.....................................

miércoles, 10 de junio de 2009


DETONADORES TÉRMICOS


Detonador térmico clase-A

El detonador térmico clase-A es un dispositivo altamente explosivo fabricado por Municiones Merr-Sonn. Estos aparatos son extremadamente peligrosos y sus efectos mucho más devastadores que otros modelos en el mercado, por lo que su uso está estrictamente restringido.


Su forma esférica metálica se asemeja a la de una granada común. En la parte superior se encuentra el gatillo que es activado por acción del pulgar. Cuando éste es deslizado, luces de alerta y alarmas se encienden, así como un temporizador de 6 segundos comienza la cuenta regresiva. El detonador puede desactivarse en cualquier momento al colocar el gatillo en su posición inicial. El temporizador puede ser también reiniciado manualmente para ofrecer un conteo regresivo máximo de 5 minutos, o las agujas de control pueden ser programadas para actuar como un interruptor de presión. Si el gatillo llega a ser liberado, entonces el dispositivo explotará instantáneamente, a menos que un pequeño interruptor cerca de la luz indicadora sea colocado en posición de seguro.



Su carcasa encierra un núcleo de baradium, un explosivo sintético altamente inestable. Cuando éste es detonado, se genera una reacción de fusión, lo cual crea un campo de partículas que se expande rápidamente, generando suficiente energía y calor como para virtualmente desintegrar cualquier cosa que se encuentre en un radio de 20 metros. En pocos segundos, el núcleo de baradium se consume y la esfera del campo de partículas se colapsa sobre sí. Todo lo que quede atrapado dentro del radio de acción es destruido, mas lo que se encuentra más allá de su alcance queda intacto. Tiene tanto poder explosivo que puede destruir hasta dos metros de permacreto. Incluso, algunos criminales tiene modificaciones propias con suficiente badarium como para crear una esfera de destello de 100 metros.

Incluso a veces, puede desencadenarse una detonación si es sacudido o si se expone a excesivo calor. Debido a que algunos detonadores han explotado cuando han sido arrojados o lanzados por el aire o sin razón aparente, son de uso estrictamente militar. Por eso, la posesión por parte de civiles está completamente prohibida. Sin embargo, la creciente demanda de estos artefactos hace que sean artículos contemplados en el mercado negro a tal punto de que su precio se eleva hasta 2 000 créditos por unidad.

Tal es su poder destructivo que es usado frecuentemente por equipos militares en trabajos de demolición. Otro uso conocido es el de elaborar trampas escondidas para emboscar soldados enemigos o cubrir retiradas. Haciendo uso de su configuración de presión, puede colocarse en casi cualquier objeto que libere el detonador al contacto para agarrar a desprevenidos enemigos.




Este modelo ha sacado de aprietos a más de uno. Cuando el grupo de Luke Skywalker y Lando Calrissian se vieron acorralados en el Palacio del Príncipe Xizor, el apostador recurrió a una desesperada táctica: sacaron unos detonadores térmicos con la opción de gatillo de presión. Si los mataban, explotarían en el momento. Entonces, Lando arrojó un detonador por el ducto de basura con un tiempo de 5 minutos. Sabiendo que nadie se quedaría para estar en medio de la explosión, aprovecharon el momento para eludir a sus captores.

De una manera similar, la Princesa Leia, disfrazada de un mercenario llamado Boushh, utilizó uno de estos detonadores en su atrevida incursión al Palacio de Jabba el Hutt. Usando su cubierta de presentar a Chewbacca como su prisionero para reclamar su recompensa, hizo una demostración de coraje ante el gangster al sacar uno de estos detonadores para hacer prevalecer su precio. La reacción de todos los presentes en la corte es indicador del terror que puede causar uno de estos aparatos.


Detonador Térmico de Soldado de Asalto
La armadura estándar de los soldados de asalto Imperiales incluye un pequeño detonador termal construido en el diseño de su cinturón. Su forma de lata rodea una coraza de axidita, y tiene un radio de acción de sólo cinco metros, menor al de otros modelos. Tiene la particularidad de tener un código de protección que sólo es conocido por los operadores. Esto evita que, en caso de ser robada por tropas enemigas como soldados Rebeldes, sean usadas en contra de las fuerzas Imperiales.

.