.....................................

lunes, 21 de diciembre de 2009



LOS LARS






CLIEGG LARS



Cliegg Lars era un modesto granjero de humedad de buen corazón que vivía en la granja Lars, cerca del poblado de Anchorhead. Durante un viaje rutinario al bullicioso puerto espacial de Mos Espa, Cliegg conoció a Shmi Skywalker, una esclava propiedad de Watto, y se enamoró de ella.

Cliegg compró la libertad de Shmi gastándose todos sus ahorros y poco después la hizo su esposa. Llevaron una vida tranquila durante varios años en la granja, luchando contra los duros elementos del desierto. Con Owen, el hijo de Cliegg de una unión anterior, y la novia de Owen, Beru Whitesun, la granja Lars era una diminuta isla de calor familiar en medio de un desierto sin fin.

Tal tranquilidad no podía durar. Una mañana temprano, Shmi estaba recogiendo setas en los vaporizadores situados en el perímetro de la granja cuando fue atacada y secuestrada por los salvajes guerreros tusken. Furioso, Cliegg reunió una partida de granjeros de humedad para adentrarse en el desierto y encontrarla. De los treinta granjeros sólo regresaron cuatro vivos.

Cliegg fue mutilado por los nómadas del desierto, perdiendo una pierna en la emboscada. A pesar del amor que sentía por su esposa, no pudo continuar la búsqueda debido a sus heridas, y se rindió a la posibilidad de que Shmi estuviese muerta. Cliegg no podía andar y yacía en una silla mecánica flotante con la que se movía.





Un mes después de esta tragedia, Anakin Skywalker llegó de improviso a la granja Lars abrumado por las pesadillas sobre la seguridad de su madre. El joven se encontró a un hombre extremadamente triste y desolado y con la movilidad muy limitada por sus heridas.

Cliegg le dio a Anakin las terribles noticias, pero el desafiante joven Jedi se negó a aceptar que Shmi hubiese muerto. Tomó prestada la moto calada de Owen y salió al desierto decidido a traer a su madre consigo.

Anakin regresó a la mañana siguiente con el cuerpo de Shmi. En un silencioso funeral, Shmi fue enterrada en la granja Lars. Cliegg le dio la despedida diciendo que Shmi era la compañera más cariñosa que ningún hombre podía tener jamás.





UNIVERSO EXPANDIDO

Cliegg nació en Tatooine hijo de una familia que durante generaciones trató de abrirse camino en los duros desiertos de Tatooine extrayendo agua de la atmósfera. A medida que iba creciendo empezó a cansarse de la dura vida en la granja. Como muchos jóvenes tenía ansias de ver mundo. El encanto de la vida en la ciudad fue demasiado tentador para Cliegg que, finalmente, cambió el penoso trabajo de la granja de sus padres por las brillantes luces del planeta del núcleo Ator. Allí conoció y se casó con una joven llamada Aika y tuvieron un hijo, un niño, al que llamaron Owen.

Pero la vida en la ciudad no era fácil, pues la joven pareja debía trabajar muy duro para poder criar al niño en las claustrofóbicas viviendas de distrito en que vivían. Las lecciones de responsabilidad y trabajo duro que le había enseñado su padre por fin calaron en él y decidió regresar a Tatooine seguro de que la vida en la granja era el entorno más apropiado para criar a Owen.

La tragedia le golpeó cuando Aika murió. Cliegg se trasladó a Tatooine con su hijo e hizo las paces con sus afligidos padres que ahora eran ancianos y no tardaron en morir. Cuando esto ocurrió, él se hizo cargo de la granja y trabajó duro para corregir sus errores de juventud, inculcando en su hijo un fuerte sentimiento de lealtad familiar.




Así, Owen se convirtió en un muchacho honesto y trabajador, sin la ambición e inquietud que habían marcado la juventud de su padre. Owen tenía pocos recuerdos de Ator, y todavía menos de su madre. Por lo que a él concernía, la granja de humedad era lo único que la dinastía de los Lars había conocido.




OWEN LARS



Owen tuvo que luchar para hacerse una vida en Tatooine desde muy joven. El hijo de Cliegg Lars, el granjero de humedad, valoraba las tradiciones de disciplina y trabajo duro. Cuando era joven, tuvo una visión muy clara de cómo quería que fuese esa vida y esa visión estaba profundamente enraizada en Tatooine.

Sus metas eran claras y alcanzables a través de la disciplina. Él convertiría la granja Lars en una granja productiva y viviría allí con su amor, Beru Whitesun.

Pero para complicar esta vida tan sencilla, apareció su sobrino. A petición de Obi-Wan Kenobi, Owen y Beru se convirtieron en los guardianes de Luke Skywalker, el hijo del hermanastro de Owen, Anakin Skywalker. Pero las actuaciones de Anakin y Obi-Wan tiñeron la opinión de Owen durante años.





Owen trató de educar a su sobrino como a un joven normal, ocultándole el hecho de que por sus venas corría sangre Jedi y que su heroico padre “muerto” no era un simple piloto de un carguero. El granjero trató de transmitir sus valores a Luke. Aunque era un guardián atento, la conducta de Owen era brusca y estricta, lo cual llevaba a menudo a la tensión entre él y su soñador sobrino. Era normal que Beru limase las diferencias entre Luke y Owen. Sin embargo, Owen no podía refrenar las ansias de Luke por vivir aventuras.

El joven Skywalker deseaba abandonar Tatooine y unirse a la academia Imperial para vivir entre las estrellas. Lars se lo prohibía, recordándole que era necesario en la granja de humedad. Cada año más de los amigos de Luke abandonaban el desértico planeta buscando futuros más brillantes.





Aunque Owen sentía que estaba estancando sus aspiraciones, lo cierto es que el viejo granjero no quería ver como el muchacho caía víctima del destino de Anakin.

Skywalker finalmente acabaría abandonando la granja, pero bajo trágicas circunstancias. Los soldados imperiales, buscando a los droides perdidos, arrasaron la granja Lars y mataron a Owen y Beru. Sin nada que lo uniese a Tatooine, abandonó el desértico planeta y empezó a caminar por el camino de la Caballería Jedi.






UNIVERSO EXPANDIDO

La única vida que Owen había conocido era la de la granja de humedad en Tatooine. Él apenas recordaba su planeta natal Ator o a su madre Aika, que murió siendo él muy niño. Creció en Tatooine y su padre, Cliegg, le enseñó disciplina, la importancia de la familia y responsabilidad. Fueron lecciones que Owen grabó profundamente en su corazón.

Cuando Cliegg se casó con Shmi Skywalker, Owen la consideró como su madre. Ella lo quería como si fuese su hijo, aunque a menudo hablaba de su otro hijo. Owen creció oyendo las historias del joven Anakin y se entristecía al ver lo incompleta que estaba su madre sin su verdadero hijo. Cuando era ya un hombre mayor, Owen mantenía un semblante severo, pero secretamente tenía un gran temor por el futuro de Luke.





Cuando el joven Skywalker demostró percepciones extrasensoriales encontrando una herramienta perdida sin buscarla, Owen regañó al muchacho.

Cuando Luke era adolescente, él y su amiga Windy hicieron una temeraria excursión al desierto para buscar una mascota dewback llamada Huey. Los dos chiquillos huyeron asustados por un dragón krayt y se perdieron en las planicies. Obi-Wan Kenobi acudió a su rescate y los llevó de vuelta a la granja Lars. Owen estaba furioso, pero no con Luke. Él le gritó a Kenobi y le instó a dejar su propiedad y no volver a ella nunca más.





BERU LARS


Las aspiraciones de la joven y tímida Beru Whitesun no se aventuraban más allá de los horizontes de Tatooine. Ella estaba contenta con su matrimonio con Owen Lars y llevar la dura vida de un granjero de humedad. Junto con su marido, trabajó duramente y con orgullo bajo las duras condiciones estación tras estación, en un decidido esfuerzo para extraer las tan preciadas unidades de agua del árido entorno.





Beru también ejerció las funciones de guardián y madre sustituta del joven Luke Skywalker y repetida y abiertamente apoyaba su sueño de unirse junto con sus amigos a la academia.

Beru cayó víctima del Imperio cuando las tropas de asalto atacaron la granja familiar en busca de unos androides que se pensaba que tenían los planos secretos de la última arma del Imperio: La Estrella de la Muerte.





UNIVERSO EXPANDIDO

De entre las familias locales, los Whitesun eran conocidos como los mejor adaptados al duro clima del desierto de Tatooine habiendo extraído agua de los secos suelos durante tres generaciones. Beru creció cerca de Mos Eisley, pero conoció a Owen en un viaje a Anchorhead. Ella encajó perfectamente con la familia Lars.




Aunque la vida en el polvoriento planeta era desoladora, Owen y Beru no estaban sin amigos. Los padres de Windy, una amiga de Luke, visitaban la granja Lars en alguna ocasión. Beru nunca se quejó cuando las finanzas de la familia iban mal y pedía poco. Su única petición fue un droide para la casa que hablase bocce y la ayudase con las tareas domésticas.



Granja de humedad de los Lars



La Granja de los Lars era la típica granja de humedad encontrada en Tatooine, localizada cerca de la antigua aldea de Anchorhead y más o menos cerca de Mos Eisley. Alrededor de la granja se encuentran un número de 63 vaporizadores de humedad, dispositivos diseñados para obtener el vapor de agua del aire seco del desierto. El agua que se obtenía se almacenaba en depósitos para venta o para irrigar cosechas subterráneas. Era un trabajo difícil en el que se ganaba la vida a duras penas, en medio del desierto. Para lo cual era muy necesaria la ayuda de droides. Como muchas viviendas de Tatooine, la mayoría del área habitable de la granja era subterránea, para proporcionar refugio del terrible calor de arriba, aumentado por los dos soles del planeta.





Una plaza central se ubicaba en uno de los hoyos formados, desde donde se tiene el acceso a las diferentes habitaciones, como son los cuartos de cada habitante, la cocina, bodegas, etc. Incluyendo el garaje donde se guardan los vehículos y las herramientas para mantenimiento de droides y demás. La granja perteneció a la familia de Lars por varias generaciones. Cliegg Lars la poseyó, junto con su segunda esposa Shmi y su hijo Owen.


Los granjeros de humedad se agrupaban en comunidades, uniendo fuerzas para protección mutua contra los peligros y los elementos de Tatooine y también para hacer comercio. Owen y su esposa Beru heredaron la granja y continuaron con el duro trabajo de mantenerla. Durante la noche, Owen usaba un campo de fuerza para proteger los alrededores de su granja, y una red de sensores para detección de intrusos, en especial los saqueadores tusken. Tenía droides centinela como el 2X-3KPR que supervisaron el perímetro, y eran responsables de activar los sensores de alarmar, la iluminación de la seguridad y las cercas de energía.




Como la granja se encontraba lejos de las ciudades importantes donde se encontraban los espacio puertos, estaban obligados a comerciar con Jawas para obtener provisiones necesarias, incluyendo droides para mantener la granja funcionando. Fue así como se hicieron de los droides R2-D2 y C-3PO, quienes habían escapado del Imperio Galáctico después de la Batalla de Tatooine. La granja de Lars fue destruida por soldados de asalto Imperiales que buscaban a estos droides, a la vez que asesinaron a Owen y Beru, dejando sus cuerpos carbonizados.

Luke Skywalker, que vivia y trabajaba con ellos llegó justo después de la tragedia. Esto fue lo que le decidió a unirse a Obi-Wan Kenobi y a la Alianza Rebelde y cumplir su destino como Jedi.
Cuando Luke volvió a Tatooine después de la Batalla de Yavin, entregó la granja a un contrabandista de especies de nombre Throgg, que vendió la granja más adelante a los Darklighters.










.