolta de Grievous pero más tarde fue asesinado por el propio Grievous. Fisto logró escapar del castillo en su Jedi Starfighter.






Durante la Batalla de Boz Pity, los MagnaGuards fueron utilizados para el servicio de Dooku. Durante la batalla, dos de ellos distrajeron a Mace Windu el tiempo suficiente para que pudiese escapar el conde de, mientras uno de ellos casi mata a Asajj Ventress con un rifle blaster DC-15A bajo las órdenes de Dooku.

El escuadrón Delta se vio obligado a luchar contra varios MagnaGuards en Kashyyyk durante el rescate del jefe Wookiee Tarfful. Los comandos clon lograron destruir a los MagnaGuards con gran dificultad.

Anakin Skywalker y Obi-Wan Kenobi lucharon contra el IG-101 y GI-102 en el puente de mando del buque del General Grievous, el "Mano Invisible", poco tiempo después. Kenobi decapitó a su oponente, sólo para descubrir que el MagnaGuard era capaz de luchar hasta sin cabeza. Skywalker cortó por la mitadal droide con el que estaba luchando, y terminó destruyéndolo Kenobi.







Kenobi también se enfrentó a cuatro MagnaGuards en Utapau. Destruyó a tres de ellos de inmediato utilizando la Fuerza para arrojarles un gran bloque de metal encima. Un cuarto droide trató de llegar a su electrobastón pero fue decapitado por Kenobi.

A raíz de la masacre del Consejo separatista por parte de Darth Vader, a la orden de Darth Sidious, se desactivaron los MagnaGuards IG-100. Sin embargo, los geonosianos usaron MagnaGuards como parte de su ejército personal. Dos MagnaGuards fueron reactivados por el Imperio Galáctico para su uso como guardaespaldas, y rebautizados como NK-3. Otra pareja, IG-153 y GI-182 eran empleados del Grand Moff 4-8C.



Entrenamiento

Originalmente, los MagnaGuards se programaron en el óptimo conocimiento de las técnicas de combate. Grievous había borrado sus memorias y entrenó a todos individualmente en los siete estilos clásicos de lucha contra el sable de luz. Grievous no permitiría efectuar reparaciones a los droides, dañados a causa del uso, en la creencia de que sus numerosos rasguños y marcas de la batalla les daba un aspecto más intimidante para sus oponentes.



Tras las cámaras

El diseño fue propuesto inicialmente para el personaje de Grievous. George Lucas lo examinó y pidió que se desarrollase el aspecto final de Grievous a partir de él, quedando ese diseño para ser utilizado como MagnaGuard.








.