.....................................

viernes, 22 de octubre de 2010



STAR WARS




Star Wars, también conocida en español como La guerra de las galaxias, aunque literalmente significa «Guerra Estelar», es una franquicia de medios estadounidense que pertenece al género de la opereta espacial épica y que ha sido concebida por el guionista, director y productor de cine George Lucas.

La primera película de la franquicia, Star Wars: Episode IV - A New Hope (Star Wars: Episodio IV- Una nueva esperanza), contó con actores como Mark Hamill, Harrison Ford, Carrie Fisher, Alec Guinness, Anthony Daniels, Kenny Baker, Peter Mayhew y David Prowse, y aunque tuvo numerosas dificultades durante la producción, finalmente fue distribuida por 20th Century Fox y estrenada el 25 de mayo de 1977. Se convirtió en un fenómeno de la cultura popular a nivel mundial y su influencia ha sido reconocida por numerosos cineastas. El éxito de la película dio alas a Lucas para financiar personalmente las dos secuelas que completaron la llamada «trilogía original», Star Wars: Episode V - The Empire Strikes Back (Star Wars: Episodio V -El imperio contraataca) y Star Wars: Episode VI - Return of the Jedi (Star Wars: Episodio VI-El retorno del Jedi), a las que se incorporaron nuevos actores como Billy Dee Williams, Frank Oz e Ian McDiarmid, y que fueron estrenadas en intervalos de tres años.

Dieciséis años después llegó a los cines Star Wars: Episode I - The Phantom Menace (Star Wars: Episodio I-La amenaza fantasma), la primera cinta de una nueva trilogía centrada en los años previos a la anterior. Liam Neeson, Ewan McGregor, Natalie Portman, Jake Lloyd, Samuel L. Jackson y Christopher Lee fueron algunos de los principales miembros del reparto, que también contó con la presencia de algunos actores de la trilogía original. Star Wars: Episode II - Attack of the Clones (Star Wars: Episodio II-El ataque de los clones) y Star Wars: Episode III - Revenge of the Sith (Star Wars: EpisodioIII-La venganza del Sith), estrenadas nuevamente en intervalos de tres años, completaron una saga que recaudó aproximadamente 5,51 mil millones de dólares estadounidenses entre las seis películas, convirtiéndola en la tercera más exitosa de todos los tiempos por detrás de las franquicias de James Bond y Harry Potter, sin considerar la inflación.

La saga cinematográfica de Star Wars ha derivado en otros medios, tales como libros, series de televisión, videojuegos, comics o juegos de rol. Dichos suplementos conforman el denominado «Universo expandido», a partir del cual se ha desarrollado de forma significativa el material ficticio de la saga. Además, esta colección de medios ha profundizado en cuestiones apenas incorporadas en las películas originales, extendiendo por otra parte las tramas presentadas en cada trilogía. En 2008 se estrenó Star Wars: The Clone Wars, convirtiéndose en la primera cinta de la franquicia en lanzarse a nivel mundial y que no forma parte de las trilogías originales. Asimismo cabe señalar que esta fue la primera película animada de Star Wars, destinada a servir de introducción de la serie televisiva homónima y que se basa en la serie previa también del mismo nombre.







Ambientación

Los acontecimientos de Star Wars tienen lugar en una galaxia ficticia de nombre desconocido y en un tiempo no especificado. Además de la razas humanas, en la saga son descritos muchos tipos de especies extraterrestres procedentes de los numerosos planetas y satélites que forman dicha galaxia. Otros personajes recurrentes son los robots y los androides, creados generalmente para servir a un propósito, observándose así droides astromecánicos, médicos, de protocolo o de combate, entre otros.

Los viajes espaciales son comunes y la mayoría de los planetas que aparecen en la saga están afiliados a la República Galáctica, la unión democrática que rige la galaxia y cuyo gobierno, presidido por un Canciller Supremo, está formado por representantes elegidos o designados de toda ella agrupados en el llamado Senado Galáctico, ubicado en el planeta capital Coruscant. En oposición a la República se encuentra la Confederación de Sistemas Independientes, siendo el enfrentamiento de ambas uno de los temas más importantes en la trama de las tres primeras películas de Star Wars.

Un elemento clave en la saga es la «Fuerza», un poder metafísico y omnipresente que impregna el universo y todo lo que hay en él. La Orden Jedi es una organización de caballeros unidos por su creencia y observación de la Fuerza, quienes se desempeñan como guardianes de la paz y la justicia en la República Galáctica. Se entrenan en el uso del sable de luz o espada láser, un arma similar a una espada tradicional salvo por el hecho que su hoja es un haz de energía, y son capaces de manejar la Fuerza y lograr así habilidades como la telequinesis, la clarividencia, el control mental o una amplificación de los reflejos, la velocidad y otras capacidades físicas. No obstante y aunque dicho grupo la utiliza con fines positivos, tiene un lado oscuro provocado por la ira, la agresión y el odio. Este lado es usado por los Sith, los principales antagonistas de los Jedi, con el fin de exterminarlos y controlar el universo.


Planetas y poblaciones

La galaxia ficticia en la que tienen lugar los acontecimientos de Star Wars está formada por varias regiones, que a su vez se subdividen en sectores y sistemas, con numerosos planetas y satélites como Bespin, Dagobah, Utapau o Yavin, y entre los que destacan principalmente:

* Coruscant: capital de la República Galáctica. Se encuentra situado en el centro de la galaxia y es uno de sus planetas más poblados, hasta tal punto que casi todo en él es una gran ciudad. En él se encuentran el Senado Galáctico y el Templo Jedi, sede de la orden y donde se reúne su consejo.
* Endor: una luna montañosa caracterizada por sus grandes bosques y situada en el sistema homónimo. Sus habitantes más conocidos son los ewok, uno seres de pequeño tamaño cuya forma corporal se asimila a la de los osos.
* Geonosis: de aspecto rocoso y árido. Sus principales pobladores, los geonosianos, tienen rasgos insectoides y sus construcciones son similares a los nidos de termitas.
* Hoth: un inhóspito planeta helado cuya temperatura se mantiene durante todo el día bajo cero grados. Entre su fauna autóctona se encuentran el depredador wampa y el tauntaun.
* Kamino: azotado por fuertes lluvias, es un planeta acuático cuyos habitantes dominan la tecnología de la clonación.
* Kashyyyk: un planeta selvático. Está poblado por los wookiees, quienes viven en ciudades construidas sobre los grandes árboles del planeta y que se caracterizan por la gran cantidad de vello que cubre su cuerpo y por su altura, alcanzando en su forma adulta más de dos metros.
* Naboo: con capital en Theed, es un pacífico planeta colonizado por los humanos y colmado de verdes praderas y colinas. Sus habitantes nativos son conocidos como gunganos o gungans, tienen forma de anfibio y su mayor ciudad, Otoh Gunga, se encuentra sumergida bajo el lago Paonga.
* Tatooine: un planeta desértico iluminado por dos soles y con un duro clima. Poblado escasamente, la mayoría de sus habitantes trabajan en granjas de humedad, donde emplean vaporizadores con el fin de obtener agua para su propio consumo y venta. Está bajo el control de los hutts y es un lugar de tránsito para piratas, cazarrecompensas y traficantes. Entre sus pobladores autóctonos se encuentran los jawas, unos pequeños vendedores de chatarra que se cubren por completo con una túnica, y los tusken o moradores de las arenas, una agresiva raza muy territorial y xenófoba que rechaza la convivencia con cualquier otra en el planeta.






Películas

La saga cinematográfica de Star Wars comenzó con la película A New Hope («Una nueva esperanza»), estrenada en cines el 25 de mayo de 1977. A ella le siguieron dos continuaciones: The Empire Strikes Back («El Imperio contraataca»), estrenada el 21 de mayo de 1980, y Return of the Jedi («El retorno del Jedi»), estrenada el 25 de mayo de 1983. Ambas secuelas aparecen numeradas en su escena de apertura como «Episodio V» y «Episodio VI», respectivamente, aunque en realidad fueron promocionadas solamente con sus respectivos subtítulos. La cinta original de la serie fue titulada simplemente Star Wars («La guerra de las galaxias»), pero más tarde adoptó el subtítulo Episode IV - A New Hope con el fin de diferenciarla de sus secuelas y posteriores precuelas.

En 1997 y con motivo del vigésimo aniversario del estreno de Star Wars, George Lucas lanzó una serie de ediciones especiales de las tres primeras películas en las salas de cine. Los relanzamientos incorporaron cambios significativos respecto a las ediciones originales, principalmente en el campo de los efectos generados por ordenador, haciendo que los efectos visuales adquirieran una notable mejoría debido a que las adiciones no podían haberse hecho en su momento por la escasez de tecnología. Tiempo después, Lucas realizó más cambios en la trilogía original para posteriores relanzamientos, tales como la primera distribución en formato DVD de la misma, que fue lanzada el 21 de septiembre de 2004.

Más de dos décadas después del estreno de la cinta original, el universo de Star Wars continuó con una trilogía de precuelas conformada por The Phantom Menace («La amenaza fantasma»), estrenada el 19 de mayo de 1999, Attack of the Clones («El ataque de los clones»), estrenada el 16 de mayo de 2002, y finalmente Revenge of the Sith («La venganza de los Sith»), estrenada el 19 de mayo de 2005. Tres años después Lucasfilm produjo Star Wars: The Clone Wars, una cinta animada por ordenador y estrenada también en cines, cuya trama se sitúa cronológicamente entre los episodios II y III, y constituye el primer episodio de una serie televisiva homónima que comenzó a emitirse ese mismo año en Estados Unidos.








Argumento

A grandes rasgos, la trama descrita en las películas de Star Wars se sitúa en una galaxia muy lejana, donde durante siglos ha existido un cruento enfrentamiento entre los Jedi, quienes abogan por el orden y la justicia en la República Galáctica, y los Sith, una secta de seres que utilizan el «lado oscuro de la Fuerza» en su intento por apoderarse del dominio galáctico.

En la precuela cinematográfica (iniciada por The Phantom Menace), los acontecimientos relatados se enfocan en la crianza y formación del joven Anakin Skywalker, quien es descubierto por el caballero Jedi Qui-Gon Jinn en el planeta Tatooine. Este último piensa que Anakin es el «Elegido» quien, de acuerdo a la profecía Jedi, habría de traer el equilibrio a la Fuerza. No obstante, el Consejo Jedi, encabezado por Yoda, presiente que el futuro de ese joven se halla nublado por el miedo, por lo que descartan que se trate del Elegido. A pesar de ello, tras la muerte de Qui-Jon a manos del Sith Darth Maul, permite que el aprendiz de Qui-Gon, Obi-Wan Kenobi, entrene a Anakin. Al mismo tiempo, el planeta Naboo se encuentra bajo ataque y su gobernante, la reina Padmé Amidala, busca el apoyo de la orden Jedi para repeler el ataque. En realidad, el Sith Darth Sidious ha planeado de forma discreta dicho ataque, con tal de hacer que su álter-ego, el senador Palpatine, pueda derrocar al Canciller Supremo de la República. El resto de la trilogía relata la caída de Anakin al lado oscuro de la Fuerza, mientras que Palpatine se hace con el ejército para vencer a los Jedi y convencer a Anakin para convertirse en su aprendiz. Anakin y Padmé se enamoran y deciden casarse en secreto, quedando la entonces senadora embarazada. Eventualmente, el joven aprendiz de Obi-Wan sucumbe ante su ira y miedo (tal y como había predicho Yoda), convirtiéndose en el Sith Darth Vader. En el proceso, Palpatine reorganiza la República transformándola en el nuevo Imperio Galáctico, y como primera acción ordena a Vader exterminar a la orden Jedi. Al enterarse de la conversión de Anakin al lado oscuro, Obi-Wan decide enfrentarse a él en una batalla de sables de luz en Mustafar, de donde sale victorioso, dejando a Vader moribundo en el lugar. Momentos después, llega Palpatine para salvar a su nuevo aprendiz, otorgándole para ello una armadura mecánica de color negro, que habría de mantenerlo con vida en lo sucesivo. Por otra parte, Padmé muere mientras da a luz a un par de mellizos, un niño llamado Luke y una niña llamada Leia, que son escondidos de Vader en lugares distintos, acordando los presentes en no revelarle a nadie más quiénes son sus padres.

La trilogía original (iniciada por Una nueva esperanza) retoma los eventos diecinueve años después del establecimiento del Imperio, momento para el que los caballeros Jedi han sido exterminados y sólo un pequeño grupo de rebeldes se resisten al dominio imperial. Para entonces, el emperador Palpatine ha logrado terminar la construcción de la estación espacial conocida como Estrella de la muerte, la cual le habría de permitir erradicar la rebelión. Bajo esta premisa, Vader secuestra a la princesa Leia Organa de Alderaan, quien ha robado los planos de la Estrella de la muerte, logrando esconderlos en el droide R2-D2. Mientras tanto, este último, acompañado de su contraparte C-3PO, escapa al planeta Tatooine, donde es comprado por Luke Skywalker, hijo de Anakin, y sus tíos. Cuando Luke se encuentra limpiando a R2-D2, accidentalmente activa el mensaje grabado por Leia, en el que le pide ayuda a Obi-Wan. Lo anterior conmociona a Luke, quien decide ayudar a los droides en su misión de encontrar al citado Jedi, que ahora vive como un viejo ermitaño bajo el alías de «Ben Kenobi». Obi-Wan le cuenta entonces a Luke de la grandeza de su padre, mintiéndole al decir que había sido asesinado por Vader. Después de ello, ambos contratan al contrabandista Han Solo y a su copiloto, el wookiee Chewbacca, para que los lleve a bordo de la nave Halcón Milenario con los rebeldes. Al mismo tiempo, Obi-Wan comienza a enseñarle a Luke el uso de la Fuerza, pero durante el viaje son atrapados por el Imperio en la Estrella de la muerte. Rescatada Leia, Obi-Wan se sacrifica ante Vader con tal de permitir que los demás escapen con los planos que le habría de permitir a la Alianza Rebelde destruir la Estrella de la muerte.

Una vez destruida la estación espacial original, Vader prosigue con la persecución de los rebeldes, empezando a edificar una segunda Estrella de la muerte. Ante esto, Luke decide encontrar a Yoda, para pedirle que lo entrene como un Jedi, sin embargo antes de culminar su entrenamiento es engañado por Vader, quien finalmente captura a Han y a los demás. En el proceso, le revela a Luke que él es su padre, intentando fallidamente convertirlo al lado oscuro. Luke logra escapar y retoma su entrenamiento con Yoda, quien le dice que para convertirse en un Jedi primero debe enfrentarse a su padre, revelándole también que Leia es su hermana gemela. Poco después, mientras los rebeldes atacan la segunda Estrella de la muerte, Luke se enfrasca en una batalla de sables de luz con Vader, que es presenciada por el emperador. Al final, en vez de persuadirlo de unirse al lado oscuro, el joven Jedi vence a Vader, a quien en su lecho de muerte le dice que todavía hay algo de bien en su interior. Antes de sucumbir ante sus propias heridas, Vader mata a Palpatine. Casi al mismo tiempo, la segunda estación es destruida en su totalidad, restaurando así la paz y la libertad en la galaxia.





Ian McDiarmid Palpatine/Darth Sidious


Reparto principal y personajes

Personaje

Anakin Skywalker Jake Lloyd, Hayden Christensen, Sebastian Shaw
Obi-Wan Kenobi Ewan McGregor, Alec Guinness
Padmé Amidala Natalie Portman
Yoda Warwick Davis, Frank Oz (voz)
Palpatine / Darth Sidious Ian McDiarmid, Clive Revill
R2-D2 Kenny Baker
C-3PO Anthony Daniels
Qui-Gon Jinn Liam Neeson
Mace Windu Samuel L. Jackson
Jar Jar Binks Ahmed Best (voz)
Shmi Skywalker Pernilla August
Nute Gunray Silas Carson
Darth Maul Ray Park, Peter Serafinowicz (voz)
Jabba el Hutt Larry Ward (voz)
Sebulba Lewis MacLeod (voz)
Watto Andy Secombe (voz)
Bail Organa Jimmy Smits
Conde Dooku Christopher Lee
Jango Fett Temuera Morrison
Boba Fett Daniel Logan, Jeremy Bulloch
General Grievous Matthew Wood (voz)
Owen Lars Joel Edgerton, Phil Brown
Beru Lars Bonnie Piesse, Shelagh Fraser
Luke Skywalker Mark Hamill
Leia Organa Carrie Fisher
Han Solo Harrison Ford
Chewbacca Peter Mayhew
Wedge Antilles Denis Lawson
Lando Calrissian Billy Dee Williams
Wilhuff Tarkin Wayne Pygram Peter Cushing
Darth Vader Hayden Christensen, James Earl Jones (voz), David Prowse
Wicket W. Warrick Warwick Davis




Anthony Daniels C-3PO



Información técnica

Las seis películas de Star Wars fueron rodadas en una relación de aspecto de 2.39:1. Para los episodios IV y V, se utilizaron cámaras y lentes anamórficas de Panavision, mientras que para los episodios VI y I se usaron cámaras Arriflex, el primero con lentes Joe Dunton Camera (JDC) y el segundo con lentes Hawk, ambas también anamórficas. Por otro lado, los episodios II y III se filmaron con cámaras digitales de alta definición CineAlta, de la compañía Sony.

George Lucas contrató a Benjamin Burtt, Jr. para que diseñara los efectos sonoros de la saga. Su contribución en A New Hope fue tal que la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas le condecoró con un premio especial a la trayectoría, debido a que no había reconocimiento alguno en esa época para el trabajo que había realizado. Además, Lucasfilm desarrolló el estándar de reproducción de sonido THX para Return of the Jedi. John Williams se encargó de componer las bandas sonoras de las seis películas. Desde un principio Lucas concibió piezas musicales majestuosas para Star Wars, con leitmotivs únicos para cada personaje y concepto importante de la trama. El tema musical de Star Wars, compuesto también por Williams, está considerado desde entonces como uno de los más famosos y conocidos en la historia de la música contemporánea.

La coreografía técnica de los sables de luz para la trilogía original fue desarrollada por el maestro de esgrima de Hollywood Bob Anderson. Éste fue quien entrenó al actor Mark Hamill (Luke Skywalker) y ejecutó todas las escenas de combate con sables de luz de Darth Vader en The Empire Strikes Back y Return of the Jedi, vistiendo para ello la indumentaria del personaje. La participación de Anderson en la trilogía original de Star Wars fue destacada en el documental Reclaiming The Blade, donde comparte sus experiencias como coreógrafo de luchas y principal responsable del manejo de los sables de luz en la saga.


Producción

Trilogía original

En 1971 Universal Studios aprobó la producción de dos películas, American Graffiti y Star Wars, como parte de un contrato que hizo con George Lucas, aunque la segunda fue rechazada cuando se hallaba en sus primeras fases de desarrollo. El rodaje de American Graffiti finalizó en 1973 y, pocos meses después, Lucas escribió un boceto al que tituló «The Journal of the Whills» y en el que relataba el entrenamiento del aprendiz C. J. Thorpe como comando espacial «Jedi-Bendu» a manos del legendario Mace Windy. Al pensar que esta historia sería demasiado difícil de comprender, redactó un tratamiento de trece páginas al que llamó «The Star Wars» y que consistía en una especie de remake de la película Kakushi toride no san akunin (en español La fortaleza escondida), dirigida por Akira Kurosawa. Para 1974 ya había extendido dicho tratamiento a un guión en el que incorporaba elementos como los Sith, la Estrella de la Muerte y un joven llamado Annikin Starkiller como personaje central. La segunda versión fue muy simplificada e introdujo al joven héroe, llamado ahora Luke, en una granja; además, convirtió a Anakin en el padre del protagonista y en un sabio caballero Jedi, e incorporó la Fuerza como un poder sobrenatural. En la siguiente versión, Lucas eliminó al personaje paterno y lo reemplazó por un sustituto llamado Ben Kenobi. Una cuarta versión fue terminada en 1976, siendo la definitiva para comenzar la etapa de rodaje. Al principio, el filme llevaba por título Adventures of Luke Starkiller, as taken from the Journal of the Whills, Saga I: The Star Wars. Durante la producción, Lucas cambió el apellido de Luke a Skywalker, simplificando asimismo el título a Star Wars.

Hasta ese punto, Lucas no tenía en mente realizar una serie de cintas sobre Star Wars. De hecho, el guión definitivo pasó por cambios que lo volvieron más concluyente y sustancial al mismo tiempo, concluyendo precisamente con la aniquilación del Imperio a partir de la destrucción de la Estrella de la Muerte, Sin embargo, poco antes Lucas determinó que sería la primera entrega en una serie de aventuras, confirmando a la vez que Star Wars no habria de ser la primera en la cronología, sino la inaugural de una segunda trilogía en la saga completa. Lo anterior se menciona de forma explícita en el prólogo de la reedición de la novela de Alan Dean Foster Splinter of the Mind's Eye, reedición de 1994:

"No mucho tiempo después de que comenzara a escribir Star Wars, concluí que la historia daba para más de lo que una simple película podía dar cabida. Mientras completaba la saga de los Skywalker y los caballeros Jedi, empecé a visualizarlo como un relato que tomaría lugar en, por lo menos, nueve películas —tres trilogías— y decidí continuar justo entre los hechos precedentes y los sucesivos, partiendo entonces con la historia intermedia"


Cabe señalar que el segundo borrador contenía el adelanto de una continuación inédita: La Princesa de Ondos. Para cuando concluyó la redacción del tercer escrito, meses después Lucas negoció un contrato para obtener los derechos correspondientes para la realización de dos secuelas más. Más o menos en ese mismo período, se encontró con el escritor Alan Dean Foster, a quien contrató para adaptar dichas secuelas a manera de novelas. La intención de todo ello era que si Star Wars resultaba exitosa, el director podría adaptar esas novelas en guiones. Asimismo, poco después desarrolló un esquema general de toda la historia de la saga para apoyarse durante el proceso de redacción de cada secuela.

Una vez que Star Wars alcanzó el éxito tanto en recaudaciones como en críticas, Lucas decidió usar el filme como base para un serial más elaborado, sin embargo, en algún momentó optó por rechazar dicho proyecto. A pesar de lo anterior, su idea era instituir un centro independiente de filmación —hoy en día, el Rancho Skywalker—. Para ello, vio en la serie una manera viable de financiación. Por otra parte, Foster ya había empezado a escribir la primera novela a manera de continuación de Star Wars, así que Lucas optó por adaptar la obra de Foster en ese mismo instante; el libro fue publicado al año siguiente bajo el título Splinter of the Mind's Eye. Al principio, el cineasta no veía una serie con un determinado número de filmes, sino que la concebía simplemente como una franquicia tipo James Bond. En una entrevista concedida a Rolling Stone en agosto de 1977, mencionó que su intención era que cada uno de sus amigos dirigiera una película a la vez, con tal de ofrecer su propio estilo a la serie. Asimismo dijo que las escenas donde Darth Vader se convierte al lado oscuro, mata al padre de Luke y pelea con Ben Kenobi en un volcán mientras la República cae bajo el dominio imperial, eran buenas ideas para realizar la secuela.

Ese mismo año, Lucas contrató a la escritora de ciencia-ficción Leigh Brackett para que se encargara de redactar Star Wars II con él. A finales de noviembre de 1977, ambos ofrecieron conferencias de prensa para mostrar los avances en la historia, habiendo para entonces producido Lucas un boceto escrito a mano y denominado The Empire Strikes Back. En realidad, este era muy parecido a la última película de la trilogía original (Return of the Jedi), excepto que, en éste, Darth Vader jamás revela que es el padre de Luke. En el primer escrito creado por Brackett, el padre de Luke aparece como un espíritu que orienta a su hijo.

Brackett terminó su primer borrador a principios de 1978; Lucas dijo luego que se sentía decepcionado con el escrito, aunque antes de que pudiera discutirlo con la guionista, ella murió de cáncer. Sin otro escritor disponible en esos momentos, el cineasta tuvo que escribir el siguiente borrador por cuenta propia. De hecho, fue en éste donde utilizó por primera vez el término «Episodio» para enumerar cada una de sus cintas; así, en ese entonces, designó a Empire Strikes Back como Episodio II. Al respecto, Michael Kaminski, en The Secret History of Star Wars, menciona que la desilusión en torno al guión de Brackett, pudo haber sido la causa de que Lucas tomara un rumbo distinto en cuanto a la historia. Así, hizo uso de un nuevo giro argumental: Darth Vader revela que es el padre de Luke. Según el propio George Lucas, haber escrito ese borrador fue una experiencia agradable, en comparación al año pasado, que fue problemático en cuanto a la redacción de la primera parte. Poco después redactó un par adicional de escritos, ambos terminados para abril de 1978. Asimismo dio un toque más oscuro a la historia, al incorporar la escena donde Han Solo queda aprisionado en carbonita, dejando su vida a la suerte.

El nuevo rumbo tomado en el relato a partir de la designación de Darth Vader como el padre de Luke tuvo efectos drásticos en Star Wars. Según Kaminski, en su libro cuenta que la conexión familiar entre el villano y el héroe difícilmente pudo haberse discutido con seriedad, o incluso ser concebida, antes de 1978, así que la primera película claramente describe eventos alternativos en los que Vader está lejos de ser el padre de Luke. Tras escribir el segundo y el tercer boceto de Empire Strikes Back, en los cuales se incorporó este acontecimiento, Lucas propuso nuevas modificaciones a la historia: «Anakin había sido en un pasado el brillante aprendiz de Ben Kenobi; a su vez, el primero tuvo un hijo llamado Luke, pero poco antes habría de ser llamado al lado oscuro por el emperador Palpatine (quien pasa a ser un Sith y no un político ordinario). Entonces Anakin se enfrenta a su maestro en un volcán y resulta herido, para luego ser resucitado como Darth Vader. Mientras tanto, Ben Kenobi oculta a Luke en Tatooine, momento en el que la República se convierte en el Imperio y Vader comienza la cacería de los caballeros Jedi».

Con esta nueva orientación, Lucas decidió que la serie pasaría a ser una trilogía, cambiando en el siguiente borrador a Empire Strikes Back de «Episodio II» a «Episodio V». Lawrence Kasdan, quien acababa de terminar el guión de Raiders of the Lost Ark, fue contratado para escribir los siguientes bocetos, obteniendo inclusive más detalles de la historia a partir del director Irvin Kershner. Kasdan, Kershner y el productor Gary Kurtz concibieron a esta parte en particular como más seria y adulta, siendo ayudada en gran parte por la nueva historia más oscura que, prácticamente, redefinió los orígenes con los que había surgido la primera película.

Para el momento en que empezó a escribir el «Episodio VI» en 1981 (en ese entonces, conocido como La venganza de los Jedi), muchas cosas habían cambiado. La producción de Empire Strikes Back se tornó estresante y costosa, pasando Lucas por momentos muy delicados en su vida personal. Desanimado por esta situación, decidió que no haría más películas de Star Wars, mencionando incluso públicamente que la serie había concluido en una entrevista ofrecida a la revista Time en mayo de 1983. Los primeros guiones de Lucas para este nuevo capítulo, que se remontan a 1981, muestran a un Darth Vader compitiendo con el emperador por la posesión de Luke. En el segundo guión, consistente en una versión mejorada del original, Vader se convierte en un personaje simpático. Kasdan fue contratato nuevamente para encargarse del libreto final, siendo el responsable de que el villano principal se redima y quede desenmascarado en las últimas escenas. Adicionalmente este cambio en el personaje habría de proporcionar un precedente para la historia trágica de Darth Vader, la cual se convertiría en el eje argumental de las precuelas de Star Wars producidas décadas después.








Trilogía de precuelas

Después de perder gran parte de su fortuna en un acuerdo de divorcio en 1987, Lucas no tenía intención de continuar Star Wars, por lo que de manera no oficial anunció la cancelación de las tentativas secuelas para cuando se estrenó Return of the Jedi. Sin embargo la idea de las precuelas, que ya estaban en una fase avanzada de desarrollo, continuaban interesándole. Una vez que Star Wars se volvió nuevamente popular con la publicación de la línea de historietas homónima de Dark House y la trilogía de novelas de Timothy Zahn, comúnmente referida como Heir to Empire o «Trilogía Thrawn», Lucas se percató de que aún existía una considerable audiencia atenta a la franquicia de películas. Asimismo sus hijos ya comenzaban a crecer, y ante la llegada masiva de la tecnología CGI, decidió finalmente regresar a la dirección de Star Wars. De esta forma, para 1993 se anunció en publicaciones como Variety que él se encargaría de realizar las precuelas.

El proceso de redacción de la historia ahora se enfocó en un tono trágico a nivel general, pues se examina la transformación de Anakin Skywalker en un ser cruel y despiadado. Un aspecto importante en todo esto fue la concepción de cómo las precuelas se podían adaptar adecuadamente a las historias de las películas originales; al principio, Lucas supuso que simplemente iría añadiendo detalles al argumento, que podrían ser paralelos o tangenciales a los originales. No obstante poco después consideró que debía comenzar con una larga historia que empezaría con la infancia de Anakin, concluyendo con su trágica muerte. De hecho este fue el paso definitivo para, por fin, convertir a Star Wars en una serie, más allá de una sola trilogía.

En 1994, Lucas comenzó a escribir el primer guión titulado Episodio I: El comienzo. Tras el debut en cines de dicha película, anunció que consideraría si sería el responsable de dirigir también la segunda parte, en la cual ya había comenzado incluso a trabajar. El borrador original del Episodio II estuvo terminado tan sólo semanas antes de que comenzara el rodaje de Attack of the Clones. Para revisar el escrito Lucas contrató a Jonathan Hales, quien previamente había colaborado con él en la serie de televisión Las aventuras del joven Indiana Jones. Debido a que para entonces aún no había pensando en el subtítulo oficial de la película, a manera de broma Lucas lo llamó «La gran aventura de Jar Jar». Cabe señalar que el concepto de Attack of the Clones surgió cuando Lucas se hallaba escribiendo el guión de The Empire Strikes Back. En un inicio, el personaje de Lando Calrissian era un clon que provenía de un planeta habitado solamente por clones, lo que originó la «Guerra de los Clones» mencionada brevemente por Obi-Wan en A New Hope; a partir de esto, Lucas desarrolló una estructura alternativa en torno a un ejército de milicia clon proveniente de un planeta distante, que atacó a la República pero fue vencido por los caballeros Jedi. Así, los elementos básicos de la trama original se convirtieron en el eje del Episodio II, con la nueva adición de que todo el acontecimiento relatado había sido enteramente manipulado por el propio Palpatine.

Lucas empezó a trabajar en el Episodio III incluso antes de que se estrenara Attack of the Clones; en el proceso les mencionó a los guionistas auxiliares que el filme abriría con un montaje de siete batallas acontecidas en las Guerras de los Clones. A pesar de ello, ese verano mientras realizaba una revisión al libreto, realizó varios cambios de estructuración de la historia. Kaminski, en The Secret History of Star Wars, ofrece evidencia de que los problemas en torno a la caída de Anakin al lado oscuro hicieron que Lucas realizara modificaciones masivas al argumento, primeramente editando la escena inicial con tal de que Palpatine apareciera como secuestrado, y Dooku siendo asesinado por Anakin en el siguiente segmento. Tras concluir el rodaje en 2003, Lucas realizó todavía más cambios de forma masiva al personaje de Anakin, reescribiendo el segmento de su conversión a lado oscuro; ahora, antes de ello el héroe intentaría infructuosamente salvar a Padme de la muerte. Al no poder lograrlo, frustrado decide convertirse para tratar de salvarla con los poderes de un Sith. Anteriormente, Anakin se volvía al lado oscuro simplemente ante la suposición de que los Jedi se estaban volviendo malos, y por ende querían apoderarse de la República. Esta modificación se hizo justo en el proceso de edición del material grabado, así como en la etapa de filmación de nuevas escenas adicionales en 2004.

En declaraciones recientes, Lucas ha exagerado en cuanto a la cantidad de material que escribió en un inicio sobre Star Wars; como se ha mencionado anteriormente, gran parte de los escritos surgieron a partir de 1978, justo cuando la serie comenzaba a volverse cada vez más popular. Kaminski explicó que dichas exageraciones consistían realmente en una medida tanto publicitaria como de seguridad; según él, desde que la historia de Star Wars cambió radicalmente con el paso de los años, siempre fue la intención de su creador que la historia original cambiara de forma retroactiva, pues el público solamente habría de mirar el material desde su perspectiva.


Trilogía cancelada

Tras el éxito de A New Hope, aumentó al mismo tiempo la presión sobre Lucas en cuanto a la producción de una secuela inmediata. En 1978, un artículo publicado por la revista Time reveló que la recién creada Star Wars Corp. se encargaría de producir Star Wars II, «y además, contando a las anteriores, otras diez continuaciones tentativas». Una vez que se estrenó The Empire Strikes Back, Nicholas Wapshott detalló que «al menos estaban siendo planeadas seis películas más ». Para entonces, éste notó que las historias eran diferentes a las de los seriales típicos de Hollywood, puesto que tendrían relatos individuales más allá de seguir un mismo arco argumental: «Star Wars podría ser el primer serial de cintas conformado de historias consecutivas». En 1983, otro artículo de Time confirmó la saga de nueve películas, al igual que otras publicaciones como The Times (en una reseña de Return of the Jedi), The Washington Post siendo el mismo tema referido a finales del siglo XX y comienzos del siglo XXI

En el libro Icons: Intimate Portraits (1989), escrito por Denise Worrell, se menciona que Lucas tenía para entonces una noción vaga de lo que ocurriría en las tres películas de la trilogía fallida. Ahí mismo, se cita la declaración del cineasta al respecto: «Si la primera trilogía aborda temas sociales y políticos, tratando sobre como una sociedad evoluciona, Star Wars es más sobre el crecimiento personal y la autorrealización, mientras que la tercera trilogía lidiaría más con problemas de tipo moral y filosófico. Las continuaciones tratan sobre la comunidad Jedi, la justicia, la confrontación y sobre poner en práctica lo que has aprendido».

En una entrevista con TheForce.net, el productor Gary Kurtz describió una línea argumental para una serie de hasta nueve películas; en ese entonces, declaró que el plan original era que en Return of the Jedi, Han Solo muere, mientras que Leia se convierte en la «Reina» de su pueblo. Inclusive, Leia no era la hermana de Luke. Kurtz añadió que, bajo este concepto, el Episodio VII se centraba en la vida de Luke como un Jedi, mientras que el Episodio VIII estaría marcado primordialmente por la aparición de la hermana de Luke (otro personaje que no era Leia), para que así el Episodio IX tuviera como antagonista principal al emperador. En una entrevista posterior ofrecida a Film Threat, dijo que la idea de una tercera trilogía de Star Wars «era muy vaga». Trataba sobre el viaje de Luke para convertirse en una especie de caballero Jedi bajo el entrenamiento de Obi-Wan Kenobi, así como su enfrentamiento final con el emperador. De eso se trataba en sí toda la trama».

Aún así, la idea de producir una tercera trilogía fue desechada tiempo después. La motivación de Lucasfilm al respecto es que «las seis películas de Star Wars comprimen la historia completa que Lucas quería relatar, «más allá de que se haya mencionado lo contrario en la prensa y las publicaciones oficiales con el tiempo». En una entrevista de 1997, y publicada en un ejemplar de Star Wars Insider, Lucas declaró:

"La historia completa tiene seis episodios [...] Si alguna vez fui más allá, entonces era algo irreal. En verdad, no tengo ninguna noción más allá de 'Sí, sería interesante seguir y seguir con Luke Skywalker'. En ese caso, no sería parte de la historia principal, sino una especie de secuela a lo que ya se ha visto."

Dos años después, en una entrevista con la revista Vanity Fair, Lucas negó haber tenido planes de realizar nueve películas de Star Wars. Acerca de esto, él mencionó: «Cuando la vean en seis partes, lo comprenderán. [...] Ciertamente, finaliza en el capítulo seis». Al ser cuestionado sobre la posibilidad de que alguien más se ocupara en un futuro de extender la serie, Lucas dijo: «Probablemente no. Es mi creación».

En marzo de 2007, el director añadió que la idea de una trilogía de secuelas era «interesante», sin embargo se antojaba «nada realista» en esa época. Tiempo después, en mayo de 2008, mientras ofrecía detalles sobre Star Wars: The Clone Wars, mantuvo su posición sobre la trilogía citada, diciendo que ya no había más qué contar, anunciando entonces que no se producirá ninguna secuela futura. En sus propias palabras:

«Todo el tiempo me preguntan: '¿Qué ocurre después de Return of the Jedi '? Y es que la verdad no hay respuesta. Las películas hablan sobre Anakin Skywalker y Luke Skywalker, y cuando Luke salva a la galaxia y logra redimir a su padre, es justo ahí donde la historia acaba».


Influencias

George Lucas admitió haberse inspirado en varios de sus géneros literarios y cinematográficos favoritos, tales como el western, así como en los seriales de cine (notablemente Flash Gordon) y las películas Kakushi-toride no san-akunin y Shichinin no Samurai, de Akira Kurosawa:

Conceptos como la caballería medieval y la sociedad feudal sirvieron de inspiración para crear a varios personajes y conceptos de Star Wars.

* El cineasta ha afirmado que las temáticas de la caballería medieval y los caballeros, así como la figura del paladín y demás miembros de la sociedad feudal inspiraron a varios personajes y conceptos en la primera película. Asimismo, la obra El héroe de las mil caras, del escritor Joseph Campbell, influyó bastante en Lucas.
* A New Hope está inspirada mayoritariamente de los filmes de Kurosawa. La similitud más evidente es la de los campesinos y los droides C-3PO y R2-D2, pues la película es vista desde la perspectiva de dichos personajes. Otras fuentes fílmicas de inspiración fueron The Searchers y Lawrence de Arabia.
* La escena de la batalla final en A New Hope se basa en los combates aéreos de la Segunda Guerra Mundial, los cuales pueden apreciarse en las películas de guerra de los años 1950 y 1960.
* El personaje de Jabba el Hutt estaba basado originalmente en el aspecto físico de Sydney Greenstreet, tal y como aparece éste en Casablanca.
* En Revenge of the Sith, la escena de la batalla ambientada en Kashyyyk es un tributo a las escenas iniciales de Saving Private Ryan y Touch of Evil.
* Las grandes batallas entre los buques y las maniobras de flanqueo evocan a películas del género de la piratería.
* La escena de Anakin Skywalker aceptando ser el aprendiz de Palpatine para salvar a la persona que más ama es una metáfora de Fausto.
* Siendo un apasionado del cine épico e histórico, Lucas realizó la escena de los podracers inspirándose en el famoso segmento de cuadrigas de Ben-Hur.
* Para la escena del traslado en falanges de las tropas robóticas de la Federación de comercio se inspiraron en Espartaco.
* Para el segmento final de A New Hope, en donde el protagonista es recompensado con una medalla al valor, se inspiraron en Los tres mosqueteros.


Futuros lanzamientos

En la exposición ShoWest de 2005, Lucas mencionó que planeaba el lanzamiento de las seis películas en formato 3D, comenzando con A New Hope en 2007. No obstante, en enero de 2007, Lucasfilm declaró a través del sitio web StarWars.com: «no hay planes o fechas definitivos para el estreno de la saga de Star Wars en 3-D». Mientras tanto, en Celebration Europe, celebrado en julio de 2007, Rick McCallum confirmó que Lucasfilm estaba «planeando convertir las seis películas en 3D», pero añadió que «ahora están esperando por empresas que están desarrollando esta tecnología y llevándola a un nivel que hará digna la espera para todos». Un año después, en julio de 2008, Jeffrey Katzenberg (director ejecutivo de DreamWorks Animations), reveló que George Lucas estaba convirtiendo todas las películas de Star Wars en formato 3D. Finalmente, el 28 de septiembre de 2010, Lucasfilm anunció el lanzamiento de Star Wars en 3D, y mencionó a su vez que The Phantom Menace será la primera cinta en estrenarse en dicho formato, en 2012. Adicionalmente, el proceso de supervisión de la conversión a 3D corre a cargo de Industrial Light & Magic, mientras que Fox será nuevamente la distribuidora de cada filme. Aunque aún no se han revelado las fechas específicas de estreno, se espera que cada película sea lanzada en intervalos de un año cada una, aunque esto dependería del éxito que tenga el episodio I durante su exhibición en cines.

Por otra parte, Lucas ha dicho en reiteradas ocasiones que lanzará nuevas ediciones definitivas de las dos trilogías de Star Wars en un formato de video casero de próxima generación. Asimismo, han habido discusiones en cuanto a si él aprovechará esta oportunidad para realizar ajustes, cambios, incorporaciones o sustracciones a las películas previo a su estreno. Por ejemplo, un clip de video modificado de The Phantom Menace, incluido como una característica adicional en el lanzamiento en DVD de Revenge of the Sith, muestra a un Yoda generado por ordenador, sustituyendo a la marioneta original; el director de animación Rob Coleman manifestó que el clip había sido creado como un material de prueba del personaje previo a su incorporación en la citada película. El vicepresidente de marketing de Lucasfilm Jim Ward anunció, a su vez, que Lucasfilm está interesado en seguir trabajando con las seis películas de Star Wars, diciendo: «Conforme la tecnología evoluciona y entramos a una plataforma de alta definición que es fácilmente consumible por nuestros clientes, la situación se torna mejor, pero siempre habrá trabajo por hacer». En la exposición Chicago Comics and Entertainment de 2010, Steve Sansweet, director de relaciones con los fans de Lucasfilm, reveló lo siguiente: «[en estos momentos] un muy completo set de las seis películas en formato Blu-ray, con una gran cantidad de material extra, está siendo preparado para su próximo lanzamiento».








Música

Las películas de Star Wars contienen un conjunto de temas musicales profundos, leitmotivs orquestados y un toque de calidad consistente que difícilmente pueden hallarse en conjunto en otras series cinematográficas en toda la historia de Hollywood. De hecho las distintas bandas sonoras de cada filme de la saga constituyen una herramienta de estudio en cuanto al desarrollo y aplicaciones temáticas, al contener más motivos individuales que cualquier otra franquicia, con la excepción del soundtrack de El Señor de los Anillos, de Howard Shore, el cual se considera que está incluso por encima de las letras escritas por Williams, si se toman en consideración la estructura y manipulación de cada tema.

Por recomendación de su amigo Steven Spielberg, George Lucas contrató al compositor John Williams, quien previamente había trabajado con el primero en la banda sonora de Tiburón, trabajo que le valió su primer premio Óscar como compositor. Lucas sentía que la película debía describir, por un lado, mundos inéditos en el plano visual, pero en el rubro musical su enfoque era brindar a la audiencia una conexión emocional con la historia. Así, en marzo de 1977, Williams comenzó a dirigir a la Orquesta Sinfónica de Londres para grabar la música de Star Wars, en un período de veinte días en total. De esta forma, la banda sonora se grabó a lo largo de ocho sesiones en los estudios Anvil, ubicados en Denham, Inglaterra, en marzo de 1977. La interpretación corrió a cargo de la Orquesta Sinfónica de Londres, y Williams fungió como el director de la misma. No obstante, la orquestación recayó en Herbert W. Spencer, frecuente socio de Williams, quien también se encargaría de la misma función en los siguientes dos filmes de Star Wars. Posteriormente, en 2005, el American Film Institute reconoció a la banda sonora de Episode IV como la música cinematográfica más memorable de todos los tiempos. Asimismo, Williams obtuvo tres premios Grammy en febrero de 1978, además de su tercer premio Óscar en su trayectoria como compositor tan sólo un mes después, el 3 de abril, ambos por la creación del material musical de la película. Cabe señalar que el tema principal fue inspirado en la composición de Kings Row (1942), creada por Erich Wolfgang Korngold, mientras que la pista «Dune Sea of Tatooine» fue trazada a partir de la obra musical de Alessandro Cicognini para Ladri di biciclette (1948). Para Filmtracks, «Ninguna composición orquestal ha tenido mayor influencia en la historia del cine y en sus elementos musicales que la original Star Wars». Para The Empire Strikes Back, Williams fue nuevamente convocado para grabar la banda sonora, por lo que éste recurrió una vez más a la Orquesta Sinfónica de Londres. De esta forma, el soundtrack logró completarse después de un total de 18 sesiones de grabación en los mismos estudios Anvil, un proceso que duró únicamente tres días de diciembre de 1979, aunado a seis días más en enero de 1980. Finalmente, al igual que en sus predecesoras, Williams recurrió a la Sinfónica de Londres para grabar el material musical de Return of the Jedi, que se grabó en los estudios Abbey Road, lanzándose originalmente por la disquera RSO Records. Cabe señalar que en 2004, la empresa Sony Classical compró los derechos de distribución de las bandas sonoras de la trilogía original de Star Wars —lo anterior se debió, principalmente, a que la misma ya contaba para entonces con los derechos de comercialización de la música relativa a la trilogía de precuelas—. De acuerdo al sitio web Filmtracks: «Williams mantuvo un nivel de calidad sobresaliente para Return of the Jedi que muchos considerarían incluso mejor que las bandas sonoras de cualquiera de las precuelas que le siguen. Un detalle interesante sobre esta película es que la calidad del sonido sufre siempre de un paisaje sonoro que logró desafiar los avances tecnológicos de su época».

Cabe señalar que la segunda trilogía consiguió definir un nuevo estilo de redacción de las letras, que ahora pasó a ser extraordinariamente complejo para Williams. Los soundtracks de las siguientes dos películas tomarían varios elementos prestados de las composiciones incorporadas en el conjunto de The Phantom Menace. De acuerdo a Amazon.com, Episode I «la película más anticipada de los años 1990, regresa a los orígenes de Star Wars [...] La sorpresa más ambiciosa del compositor es la bienvenida adición de elementos corales fuertes, los cuales usa tanto de forma majestuosa como amenazadora». Siendo considerada como una de las bandas sonoras con mayor expectativa en la historia de Hollywood, fue lanzada al mercado incluso dos semanas antes de que se estrenara la película en salas de cine, ocasionando una fuerte demanda en Internet, que acabó con las descargas ilícitas de algunos fragmentos del álbum. Para Filmtracks, «uno de los pocos defectos en este recopilatorio es que su música para la invasión del ejército droide, así como algunas de las piezas de cuerda más bajas, se asemeja bastante a la de Indiana Jones y la última cruzada».

Por otra parte, la banda sonora de Attack of the Clones «continuó con las altas expectativas impuestas por sus predecesoras, logrando con éxito incorporar algunos nuevos temas musicales al mismo tiempo que lleva la fábula galáctica al punto de partida». En las propias palabras de Williams: «The Phantom Menace sirvió como una reintroducción, o un regreso, a Star Wars después de 22 años [...] Pensé que sería una transición complicada, pero en realidad fue más bien como andar en bicicleta. Parte de esa banda sonora, y de esta también [la de Episodio II], es musicalmente incestuosa, en comparación con los temas anteriores, y eso nos ayuda a volver de vuelta a la imaginación de Lucas».

El soundtrack de Revenge of the Sith, la última película estrenada de Star Wars, se grabó en un plazo de cinco días en los estudios Abbey Road, contando de nuevo con la participación de la Orquesta Sinfónica de Londres y el conjunto London Voices. El proceso de grabación comenzó el 3 de febrero de 2005; una mañana entera fue dedicada específicamente a la grabación vocal de la banda sonora. De acuerdo a Amazon.com, «debido a que esta música acompaña a la más emocionante película de Star Wars, ésta es más divertida, maligna, así como más malévola y desigual». Mientras tanto, Filmtracks opinó que para John Williams, con el lanzamiento de la banda sonora de Episode III, «su carrera se elevó al estrellato, pues sus temas para las películas persisten en las vidas inclusive de aquellos que no han visto una cinta de Star Wars en los cines en veinte años». En términos generales de acuerdo al mismo sitio web: «Una vez que The Phantom Menace revivió la saga en 1999, Williams hizo un esfuerzo concertado para continuar con la exposición de sus ideas [...] a pesar de que hubo fuertes críticas en su época contra The Phantom Menace por su aparente debilidad [...Fue] entonces que apareció Attack of the Clones, donde más allá de crear tres o cuatro temas principales, motivos o ritmos, condensó todos ellos en el tema 'Across the Stars', una pieza extremadamente poderosa y efectiva». Finalmente, en palabras del propio Williams: «En Revenge of the Sith, hay tres o cuatro piezas de nuevo material [...] Un par de ellos consisten en lamentaciones, y acompañan precisamente algunas de las escenas más oscuras del filme. Y hay también una especie de pieza divertida, que incluye mucha música de percusión, para el personaje de Grievous».

De acuerdo al sitio web oficial, «al final, solamente tres de los cuatro previos lanzamientos de Star Wars pueden ser asociados con la evolución de la película original de Lucas: la primera banda sonora de 20th Century Fox de 1977; el compilatorio musical de la primera trilogía de Star Wars lanzado en 1993 y el lanzamiento de BMG en 1997, con las versiones remasterizadas y expandidas de la primera película de la serie».


Recepción

Recaudaciones

Hasta 2008, las recaudaciones generadas por las seis películas de Star Wars, en total, han sido de aproximadamente $5,51 mil millones de dólares, convirtiéndola en la tercer serie cinematográfica más exitosa de todos los tiempos, debajo solamente de las franquicias de James Bond y Harry Potter, sin tomar en consideración los ajustes por inflación
De hecho, si se tomaran en cuenta únicamente las cifras recaudadas en territorio estadounidense, la saga de Star Wars entonces sobrepasa a las de Harry Potter y James Bond, pues obtuvo hasta $1,9 mil millones, en comparación a 1,7 mil millones de Harry Potter y 1,6 mil millones de Bond. Según un estudio realizado por la revista Forbes en 2005, se estima que el universo entero de Star Wars (incluyendo todo tipo de productos licenciados a terceras empresas, entre los cuales se encuentran novelas, libros, juegos de tablero, muñecos, etc) ha ganado más de $20 mil millones de dólares desde el debut de A New Hope.




Galaxia Star Wars


Crítica

Tan pronto se estrenó A New Hope, Star Wars logró redefinir el género cinematográfico de la ciencia ficción gracias a sus efectos especiales innovadores, iniciando asimismo el concepto del «éxito de taquillas veraniego» y, a rasgos generales, enfocando la atención de las productores en las audiencias más jóvenes. Descritas como «innovadoras» por gran parte de la crítica contemporánea, la producción de cada película fue recibida posteriormente con opiniones opuestas: se reconoció la sofisticación técnica, en todo caso, sin embargo se criticó el argumento débil, los diálogos y los personajes estereotipados.

En una reseña de 1977, Roger Ebert describió A New Hope como «una experiencia extra-corporal», comparando los efectos visuales con los de 2001: A Space Odyssey. Contrariamente, Pauline Kael, de la revista The New Yorker, criticó la película, diciendo: «No hay aliento, ni poesía, ni adherencia emocional». A su vez, Jonathan Rosenbaum, de Chicago Reader, apuntó: «Ninguno de los personajes tiene profundidad, y se usan como elementos secundarios», mientras que para Stanley Kauffmann, de la publicación The New Republic: «El trabajo de Lucas en Star Wars resulta aún más inventivo que el de THX 1138».

Por otra parte, la crítica elogió The Empire Strikes Back —considerada como la mejor película de Star Wars—, aunque algunos detalles como la estructura de la historia fueron evaluados de forma negativa, señalando que ésta no presenta ni un principio ni un final, aunque The Return of the Jedi por el contrario, fue recibida con críticas variadas, quejándose algunos especialistas en que el último capítulo de la serie es el menos original y el más antiestético de la trilogía original. Chris Gore comentó al respecto: «Desafortunadamente los problemas de los Jedi no pueden arreglarse ni siquiera con el mejor software digital en la galaxia: la historia débil (otro asalto a una nueva Estrella de la muerte, una visita más a Dagobah, el exótico planeta de los árboles, y osos de peluche fastidiosos), las malas actuaciones (Carrie Fisher admitió que en realidad ella estaba como «perdida» durante el rodaje de la cinta), las bromas con los eructos (tres en la primera media hora) y el extraño peinado de Luke tipo trapeador. Es lamentable».

A pesar del gran éxito de recaudaciones de la trilogía de precuelas (The Phantom Menace rompió varios récord de taquilla, incluyendo el de mayores ganancias en su primer fin de semana de exhibición), las críticas no fueron tan benévolas: aunque las primeras dos películas de esta nueva trilogía fueron aclamadas en el rubro de los efectos especiales, hubo descontento general respecto a las malas actuaciones y un guión mediocre. Poco después, Hayden Christensen fue nominado a un premio Razzie como «Peor actor de reparto» por su actuación en Revenge of the Sith, mientras que las dos primeras cintas resultaron nominadas igualmente en la categoría de «Peor película».

The Phantom Menace fue criticada particularmente por el personaje de Jar Jar Binks, el torpe alíado de Qui-Gon y Obi-Wan diseñado con un aspecto caricaturesco. Tanto la audiencia como la crítica mostraron su desprecio hacia el mismo, siendo considerado como un pretexto para utilizar bromas infantiles, y calificado como un estereotipo afroamericano o jamaicano de tipo racista. Respecto a esta última acusación, Lucas negó cualquier intención discriminatoria en el personaje, diciendo: «¿Cómo podrías comparar a un anfibio naranja y decir que es un jamaicano? Es completamente absurdo. Créanme, Jar Jar no fue concebido a partir de un jamaicano, ni siquiera me pasó por la imaginación [...] Hay un grupo de cinéfilos que no les agradan los compañeros cómicos del personaje estelar. Quieren que las películas sean serias como The Terminator, y se decepcionan bastante, mostrándose obstinados con cualquier cosa que tenga que ver con algo infantil».

Mientras tanto, Attack of the Clones, aunque los críticos consideraron que presenta graves defectos e incongruencias en el libreto, ciertamente es mejor que su predecesora, siendo un producto más equilibrado y mejor estructurado. A diferencia de las anteriores, Revenge of the Sith obtuvo las mejores evaluaciones de la trilogía: si bien se criticó la actuación de Christensen, los especialistas elogiaron las participaciones de Ewan McGregor como Obi-Wan, y Ian McDiarmid como Palpatine, además de resaltar la calidad del guión, en el cual colaboró Tom Stoppard. Respecto a este asunto (el guión), se criticó fuertemente las escenas de diálogos románticos entre Anakin y Padmé. A su vez, Roger Ebert añadió: «Anakin tiene una cita con Padmé; en la película anterior se casaron en secreto, y ahora ella le revela que está embarazada. La reacción de éste es la de un niño en una comedía adolescente, tratando de parecer contento, mientras se pregunta cómo eso afectará a las cosas que suele hacer. Decir solo que George Lucas no puede escribir una escena de amor es una atenuación; las tarjetas de felicitación incluso presentan más pasión».Finalmente algunos críticos señalaron que la película incorpora una fuerte crítica contra George W. Bush y la guerra de Iraq.

A pesar de que la trilogía original se considera, en la actualidad, superior a las precuelas, el sitio web Rotten Tomatoes, en un análisis de ambas trilogías, concluye que la superioridad de la nueva trilogía es a causa de que la mayoría de los comentarios de las películas originales, aplicándose lo mismo a las opiniones de los fans, fue emitida en 1997 (debido a las reediciones de las películas), por críticos que eran niños para cuando debutó la serie original, y por lo tanto mantenían sus recuerdos de la infancia. De esta forma, sus evaluaciones pueden verse más o menos afectadas por ese detalle. Además, algunas reseñas de esa época entraban en conflicto entre sí, a comparación de las críticas de las precuelas, donde se presentaron más opiniones similares


Premios

Las seis películas de Star Wars recibieron un total de veintidós nominaciones a los premios Óscar de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, de los que recibió finalmente siete y tres premios especiales al mérito, uno para Benjamin Burtt Jr. por la creación de las voces de alienígenas, criaturas y robots en A New Hope y dos para el equipo de efectos visuales en The Empire Strikes Back y Return of the Jedi. Por otra parte la serie obtuvo un total de quince nominaciones a los premios BAFTA, logrando triunfar en cuatro categorías, entre las cuales se incluyen dos reconocimientos a Anthony Asquith para mejor música de película (para A New Hope y The Empire Strikes Back, ambos para John Williams). En cuanto a los premios Globo de Oro, únicamente fueron nominados los episodios IV y V; el primero recibió en total cuatro nominaciones, de las cuales obtuvo un único galardón en la categoría de «Mejor banda sonora». Finalmente, The Empire Strikes Back se hizo acreedor a una sola nominación en la categoría de «Mejor banda sonora». A continuación se señala el número de premios y nominaciones que obtuvo en total cada una de las películas de Star Wars (en la tabla posterior, se muestran únicamente los resultados obtenidos en los premios Óscar, BAFTA y Globo de Oro, que son los más populares en la industria del cine):

* Star Wars: Episode IV - A New Hope: 33 premios y 21 nominaciones.
* Star Wars: Episode V - The Empire Strikes Back: 11 premios y 12 nominaciones.
* Star Wars: Episode VI - Return of the Jedi: 11 premios y 14 nominaciones.
* Star Wars: Episode I - The Phantom Menace: 11 premios y 52 nominaciones.
* Star Wars: Episode II - Attack of the Clones: 10 premios y 36 nominaciones.
* Star Wars: Episode III - Revenge of the Sith: 13 premios y 27 nominaciones





Parque natural Redwood California, luna de Endor



Universo expandido

El término «Universo expandido» (del inglés Expanded Universe) denomina a todos aquellos productos autorizados por Lucasfilm que extienden la historia de Star Wars más allá de las dos trilogías cinematográficas, abarcando a otras películas así como comics, novelas, programas de televisión y numerosos juegos. El tiempo en el que se sitúan estas historias retrocede hasta unos 25.000 años antes de los acontecimientos narrados en A New Hope (año 0 ABY) y avanza hasta 140 años después. El primer producto del universo expandido se lanzó a la venta en enero de 1978 y consistió en la séptima entrega de una serie de historietas sobre Star Wars (los seis ejemplares previos eran más bien una adaptación literaria de A New Hope), siendo publicada por Marvel Comics, y que continuaba la historia de Luke Skywalker tras los acontecimientos de la primera cinta estrenada de la serie. Dicha historia llevó por título «New Planets, New Perils». No obstante se tiene conocimiento del cómic a manera de serie titulado «The Keeper's World», publicado en octubre de 1977, como parte de la revista Pizzazz. De esta forma, este último es considerado como el primer material inédito que extendió los relatos presentados en las películas. Tras el lanzamiento de «New Planets, New Perils», apareció apenas un mes después la novela Splinter of the Mind's Eye, de Alan Dean Foster, la cual fue seguida directamente por el programa de televisión Star Wars Holiday Special que, a pesar de sus desfavorables críticas, incorporó ideas que luego serían usadas en las siguientes películas de Star Wars (como por ejemplo, la familia de Chewbacca y el cazarrecompensas Boba Fett).

George Lucas conserva el control creativo sobre el universo expandido, siendo algunos de sus elementos usados después en las películas. Así, por ejemplo, el planeta capital Coruscant apareció por primera vez en la novela Heir to the Empire (1991), de Timothy Zahn, antes de ser utilizado en The Phantom Menace, mientras que la jedi Aayla Secura apareció en la serie de historietas de Dark Horse Comics, Star Wars: Republic, antes de que Lucas decidiera incorporarla como personaje secundario en Attack of the Clones. Cabe añadir que aspectos como, por ejemplo, la muerte de algún personaje principal debe ser aprobado por Lucas antes de que puedan ser incorporados en cualquier tipo de material alternativo. La función de Lucasfilm es asegurar una especie de continuidad en los diversos trabajos creados por varios autores con el paso del tiempo.

Lucas ha tenido asimismo un rol significativo en la producción de varios proyectos televisivos, apareciendo usualmente como guionista o productor ejecutivo de los mismos. Además, Star Wars ha dado lugar a varias adaptaciones de radio; la primera de ellas, basada en A New Hope, se transmitió por vez primera en National Public Radio en 1981. Ésta fue creada por el escritor de ciencia-ficción Brian Daley y dirigida por John Madden. Poco después fue seguida por las adaptaciones de The Empire Strikes Back (1983) y Return of the Jedi (1996). Peculiarmente, todas ellas incluyeron material original de Lucas que no fue incluido en las películas. Mark Hamill, Anthony Daniels y Billy Dee Williams aparecieron en esas adaptaciones, interpretando sus personajes de Luke Skywalker, C-3PO y Lando Calrissian, respectivamente, con excepción de Return of the Jedi, en donde Luke fue interpretado por Joshua Fardon, mientras que Lando fue personificado por Arye Gross.

Como el máximo responsable de las decisiones tomadas en torno a Star Wars, Lucas está pendiente de que cualquier material relacionado con la opereta espacial no se reproduzca sin su previa autorización. Tal es el caso de la empresa tecnológica Jedi Mind, que fue demandada en agosto de 2010 por Lucasfilm al «infringir los derechos de autor y promocionar sus productos bajo un concepto creado originalmente por Lucas». La demanda surgió ante el uso del concepto de la Fuerza y la filosofía Jedi en programas software.



Hotel Sididris de Tunez, hogar de los Lars



Televisión

Varios telefilmes y series de televisión basados en el universo de Star Wars han sido producidos desde el estreno de la primera entrega de la saga en 1977. La cadena CBS estrenó el fin de semana anterior a Acción de Gracias, más concretamente el 17 de noviembre de 1978, el primer spin-off oficial, Star Wars Holiday Special, una película para televisión dirigida por Steve Binder, escrita por Pat Proft, Leonard Ripps, Bruce Vilanch y Rod Warren, y con un limitado apoyo de George Lucas en la producción. Con una duración de dos horas (anuncios publicitarios incluidos), su trama se sitúa dos años después de los sucesos acontecidos en A New Hope y se centra en la visita de Chewbacca y Han Solo al planeta natal del primero, Kashyyyk, para celebrar el «Día de la vida» (Life Day), una fiesta homóloga a la Navidad. Incluye la aparición de otros personajes como Luke Skywalker, C-3PO, R2-D2, Darth Vader y Leia Organa, todos ellos interpretados por los mismos actores que en la trilogía, así como la introducción de tres miembros de la familia de Chewbacca: su padre Attichitcuk, su esposa Mallatobuck y su hijo Lumpawarrump. La película no fue bien recibida, ni por el público ni por la crítica, y no fue puesta a la venta ninguna copia de forma oficial; el propio Lucas afirmó no estar contento con los resultados y a partir de entonces supervisó personalmente el resto de proyectos, interviniendo en el guión o actuando como productor.

El éxito del que gozaron entre los más jóvenes los nuevos personajes introducidos en Return of the Jedi, los ewoks, dio lugar a la creación de otras dos películas para televisión, emitidas en Acción de Gracias por la cadena ABC: The Ewok Adventures: Caravan of Courage (1984) y Ewoks: The Battle for Endor (1985), cuyas tramas tienen lugar entre The Empire Strikes Back y Return of the Jedi.[188] The Ewok Adventures se centra en el accidente de un familia humana en la luna de Endor y en el rescate que los dos hijos, Cindel y Mace, tienen que llevar a cabo junto a los nativos ewoks tras el secuestro de sus padres a manos de la criatura Gorax. En Ewoks: The Battle for Endor, un ejército de sanyassan y la bruja Charal atacan el poblado ewok, asesinando a Mace y sus padres; Cindel y el ewok Wicket W. Warrick, que consiguen escapar, se encuentran con el anciano Noa, quien también se estrelló en la luna, y juntos logran rescatar a los ewoks cautivos, vencer a los invasores y reparar una nave dañada para marcharse de Endor. Ambas películas ganaron un premio Primetime Emmy a los mejores efectos visuales, que estuvieron a cargo de Industrial Light and Magic, y una nominación al mejor programa infantil.

Dos meses antes de la emisión de Ewoks: The Battle for Endor, en septiembre de 1985, ABC estrenó dos series de animación producidas por Lucasfilm y Nelvana Limited: Star Wars: Droids, con R2-D2 y C-3PO como protagonistas y emitida hasta junio de 1986, y Ewoks, con los ewoks como protagonistas y emitida hasta diciembre de 1986. Cabe señalar que la primera dio lugar a un especial televisivo transmitido ese mismo año y denominado The Great Heep.

Cartoon Network Studios produjo Star Wars: Clone Wars entre 2003 y 2005, una serie de dibujos animados centrada en el período de las Guerras Clon acontecido entre las películas Attack of the Clones y Revenge of the Sith. Con un total de tres temporadas, los veinte primeros episodios tienen una duración aproximada de tres minutos, mientras que los cinco últimos, diseñados para enlazar directamente con Revenge of the Sith, duran entre doce y quince minutos.Tres años después y tras el estreno en cines de Star Wars: The Clone Wars, Cartoon Network inició la emisión de una serie homóloga que continua la historia comenzada en el largometraje.





Desierto de Tunez, Mos Espa




Novelas e historietas

Debido al poco apoyo que recibió por parte de 20th Century Fox, más allá de la concesión de licencias para la comercialización de camisetas y pósters, la productora Lucasfilm contrató a Charles Lippincott como director de marketing de A New Hope y este consiguió un trato con la editorial Marvel Comics para adaptar la película a una historieta. El universo ficticio de Star Wars comenzó a ampliarse inclusive antes de que se estrenara la primera película de la serie a partir de la novelización de A New Hope, en 1976 (escrito por Alan Dean Foster y acreditado a Lucas). La novela de Foster, Splinter of the Mind's Eye (1978), se convirtió en la primera obra del Universo expandido en ser comercializada. Su trama se sitúa entre A New Hope y The Empire Strikes Back, y expande considerablemente la cronología de la serie antes y después de los acontecimientos presentados en ambas películas. Ciertamente, se puede decir que el material alternativo comenzó a producirse durante la época en que se estrenó la trilogía original (1977-1983), sin embargo su desarrollo decayó en los años venideros. A pesar de esto último, en 1992 se puso a la venta Thrawn Trilogy, de Timothy Zahn, la cual despertó nuevamente el interés en el universo de Star Wars. Desde entonces, varios cientos de novelas tipo tie-in han sido publicadas por Bantam y Del Rey. Un resurgimiento parecido ocurrió en el Universo expandido en 1996, tras la aparición de la novela Shadows of the Empire de Steve Perry, cuya trama se sitúa entre The Empire Strikes Back y Return of the Jedi.

LucasBooks modificó de manera radical el universo de Star Wars con la introducción de la serie New Jedi Order, la cual toma lugar aproximadamente veinte años después de Return of the Jedi, siendo protagonizada por un elenco integrado por personajes inéditos. Para las audiencias más jóvenes, se han publicado tres series: Jedi Apprentice sigue las aventuras de Qui-Gon Jinn y su aprendiz Obi-Wan antes de The Phantom Menace; Jedi Quest relata las experiencias vividas por Obi-Wan y su aprendiz Anakin entre The Phantom Menace y Attack of the Clones; finalmente, The Last of the Jedi retoma las aventuras de Obi-Wan y otro Jedi superviviente casi inmediatamente después de Revenge of the Sith.

Marvel Comics publicó algunas series de cómics basadas en Star Wars entre 1977 y 1986. En éstas trabajó una gran variedad de escritores y dibujantes, entre los cuales se encuentran Roy Thomas, Archie Goodwin, Howard Chaykin, Al Williamson, Carmine Infantino, Gene Day, Walt Simonson, Michael Golden, Chris Claremont, Whilce Portacio, Jo Duffy y Ron Frenz. Asimismo, Marvel lanzó una tira de prensa creada por Russ Manning, Steve Gerber, y Archie Goodwin (este último aparece en los créditos con un seudónimo).] A finales de los años 1980, Marvel anunció que publicaría una nueva historieta de Star Wars a cargo de Tom Veitch y Cam Kennedy. No obstante, en diciembre de 1991, Dark Horse Comics adquirió la licencia correspondiente para usar los derechos de Star Wars e incorporarlos así en un número considerable de secuelas literarias a la trilogía original, incluyendo la popular serie Dark Empire. A partir de entonces, Dark Horse ha publicado un gran número de escritos relativos al universo de Star Wars, aunado al lanzamiento de algunas historietas cómicas como Tag and Bink.





Plaza de España Sevilla, Naboo



Videojuegos

Desde 1982, docenas de videojuegos basados en Star Wars han sido comercializados, comenzando con Star Wars: El Imperio Contraataca, lanzado para el Atari 2600 por la compañía Parker Brothers. Desde entonces Star Wars ha sido trasladado a una multitud de juegos de acción, relacionados con varios juegos de simulación de vuelo espacial, disparos en primera persona, juegos de rol, juegos de ETR, y similares. Dos juegos de mesa oficiales diferentes, de estilo RPG, han sido desarrollados para el universo de Star Wars: una versión de West End Games en los años 1980 y 1990, y uno por Wizards of the Coast en la década de 2000. Los juegos más vendidos hasta ahora son los Lego Star Wars y la serie Battlefront, con 12 y 10 millones de unidades, respectivamente. Además, señalar que Star Wars: Caballeros de la Antigua República es también un juego muy conocido dentro del género.

Los últimos juegos lanzados a la venta son Lego Star Wars: The Complete Saga, Star Wars: The Force Unleashed y Star Wars: The Force Unleashed II, para el PlayStation 3, PSP, PlayStation 2, Xbox 360, Nintendo DS y Wii. Si bien The Complete Saga se centra en los seis episodios de la serie, The Force Unleashed, cuyo nombre es el mismo al del proyecto multimedia del cual forma parte, toma lugar en el período inexplorado situado entre Revenge of the Sith y A New Hope y hace que los jugadores asuman el rol del «aprendiz secreto» de Darth Vader cuya misión es la de cazar a los Jedi sobrevivientes. El juego presenta un nuevo motor de juego en el aspecto gráfico, y fue lanzado el 16 de septiembre de 2008 en Estados Unidos. Hay dos títulos más, basados en las Guerras Clon, que fueron puestos a la venta durante noviembre de 2008 para el Nintendo DS (Star Wars Las Guerras Clon: La alianza de los jedi) y para el Wii (Star Wars Las Guerras Clon: Duelos con espadas de luz). Además, existe una serie de videojuegos de rol titulada Star Wars: Caballeros de la Antigua República, la cual está conformada por Star Wars: Caballeros de la Antigua República (2003; Xbox y PC), Star Wars: Caballeros de la Antigua República 2: Los Señores Sith (2005; Xbox y PC) y Star Wars: The Old Republic (2011).


Películas de fans

Star Wars ha servido de inspiración para muchos fans de la serie que han optado por producir sus propios proyectos apócrifos. En años recientes, se han interesado aún más en crear películas caseras (la mayoría de bajo presupuesto), en vez de solamente redactar novelas o libros. En 2002, Lucasfilm patrocinó la primera ceremonia de premiación denominada The Official Star Wars Fan Film Awards, con lo que reconoció oficialmente a los directores involucrados así como al género naciente («películas de fans»). Debido a cuestiones de problemas legales relacionados con los derechos de autor y marcas registradas, el evento inicialmente estaba destinado a abordar sólo parodias, falsos documentales y programas tipo documental. Las películas de fans situadas en el universo de Star Wars no podían resultar electas, sin embargo en 2007 Lucasfilm modificó los estándares de sumisión para permitir que participaran todos aquellos proyectos de esta temática.

Aunque varias películas de fans han incorporado elementos del Universo expandido para abordar sus tramas, éstas no se consideran como parte oficial del canon de Star Wars. No obstante, el personaje estelar de la serie Pink Five fue incorporado en la novela Allegiance (2007) de Timothy Zahn, siendo la primera vez que un personaje creado por un fan era usado en material oficial de la franquicia. Si bien la mayoría de las ocasiones Lucasfilm ha permitido la creación de material creado por fans, el mismo jamás ha sido aprobado como parte de Star Wars.


Star Wars Celebration

El 30 de abril de 1999, con motivo del estreno de The Phantom Menace, Lucasfilm llevó a cabó en Denver, Colorado una convención inspirada en el universo de Star Wars. La misma tuvo una duración de 3 días (finalizó el 2 de mayo de ese año), y contó con una asistencia de 12 000 seguidores de la franquicia. Desde entonces, se han celebrado cinco eventos Celebration más: Celebration II, evento al cual acudieron 27 000 asistentes, aconteció en mayo de 2002, en Indianápolis, y se realizó con motivo del estreno de Attack of the Clones; Celebration III se celebró en abril de 2005 nuevamente en Indianápolis, tuvo una asistencia de 29 000 fans y fue realizado con motivo del debut en cines de Revenge of the Sith. Mientras tanto, los eventos Celebration IV (mayo de 2007; tuvo un total de 35 000 asistentes, y se situó en Los Ángeles), Celebration Europe (julio de 2007; en el Centro de Exposiciones ExCeL, en Londres, con una asistencia de 29 000 seguidores de Star Wars) y Celebration Japan (julio de 2008; en el Makuhari Messe, en Tokio, con un total de 17 000 asistentes) se llevaron a cabo para festejar el 30 aniversario del lanzamiento de A New Hope. En agosto de 2010, con motivo del 30 aniversario del estreno de The Empire Strikes Back y para festejar la continuidad de la serie animada Star Wars: The Clone Wars, se llevó a cabo Celebration V en Orlando, Florida. Este último tuvo una concurrencia estimada en 32 000 asistentes.

De acuerdo al sitio web oficial, Star Wars Celebration se define como «el evento oficial de Lucasfilm que celebra todas las cosas relacionadas con Star Wars, producidas por y para fans».


Star Wars: In Concert

En 2009, se estrenó Star Wars: In Concert, una producción de Lucasfilm en asociación con Another Planet Touring, diseñada por Steve Cohen y dirigida por Dirk Brosse, que se trata de un evento musical de dos horas de duración en donde la Orquesta Filarmónica Real y un coro en vivo interpretan los temas musicales compuestos por John Williams, mientras se proyectan de forma sincronizada una serie de escenas editadas de las películas de Star Wars en una gran pantalla Led de alta definición de hasta «tres pisos de altura». Star Wars: In Concert es narrado por el actor Anthony Daniels, quien diera voz al personaje C-3PO en las películas. Originalmente, el evento se denominó Star Wars: A Musical Journey en su gira por Europa, y además de las interpretaciones orquestales, consistió en una exhibición de artefactos inéditos usados en las películas, tales como vestuarios, bocetos y una variedad de utilería. Dicho evento debutó en abril de 2009, en el O2, en Londres. Su gira por el continente americano comenzó el 1 de octubre de 2009, presentándose en el Honda Center, de Anaheim, California, y continuó a lo largo de 2010 al recorrer varias ciudades de los estados de Florida, Tennessee, Los Ángeles, Kansas, Texas, Arizona, California y Nevada, en Estados Unidos. Asimismo, el 9 de junio el espectáculo llegó a Monterrey, México, donde se presentó en la Arena Monterrey, mientras que el 12 del mismo mes se exhibió en el Auditorio Nacional del Distrito Federal. Tras un total de 140 exhibiciones en un centenar de ciudades de 11 países distintos, los responsables del evento decidieron tomarse una ligera pausa en su tour hasta nuevo aviso.


De acuerdo a George Lucas:

He visto algunas presentaciones de orquestas en vivo con clips de video de Star Wars y ese tipo de cosas. Pero esto [Star Wars: In Concert] es mucho más que eso: es mucho más emocional, puesto que lo que ellos han hecho aquí es tomar el contenido emocional de las bandas sonoras ... uno es obviamente la 'Marcha Imperial', otro es obviamente romántico ... y han editado por su cuenta todas las imágenes de las películas, así que lo que ven ahí es en verdad un amplio rango de escenas que van acorde con la música [...] A lo que voy es que esto realmente funciona, pues fue editado específicamente para hacer resaltar las emociones.

Tras su primeriza presentación en Londres, la revista The Hollywood Reporter detalló en su reseña: «Si creen que el mundo no necesita otra variación de Star Wars aparte de las seis películas, las animaciones, videojuegos y juguetes, están olvidando la extraordinaria fuerza que posee la música de John Williams, escrita específicamente para esta épica de ciencia-ficción».


Merchandising

Star Wars también marcó una importante innovación en el rubro del merchandising (esto es, su explotación comercial), que hasta entonces era considerado como una parte esencial para la promoción de una película. De hecho, en ese entonces sólo había una productora, o más bien un solo estudio cinematográfico orientado a esta actividad: Universal. En cualquier caso, casi era seguro que únicamente The Walt Disney Company podía obtener buenas ganancias con dicha práctica. No obstante, en vez de pedir Lucas un aumento de sueldo por la dirección de A New Hope, le pidió a Fox los derechos de licencia de la mayor del merchandising y los ingresos derivados de la película. Estos últimos aceptaron, independientemente del potencial comercial que tenía la película. Sin embargo, nadie quería producir productos basados en la película; unos cuantos pósters eran el único tipo de producto que se podía adquirir respecto a las películas. Kenner sólo trató de producir una línea de figuras de acción, y hubo una alta demanda por parte de los coleccionistas en cuanto comenzaron a ser producidos en 1985. Sin embargo, no eran suficientes los ejemplares que salían a la venta para entonces, pues a partir del estreno de A New Hope, la demanda se incrementó. Por lo tanto, se adoptó una medida especial por parte de la empresa: poner en el mercado una serie de envases denominados «Early Bird», que contenían cada uno un boleto, con el que podrían adquirir el producto, comprometiéndose entonces a enviar al cliente la figura de acción tan pronto como lo produjeran. Desde entonces, el merchandising relacionado con la saga se ha vuelto cada vez más un asunto de interés para los productores, llegando a expandirse en una amplia variedad de productos: desde bustos, estatuas y réplicas de utilería, hasta videojuegos, cómics, libros y carteles, los cuales son sólo una fracción del vasto imperio de productos vinculados con Star Wars. En enero de 2010, la empresa Adidas lanzó al mercado una colección de zapatos y ropa dedicados a la saga.

Hoy en día, la venta de productos derivados de la saga ha sido fructífera; tan sólo en Estados Unidos, se llegan a consumir cerca de $100 millones de dólares al año, y desde 1977 se calculan ganancias por un total de $9 mil millones en todo el mundo.





Lego Star Wars



Juguetes y figuras de acción

La saga Star Wars ha dado lugar a numerosos juguetes de colección desde el estreno de su primera película. Las primeras colecciones de figuras de acción, a las que hoy en día se denomina con el anglicismo vintage («añejas») fueron comercializadas de 1977 a 1985. Posteriormente salieron a la venta otras colecciones, como Power of the Force, Power of the Jedi, Original Trilogy Collection, Saga Collection, 30th Anniversary, Unleashed, entre otras.


Juegos de rol

Hasta ahora han habido dos juegos de rol de mesa ambientados en el universo de Star Wars:

* El primero fue editado entre 1987 y 1999 por la editorial West End Games con el título original en inglés Star Wars: The Role-Playing Game. Fue traducido al castellano en 1990 por la editorial barcelonesa Joc Internacional.
* El segundo es el actual juego de rol oficialmente aprobado por Lucasfilm. Publicado desde 2000 por Wizards of the Coast con el título original en inglés Star Wars Role-Playing Game su segunda edición de 2002 es el así llamado «manual básico revisado» (Revised Core Rulebook en la edición original). Esta segunda edición ha sido traducida y publicada en castellano en 2003 por la editorial barcelonesa Devir Iberia.[224] La tercera edición del juego (titulada Saga Edition en Estados Unidos, «edición saga») no ha sido todavía traducida al castellano.


Juegos de mesa

El primer juego de mesa derivado de las películas de la saga fue Star Wars: Escape from the Death Star («Star Wars, evasión de la Estrella de la Muerte»), editado y distribuido en el año mismo del estreno del episodio IV:

* Star Wars: Escape from the Death Star (1977)

Con la salida al mercado en 1987 de su juego de rol, West End Games también editó, sucesivamente, los siguientes juegos de tablero:

* Star Wars: Star Warriors (1987)
* Star Wars: Assault on Hoth (1988)
* Star Wars: Battle for Endor (1989)
* Star Wars: Escape from the Death Star (1990; a este juego no se lo ha de confundir con el de 1977, de mismo título.

Otros juegos de mesa de otros editores y también relacionados con la temática Star Wars son los siguientes:

De la colección Batalla naval:

* Battleship: Star Wars Advanced Mission (2002)

De la colección Monopoly:

* Monopoly Star Wars Limited Collector's Edition (1996)
* Monopoly Star Wars (1997)
* Monopoly Star Wars Episode 1 (1999)
* Monopoly: Star Wars Episode II (2002)
* Monopoly Star Wars Saga Edition (2005)
* Monopoly Clone Wars (2008)

De la colección Risk Star Wars:

* Risk Star Wars The Clone Wars Edition (2005)
* Risk Star Wars Original Trilogy Edition (2006)

De la colección Stratego:

* Stratego: Star Wars (2002)
* Stratego: Star Wars Saga Edition (2005)

De la colección Trivial Pursuit:

* Trivial Pursuit: Star Wars Classic Trilogy Collector's Edition (1998)
* Trivial Pursuit Star Wars - Episode I (1999)
* Trivial Pursuit - Star Wars, Bite Size (2005)
* Trivial Pursuit DVD: Star Wars Saga Edition (2005)
* Trivial Pursuit DVD: Star Wars Saga Edition (2006)

Otros:

* Star Wars : Destroy the Death Star (1977; Kenner)
* Star Wars: Return of the Jedi: Battle at Sarlacc's Pit (1983; Hasbro)
* Star Wars: The Queen's Gambit (2000; Hasbro)
* Star Wars: Silent Death Starfighter Combat Game (2001; Wizards of the Coast)
* Star Wars: Epic Duels (2002; Hasbro)
* Star Wars: Jedi Unleashed (2002; Hasbro)

Juegos de miniaturas

* En 1991 West End Games editó un juego de miniaturas titulado Star Wars Miniatures Battles.
* En 2004 Wizards of the Coast editó un juego de miniaturas coleccionables titulado Star Wars Miniatures.


Cromos

Las tarjetas coleccionables de Star Wars han sido publicadas desde la primeriza serie «azul», realizada por Topps, en 1977. Desde entonces decenas de series han sido producidas, con Topps siendo el creador autorizado en territorio estadounidense. Algunas series de tarjetas son de fotogramas de las películas, mientras que otras son obras artísticas originales. Además muchas de estas tarjetas se han convertido en piezas altamente colecionables referentes a la saga, con algunas «promos» muy extrañas, como por ejemplo la tarjeta enumerada como «P3» de un «Yoda flotante» que acompañó a la Galaxy Series II de 1993. Por lo general dichas cartas se llegaban a vender en $1.000 dólares o más. Cabe señalarse que los sets de «cartas base» (también conocidas como «cartas comúnes») eran abundantes, aunque muchos «cromos» tipo «insert card» eran muy difíciles de adquirir en el mercado.








Formatos de video casero

La serie de películas de Star Wars se ha distribuido en varios formatos de video, desde los años 1980. La mayoría de estos productos presenta varios cambios implementados por el propio Lucas con el fin de acercar cada película aún más a su visión original. Aún cuando Star Wars se lanzó inicialmente en video casero de formato VHS, previamente, en 1977, Ken Films sacó a la venta en Estados Unidos una serie de clips de video con escenas selectas de A New Hope en formato Súper 8, mismos que podían verse a través de un cañón proyector. Al inicio, se distribuían fragmentos de nueve minutos de duración de la cinta (los cuales podían incluir o no sonido durante su reproducción), para luego dar paso a escenas de casi 20 minutos. Sin embargo, Fox consideró en su momento a estos productos como una técnica de marketing para promocionar Star Wars, en vez de catalogarlos meramente como un producto de consumo.

En cuanto a la nueva trilogía, si bien The Phantom Menace y Attack of the Clones se lanzaron tanto en formato VHS como en DVD, a partir de Revenge of the Sith únicamente se distribuyeron los DVD de ambas entregas (la versión VHS sólo se puso a la venta en Australia y Reino Unido). De acuerdo al sitio web Counting Down: «20th Century Fox y Lucasfilm lanzarán Star Wars: Episode III - Revenge of the Sith, la cual se esperaba que se convirtiera en uno de los filmes de más éxito de la temporada, exclusivamente en DVD. Star Wars sería la primera gran producción en despedirse del VHS».

Ambas trilogías fueron lanzadas nuevamente a la venta en dos paquetes diferentes de DVD, uno por cada trilogía, disponibles en territorio estadounidense a partir del 4 de noviembre de 2008. Cabe añadirse que los discos en su interior no contienen ningún bonus o material adicional inédito.


VHS, CED, Betamax y LaserDisc

A finales de los años 1970, el VHS no resultó ser un fenómeno generalizado: varias películas se distribuyeron inclusive mucho tiempo después de su exhibición en cines. Por lo tanto, el VHS de Star Wars comenzó a comercializarse a partir de 1980, cuando el formato ya gozaba de una gran popularidad. La primera vez que la saga estuvo disponible oficialmente a la venta en formato de video fue el 1 de septiembre de 1982; tres meses antes, Fox les envió un comunicado a todos los distribuidores de video confirmándoles que los casetes VHS disponibles a partir de mayo de ese año solamente se ofrecerían para la venta, pues las copias en sí empezarían a venderse a partir de septiembre. Lo anterior ocurrió debido a que posiblemente Fox era consciente de que el lanzamiento de los videos en plena temporada veraniega podría competir con el estreno en cines de Star Wars. No obstante, varios distribuidores se quejaron de esta determinación, pues sabían que la demanda de los videos de la trilogía era muy alta, así que optaron en cambio por ofrecer a sus clientes lo que catalogaron como «una renta de por vida», en la que cada consumidor en Estados Unidos pagaba $120 dólares por adquirir el VHS. En cuanto a posibles problemas legales, debido a que eran varias las distribuidoras que realizaron esta estrategia, Fox no pudo tomar cartas en el asunto. En 1984 se estrenó The Empire Strikes Back en VHS y Betamax; se estima que en su primer año de debut, se vendieron hasta 375.000 unidades tan sólo en territorio estadounidense. Al año siguiente, en 1985, se lanzaron las dos primeras cintas de la trilogía original en formato LaserDisc, mientras que al año siguiente debutó Return of the Jedi en formato de video casero.

Con el paso del tiempo se lanzaron hasta tres distintas versiones de la trilogía original en VHS: una a finales de 1990 (siendo la primera vez que la trilogía aparecía en compilatorio, incorporando algunas características adicionales), otra en 1994 (la cual contó con una remasterización del audio) y otra más en 1995 (la última previo a la aparición de las ediciones especiales; además para esta edición se utilizó marketing viral para promocionar el compilatorio al crearse un sitio web exclusivo por parte de Fox). Precedidas por el lema «Ahora o Nunca», refiriéndose al período limitado durante el cual se vendieron, aparecieron las versiones VHS de los LaserDisc distribuidos unos años antes. Al mismo tiempo se comercializaban ediciones de la trilogía en formato CED, cuya única diferencia, respecto al VHS, era su costo reducido. En 1992, la trilogía debutó en formato de pantalla ancha en VHS, en el paquete Star Wars Trilogy Special Letterbox Collector's Edition, conteniendo el video titulado From Star Wars to Jedi: The Making of a Saga a manera de material adicional.

En 1993, se lanzó el compilatorio de LaserDiscs titulado Star Wars Trilogy: The Definitive Collection, que contenía la trilogía original en formato de video de pantalla ancha y remasterizada con tecnología THX, comentarios de audio, así como varias características especiales, junto con una copia del libro George Lucas: The Creative Impulse, que contiene las vivencias del director en sus primeros veinte años de trayectoria cinematográfica. Meses después, en octubre de 1995, apareció nuevamente el mismo paquete, sólo que esta vez no incorporaba el libro, y contrariamente venía acompañado de un par de discos adicionales, los cuales abordaban la producción de la trilogía. Debido a limitaciones técnicas, la versión Laserdisc de Star Wars: Episode V - The Empire Strikes Back fue comprimida, por lo que su duración fue limitada a solamente dos horas.

En 2000, se estrenó The Phantom Menace en formato VHS, siendo el único formato de video disponible de la película en Estados Unidos. Remasterizado con tecnología THX, el casete se hizo acompañar de un documental especial sobre el proceso de filmación de la cinta, además de un libro de 48 páginas con ilustraciones, dibujos y bocetos usados originalmente en la producción.








Edición especial de 1997

En 1997, la trilogía fue remasterizada y se redistribuyó en las salas de cine (a unas cuantas semanas de diferencia entre cada película, a partir de enero), y más tarde en VHS bajo el nombre de «Ediciones Especiales». Además de una limpieza hecha a los negativos, Lucas agregó y cambió la mayoría de las escenas para convertir cada película en lo que originalmente había planeado.

Muchos de los cambios consistieron en adiciones digitales, como la ampliación de los ambientes, el incremento de los personajes adicionales o de limpieza de fondos. Sin embargo, esto despertó cierto descontento entre muchos fans; la más famosa, que engendró a varios sitios de protesta, fue una escena en A New Hope, que presentaba a Han Solo siendo perseguido por un cazarrecompensas llamado Greedo, en la que éste negocia su libertad. En la versión original, Han le dispara al cazarrecompensas causándole la muerte, mientras que en la modificación, poco antes de que Han disparara, Greedo trata de matarlo, pero fracasa. La escena cambia, en cierto modo, el carácter de Han Solo, puesto que si en la primera versión el personaje es mostrado con una actitud casi mala y ambigua, en la segunda versión, parece defenderse del enemigo de una manera legítima. Incluso la escena en la que Han Solo se encuentra con Jabba the Hutt en el puerto espacial, pisoteando su cola sin que éste se moleste, no coincide con la caracterización de Jabba, que es descrita como alguien que se encuentra poco dispuesto a aceptar cualquier tipo de insulto. Este tipo de cambios no fue bien recibido por los fanáticos, y tiempo después éstos mostraron su preferencia por las versiones originales de las películas.


DVD

El 16 de octubre de 2001, Star Wars debutó en formato DVD con el lanzamiento de The Phantom Menace en un set de dos discos, conteniendo varias características adicionales. Además, fue la primera vez que se incluyeron escenas eliminadas de Star Wars en formato de video casero. Al año siguiente se lanzó el Episodio II en el mismo formato, conteniendo una serie de materiales extra al igual que su predecesor.


Edición de 2004

La empresa Lowry Digital Images realizó un largo trabajo para mejorar la trilogía original de Star Wars, tanto en el ámbito del audio como del video, y el 24 de septiembre de 2004 fue distribuida en formato DVD. El paquete incluyó cuatro discos: los tres primeros con las películas y uno adicional con varias características especiales.

Uno de los cambios más visibles es la escena introductoria de Palpatine en The Empire Strikes Back: el actor Ian McDiarmid, quien interpretó al personaje en Return of the Jedi y en la trilogía de precuelas, grabó dicha escena durante la producción de Revenge of the Sith y fue añadida en sustitución de la original. Asimismo, Lucas modificó parte del diálogo entre Vader y Palpatine para que fuera más acorde con los acontecimientos de las precuelas. De forma similar, se editó la escena final de The Return of the Jedi en la que aparecen los espíritus de Anakin, Yoda y Obi-Wan: el actor original que interpretó a Anakin para esa única escena, Sebastian Shaw, fue reemplazado con un archivo de video de Hayden Christensen, intérprete de Anakin en la trilogía de precuelas, causando descontento entre los seguidores de la saga.

Otras modificaciones menores pueden evidenciarse en el DVD de A New Hope: la escena del enfrentamiento entre Han Solo y Greedo fue editada nuevamente, sólo que en esta versión los dos disparan prácticamente de forma simultánea (Greedo sigue siendo el primero que dispara). Mientras tanto, en The Empire Strikes Back, el actor Temuera Morrison grabó algunos diálogos de Boba Fett y se eliminó prácticamente la escena en la que Luke grita una vez que salta para escapar de Vader en Ciudad Nube. De acuerdo a declaraciones del propio Lucas, la edición en DVD de 2004 constituye la versión canónica de la trilogía original.


Edición de 2006

El 12 de septiembre de 2006, se lanzaron en DVD las «versiones inalteradas» de las películas originales de Star Wars, conteniendo la edición original proyectada en cines de cada filme, junto con la edición remasterizada de 2004. Cabe añadirse que esta edición estuvo disponible a la venta por un tiempo limitado, concluyendo su distribución el 31 de diciembre de 2006. No obstante, poco después se aclaró que el término «versión inalterada» no se refiere en sí a los negativos originales de cada cinta, sino más bien a la edición LaserDisc de 1993, de acuerdo a un documento expedido por Lucasfilms.


Blu-Ray

A principios de 2010, Lucasfilm confirmó que se ha estado trabajando durante años en la edición en alta definición Blu-ray de Star Wars. En agosto de 2010, durante el evento Celebration V, George Lucas anunció el lanzamiento de las seis películas de la franquicia en formato Blu-Ray en un box set que saldrá a la venta a finales de 2011. Asimismo, se incluirá material inédito adicional, como por ejemplo una escena eliminada de Return of the Jedi, donde Luke usa por primera vez su nuevo sable de luz de hoja color verde, para infiltrarse al palacio de Jabba the Hutt. Tras terminar de ensamblar su sable, Luke lo esconde en la cúpula de R2-D2.


Legado e impacto cultural

La saga de Star Wars ha tenido un impacto significativo en la cultura popular moderna. La saga ha influido a menudo en otras obras de ciencia ficción y las técnicas e innovaciones que introdujo han mejorado la realización cinematográfica. A ella se atribuye también el resurgimiento del interés popular en la ciencia-ficción y el establecimiento de la misma como un género que puede resultar en un éxito de taquilla (esto último logrado junto con la cinta Tiburón, de 1975).

Asimismo, Star Wars cambió de forma significativa el estilo de películas que se producían en Hollywood en ese entonces, haciendo que los productores pasaran de abordar historias profundas, serias y dramáticas para enfocarse ahora en éxitos de taquilla en los cuales los efectos especiales cobrarían especial importancia en el desarrollo de la trama. Se puede decir entonces que el mundo de los efectos especiales se revolucionó con el estreno de la primera entrega, un aspecto que no había progresado mucho desde los años 1950, para la cual George Lucas creó la empresa Industrial Light & Magic y que desde entonces no ha dejado de aportar novedades en este campo. Asimismo, Lucasfilm introdujo innovaciones en el sonido y el montaje con la creación de EditDroid, que cambió la forma de montar las películas y que precedió a los sistemas que se usan en la actualidad. Cabe añadirse que también creó el modelo de producción de trilogías cinematográficas, mostrándolo como un sistema que, gracias a sus derechos de merchandising, puede generar mayores ganancias que una sola película. En cuanto a 20th Century Fox (productora de las películas), tras el éxito de la primera película, que obtuvo hasta $100 millones de dólares en solamente tres meses, las acciones de la empresa pasaron de $6 a $25 dólares por acción, generando ganancias de $1,2 millones por día para el estudio. Con esto, Fox pudo adquirir las corporaciones Aspen skiing y Pebble Beach Golf, y todavía gozar de un considerable excedente en 1977. A partir de los relanzamientos, continuaciones y productos comerciales, el estudio continuó enriqueciéndose a tal grado que pasó de ser una productora al borde de la quiebra a un conglomerado estable en la industria.

Varios cineastas han reconocido que Star Wars les impulsó a dedicarse al cine, como James Cameron que dejó su trabajo de camionero tras ver la primera entrega en 1977, y otros han citado su influencia en algunas de sus películas, como John Singleton, Roland Emmerich, Ridley Scott y Peter Jackson. Estos dos últimos destacaron especialmente un concepto que usaron, respectivamente, en Alien y en la trilogía cinematográfica de El Señor de los Anillos, el «futuro usado», llamado así por el propio George Lucas y consistente en mostrar todo con un aspecto sucio, como si llevara años siendo usado, frente a la limpieza y perfección que anteriormente mostraban todas las películas de ciencia ficción. Scott lo calificó como «un toque maravilloso» y Jackson afirmó que el realismo que dicho concepto aportaba a las películas ayudaba además a que el espectador se acercara a los personajes. Según las propias palabras de John Lasseter, director de filmes como Toy Story y Bichos, una aventura en miniatura: «Hay pocos momentos en mi vida que nunca olvidaré y uno de ellos es haber visto Star Wars en el Teatro Chino - llevaba sólo dos días en cartelera. Recuerdo que mientras la veía no podía creer que una película pudiera emocionar tanto a alguien. Al final, me dio una sacudida. Miré hacia la audiencia y todos estaba gritando».

Las películas y los personajes han sido parodiados en televisión, cine y música en numerosas ocasiones, y algunos términos como «Imperio maligno» y frases como «Que la Fuerza te acompañe» se han convertido en parte del léxico popular y audiovisual, hasta tal grado que esta última fue enlistada como la octava mejor frase en la historia del cine estadounidense por el American Film Institute.

Por otra parte, cuando Ronald Reagan propuso la Iniciativa de Defensa Estratégica (SDI), que es un sistema basado en láseres y misiles para interceptar ICBMs enemigos entrantes hacia Estados Unidos, el plan fue etiquetado con rapidez bajo el nombre de «Star Wars», implicando que dicha hazaña era cuestión de ciencia ficción y que ello también se relacionaba con la carrera de actuación de Reagan. De acuerdo con Frances FitzGerald, Reagan se molestó por esto, pero el Subsecretario de Defensa, Richard Perle le dijo a sus colegas que «el nombre no era tan malo»; «¿Porqué no?», respondió. «Es una buena película. Además, los buenos ganaron». Esto ganó más resonancia cuando Reagan describió a la Unión Soviética como un «Imperio maligno».

El 31 de octubre de 1997, se estrenó una exhibición en el Smithsonian's National Air and Space Museum titulada Star Wars: The Magic of Myth, donde se mostraban modelos de producción originales, así como accesorios y vestuarios usados en las primeras tres películas de la serie. Dicha instalación fue clausurada el 31 de enero de 1999, tras lo cual realizó una gira por territorio estadounidense a través de Smithsonian Institution Traveling Exhibition Services. Desde entonces, la única forma en que puede accederse a ella es por medio de la página web oficial del instituto, realizando un «recorrido virtual». Cabe señalar que existe una exhibición similar, creada por el Boston Museum of Science, que no tiene vínculo alguno con Star Wars: The Magic of Myth. En octubre de 2007, la NASA lanzó un transbordador espacial que llevaba en su interior el sable de luz originalmente usado por Luke Skywalker en The Return of the Jedi, con el propósito de ponerlo en órbita; el accesorio pasó dos semanas en el espacio exterior, tras las cuales fue devuelto a la Tierra el 7 de noviembre de 2007. Además, el efecto de video holográfico asociado con Star Wars sirvió a manera de herramienta tecnológica para la cadena CNN durante la cobertura especial de las elecciones presidenciales estadounidenses de 2008. En el mismo, la reportera Jessica Yellin y el cantante will.i.am parecían estar en los estudios de CNN (radicados en Nueva York), hablando en persona con los conductores Anderson Cooper y Wolf Blitzer, cuando en realidad se hallaban en Chicago, específicamente en el mitin de Barack Obama. El efecto se logró a partir de la grabación de Yellin y will.i.am con cámaras 35 HD, frente a un panel azul especial (blue screen).

Tiempo después del estreno de su película Avatar, James Cameron mencionó su deseo de que ésta se convierta en un fenómeno de la cultura popular, tal y como Star Wars, Star Trek y las obras de J. R. R. Tolkien. En sus propias palabras: «Tienes que competir mano a mano con estos otros trabajos épicos de fantasía y ficción, los Tolkiens, Star Wars y Star Trek. La gente quiere una realidad alternativa que sea constante para sumergirse en ella y quieren los detalles que la enriquecen y hacen que merezca la pena invertir su tiempo». Tras el éxito de Avatar en formato 3-D, George Lucas reconsideró la posibilidad de adaptar la totalidad de las seis películas a ese mismo formato, y dijo:
"El éxito que obtuvo el monstruo de James Cameron me ha convencido de que la tecnología ha evolucionado a tal punto que ahora estoy dispuesto a reconfigurar la serie que otorga esa atmósfera extraterrestre para que pueda ser vista en tres dimensiones".








Parodias

Las películas y los personajes de Star Wars han sido parodiados en numerosas ocasiones, tanto en televisión como en cine. Entre las parodias fílmicas destaca principalmente Hardware Wars (1977), un cortometraje dirigido y escrito por Ernie Fosselius y al que el propio George Lucas dio su beneplácito. Con un presupuesto de 8.000 dólares, fue filmado en bares, playas y garajes de San Francisco en tan solo cuatro días y logró recaudar medio millón de dólares, posicionándose como el cortometraje con mayor éxito de todos los tiempos

Lucasfilm realizó dos falsos documentales dedicados a la saga, ambos convertidos en obras de culto: Return of the Ewok (1982) y R2-D2: Beneath the Dome (2001). El primero fue dirigido y escrito por David Tomblin, asistente del director Richard Marquand, y cuenta una historia ficticia sobre como el actor Warwick Davis consiguió el papel del ewok Wicket W. Warrick en Return of the Jedi. El segundo fue dirigido por Don Bies y Spencer Susser durante el rodaje de Attack of the Clones y cuenta con la participación de parte del equipo de la saga como George Lucas y Francis Ford Coppola o los actores Carrie Fisher, Harrison Ford, Ewan McGregor, Hayden Christensen y Natalie Portman. Su trama se centra en una historia ficticia sobre la vida de R2-D2 como un droide real. Asimismo, existe una parodia oficial del filme The Clone Wars estrenada en 2009 y denominada Lego Star Wars: The Quest for R2-D2, la cual se transmitió en el canal Cartoon Network «con motivo de la celebración de los primeros diez años de LEGO Star Wars».

En 1982 fue estrenada en Turquía la película del director Çetin İnanç, Dünyayı Kurtaran Adam, también conocida como la Star Wars turca o por su traducción literal al inglés The Man Who Saves the World («El hombre que salva el mundo»). Su guión, escrito por Cüneyt Arkın, hacía uso de material tomado ilegalmente de las películas de Star Wars e incluso fueron incluidas algunas de sus propias escenas, pero por su tono cómico fue considerada una parodia de la saga y fue catalogada como una película de culto tiempo después de su estreno. Spaceballs (1987), una película de Mel Brooks, es otra de las parodias realizadas sobre la saga, aunque también incluye referencias a películas como El planeta de los simios o Star Trek. En 2007 y 2008 respectivamente, se estrenaron dos parodias que contaron con la colaboración de Lucasfilm, Robot Chicken: Star Wars y su secuela Robot Chicken: Star Wars - Episode II, ambas con una duración de media hora, dirigidas por Seth Green y con actores de la saga que prestaron su voz a los personajes, como Fisher, Billy Dee Williams, Mark Hamill y el propio Lucas. A principios de 2010, se anunció la producción de una nueva serie animada de comedia, que será escrita por Brendan Hay (responsable de las noticias cómicas de The Daily Show), y contará con la asistencia de los creadores de Robot Chicken, Seth Green y Matthew Senreich. Asimismo, dicha serie, aún sin nombre, tomará lugar durante la trilogía original.

Además, los guiones de películas como Back to the Future, Clerks, Hot Shots! 2, E. T., el extraterrestre y gran parte de las obras de Kevin Smith incluyen alusiones a la saga, así como numerosas series de televisión, entre ellos Lost, Doctor Who, The Big Bang Theory, 30 Rock, Tiny Toons,Los Simpson, Futurama, y South Park, de la que se originó el término Defensa Chewbacca. La serie de animación Padre de familia le dedicó dos episodios a la saga: «Blue Harvest» (2007), basado en A New Hope, y «Something, Something, Something, Dark Side» (2010), basado en The Empire Strikes Back.





Tikal Guatemala, luna de Yavín



Temas musicales

Varios músicos han rendido homenaje al universo de Star Wars y han incluido referencias a la saga en sus canciones. El músico y productor discográfico Meco contactó en 1977 con Casablanca Records, la compañía propietaria de los derechos de autor de la banda sonora, para crear un álbum de versiones de esta que finalmente lanzó bajo el título Star Wars and Other Galactic Funk y en el que contó con la ayuda del arreglista Harold Wheeler. Posteriormente lanzó otros trabajos inspirados en la saga como Star Wars, Meco Plays Music from the Empire Strikes Back y Music Inspired by Star Wars.

El humorista y cantante "Weird Al" Yankovic creó dos parodias sobre Star Wars: «Yoda», basada en el tema «Lola» de The Kinks, y «The Saga Begins», basada en «American Pie» de Don McLean y en la que vuelve a contar la historia de La amenaza fantasma desde la perspectiva de Obi-Wan Kenobi. En 2000, Jason Brannon y Chris Crawford crearon un tema basado en la trilogía original, «Star Wars Gangsta Rap», que se popularizó a través de un video musical realizado íntegramente en tecnología Flash y que fue listado por la revista Time como la mejor comedia online de 2001.


Política

El paralelismo que existe entre la política estadounidense y Star Wars tiene su origen en la primera película de la serie, A New Hope. Estos ecos políticos de la serie han demostrado el hecho de que Lucas transportó parte de la idea de Apocalypse Now, a la saga de ciencia ficción, tal y como afirma Walter Murch:
"George Lucas tenía previsto dirigir Apocalypse Now. Tras el éxito de American Graffiti, resucitó la película, pero el tema seguía caliente y nadie quería invertir en un proyecto como éste. Así que George revalorizó la cuestión, preguntándose lo que quería decir con Apocalypse Now y redujo el mensaje de la película en la capacidad de un grupo de personas para derrotar a un poderoso gigante sólo con la fuerza de sus ideas. Esto influyó en la esencia de la historia en un contexto relacionado con la política y el ambiente de la película hace mucho tiempo, en un lugar muy lejano. Así dio origen a Star Wars. Los vietnamitas se convirtieron en los rebeldes y los Estados Unidos se convirtieron en el Imperio. Star Wars es la versión de Lucas de Apocalypse Now".

La premisa de The Clone Wars ha sido, a menudo, yuxtapuesta con la de la Segunda Guerra Mundial. Hay varias similitudes históricas que existen entre Palpatine y Hitler, puesto que ambos usaron la guerra y varios chivos expiatorios con el fin de manipular las emociones y los sentimientos de la sociedad, y ambos se caracterizan por ser líderes fuertes y carismáticos. En cualquier caso, Lucas fue citado en varias entrevistas, y la principal fuente de complot político detrás de The Clone Wars y otras intrigas de la saga es la guerra de Vietnam y la era de Watergate, durante el cual los líderes políticos optaron por la corrupción y la trampa. Además, puede decirse que hay con certeza una serie de parecidos históricos entre The Clone Wars y la guerra de Iraq.
Desde el 11 de septiembre, la administración de Bush ha usado nuestro miedo colectivo hacia el terrorismo tal y como el Emperador Palpatine usó las Guerras Clon: para incrementar a nivel interno el poder ejecutivo y acrecentar el poder de Estados Unidos en el exterior.


La película, a pesar de sus afirmaciones de que la historia tiene ecos de la política estadounidense, George argumentó que escribió la historia antes de la guerra en Iraq: «Las semejanzas entre Vietnam y lo que estamos haciendo ahora en Iraq son increíbles. Escribí la historia en tiempos de Vietnam, no de Iraq». En varias entrevistas, sin embargo, dice que Bush no influyó en ningún aspecto en la historia de las películas, sino que fue el propio presidente Richard Nixon quien inspiró la escritura de los guiones. Lucas dijo que hace mucho tiempo en una galaxia muy lejana, había leído algo de historia y se cuestionó «porqué, tras haber asesinado a Julio César, el Senado romano le dejó las cosas a su sobrino también sediento de poder, César Augusto, o porqué después de afrontar una revolución, Francia le dio sus dominios a Napoleón, un dictador».

Incluso en la política moderna, la saga ha dejado su huella. Un ejemplo es cuando Ronald Reagan propuso la Iniciativa de Defensa Estratégica (SDI) para utilizar los sistemas de armas con base en tierra y el espacio para proteger a los Estados Unidos de los ataques de misiles balísticos con ojivas nucleares; dicho proyecto se denominó Star Wars, generando una serie de críticas.


Notas

1. ↑ Según las declaraciones de George Lucas, las películas de Star Wars no se encuadran dentro del género ciencia ficción, sino más apropiadamente dentro de las operetas u óperas espaciales (del término inglés space opera).
2. ↑ La relación de aspecto 2.39:1 es referida a menudo como 2.35:1 debido a la escasa diferencia entre ambas.
3. ↑ Según la definición, algunas tarjetas pueden ser, dependiendo del grado de colección, cromos protegidos por plástico con el fin de evitar que se dañen fácilmente.




STAR WARS EPISODIO I - LA AMENAZA FANTASMA






Star Wars: Episode I - The Phantom Menace es una película de space opera escrita y dirigida por George Lucas. Fue la cuarta película estrenada de Star Wars y la primera en términos cronológicos internos de la saga. La película fue estrenada el 19 de mayo de 1999, casi 16 años después de Star Wars Episodio VI: El retorno del jedi. A pesar de las criticas recibidas, es una de las películas más taquilleras de la historia del cine, al recaudar en todo el mundo $925.5 millones.







Argumento

La historia se sitúa temporalmente 32 años antes de la batalla de Yavin. Narra los sucesos de la batalla de Naboo, y se muestra como el senador Palpatine empieza su gran conspiración para llegar a ser Emperador de toda la galaxia. En ella podemos ver a un joven Anakin Skywalker, de nueve años de edad, libre de todo rastro del Lado Oscuro, que vive como esclavo con su madre en Tatooine. Allí conoce a un maestro Jedi llamado Qui-Gon Jinn, quien escapando con la reina de Naboo, de la Federación de Comercio que ha bloqueado el pequeño planeta de Naboo, gobernado por la joven Reina Amidala, como parte de un plan ideado por Sith Darth Sidious, que manteniéndose en el anonimato dirige a los neimoidianos que están al mando de la Federación.







Amidala es convencida por los Jedis Qui-Gon Jinn y su aprendiz, o padawan, Obi-Wan Kenobi a viajar hasta Coruscant, capital de la República y sede del Consejo Jedi para intentar mediar esta amenaza. Pero esquivando el bloqueo, la nave real resulta dañada, obligando a la tripulación a aterrizar en el desértico y remoto planeta de Tatooine. Qui-Gon Jinn nota en el pequeño Skywalker una poderosa fluctuación de la Fuerza.









Qui-Gon Jinn pide autorización al Alto Consejo Jedi para entrenar a Anakin como Jedi. Inicialmente, el Consejo se opone ya que Anakin era demasiado mayor para empezar. Pese a esta oposición, Qui Gon decide que de todas las maneras va a formar a Anakin, mas el asunto queda postergado por la aparición de un Sith, Darth Maul (aprendiz de Darth Sidious), quien en una lucha en el palacio de Naboo mata a Qui-Gon, y a su vez es derrotado por Obi-Wan Kenobi, el aprendiz de Qui-Gon, quen es nombrado Caballero Jedi y también decide desafiar al Consejo Jedi y entrenar a Anakin Skywalker.










Reparto

Personaje Actor

Qui-Gon Jinn Liam Neeson
Obi-Wan Kenobi Ewan McGregor
Padmé Amidala Natalie Portman
Anakin Skywalker Jake Lloyd
Senador Palpatine/Darth Sidius Ian McDiarmid
Shmi Skywalker Pernilla August
Sio Bibble Oliver Ford Davies
Capitán Panaka Hugh Quarshie
Jar Jar Binks Ahmed Best
C-3PO Anthony Daniels
R2-D2 Kenny Baker
Yoda Frank Oz
Canciller Supremo Finis Valorum Terence Stamp
Jefe Nass Brian Blessed
Watto Andy Secombe
Darth Maul Ray Park
Sebulba Lewis MacLeod
Wald Warwick Davis
Capitán Tarpals Steven Speirs
Nute Gunray Silas Carson
Rune Haako Jerome Blake
Daultay Dofine Alan Ruscoe
Ric Olié Ralph Brown
Piloto de caza Bravo 5 Celia Imrie
Piloto de caza Bravo 2 Benedict Taylor
Piloto de caza Bravo 3 Clarence Smith
Mace Windu Samuel L. Jackson
Guardia de palacio Dominic West
Rabé Cristina da Silva
Eirtaé Friday (Liz) Wilson
Yané Candice Orwell
Saché Sofia Coppola
Sabé Keira Knightley
Capitana Crucero de la Rep. Bronagh Gallagher
Piloto Crucero de la Rep. Silas Carson
TC-14 John Fensom
Fode Greg Proops
Beed Scott Capurro
Jabba el hutt
Jira Margaret Towner
Kitster Dhruv Chanchani
Seek Oliver Walpole
Amee Jenna Green
Melee Megan Udall
Eeth Koth Hassani Shapi
Adi Gallia Gin
Saesee Tiin Khan Bonfils
Plo Koon Alan Ruscoe
Yarael Poof Michelle Taylor
Ki-Adi-Mundi Silas Carson
Even Piell Michaela Cottrell
Oppo Rancisis Jerome Blake
Depa Billaba Dipika O'Neill Joti
Yaddle Phil Eason
Mas Amedda Jerome Blake
Aks Moe Mark Coulier (Marc Silk)
Lott Dod Silas Carson
Tei How Tyger
Weazel Warwick Davis













Premios

* (2000) Premios Óscar - Nominada, mejor sonido.
* (2000) Premios Óscar - Nominada, mejor edición de sonido.
* (2000) Premios Óscar - Nominada, mejores efectos visuales.
* (2000) Premios Saturn - Ganadora, mejores efectos especiales


















Star Wars: Episode I - The Phantom Menace
Star Wars: Episodio I - La amenaza fantasma



Ficha técnica

Dirección George Lucas
Producción George Lucas, Rick McCallum
Guión George Lucas
Música John Williams
Reparto Liam Neeson, Ewan McGregor, Natalie Portman, Ray Park, Jake Lloyd, Ian McDiarmid, Anthony Daniels, Kenny Baker, Frank Oz, Pernilla August

Datos y cifras

País Estados Unidos
Año 1999
Género Space opera
Duración 133 min

Compañías

Distribución 20th Century Fox
Presupuesto $115.000.000




STAR WARS EPISODIO II - EL ATAQUE DE LOS CLONES





Star Wars: Episode II - Attack of the Clones (titulada en España Star Wars: episodio II - El ataque de los clones) es una película de space opera dirigida por el cineasta estadounidense George Lucas y escrita por él mismo y Jonathan Hales. Fue la quinta película estrenada de la saga Star Wars y la segunda en términos de cronología interna.

El reparto principal estuvo formado por Ewan McGregor, Hayden Christensen, Natalie Portman, Samuel L. Jackson, Christopher Lee, Ian McDiarmid, Temuera Morrison, Frank Oz, Anthony Daniels y Kenny Baker. El rodaje comenzó a mediados de 2000, en los estudios de 20th Century Fox en Australia, para luego trasladarse a exteriores como el Palacio Real de Caserta y los jardines del lago de Como, ambos en Italia, el desierto de Túnez y la ciudad de Sevilla (España). Fue la primera película que se rodó por completo con cámara digital de alta definición (24 fotogramas por segundo). Los efectos especiales corrieron a cargo de Industrial Light & Magic, empresa fundada por Lucas durante la producción de la primera entrega de la saga, A New Hope.






La trama se desarrolla diez años después de los sucesos ocurridos en la película anterior, The Phantom Menace (La amenaza fantasma). Después la Batalla de Naboo, la galaxia se encuentra al borde de una guerra civil. Bajo la dirección de un jedi renegado que se hace llamar Conde Dooku, muchos sistemas solares amenazan con la secesión de la República Galáctica. Tras los intentos de asesinato de la senadora Padmé Amidala, la anterior reina de Naboo, el aprendiz de jedi Anakin Skywalker es asignado para protegerla, mientras que a su maestro, Obi-Wan Kenobi, se le asigna la investigación del intento de asesinato.

Fue estrenada el 16 de mayo de 2002 en Estados Unidos, recibiendo comentarios variados por parte de la crítica cinematográfica. Con un presupuesto de $115.000.000, logró recaudar $649.398.328 en las taquillas de todo el mundo, situándose como la cuarta película de la saga con mayor recaudación.






Argumento

Después de un nuevo intento de asesinato de la senadora Padmé Amidala, el Consejo Jedi le encarga al padawan Anakin Skywalker la misión de proteger a la senadora, mientras que su maestro, Obi-Wan Kenobi, trata de descubrir la identidad del cazador de recompensas que se encuentra tras los intentos de asesinato.

Anakin y Padmé parten del planeta Coruscant hacia Naboo, lugar de origen de la senadora. Allí, Anakin acaba por revelarle a Padmé lo que siente por ella y a la vez se entera de que es correspondido. Pero ambos deciden reprimir sus sentimientos, debido a que a los jedis no se les permite enamorarse. Durante su estancia en Naboo, Anakin tiene sueños premonitorios en los que ve sufrir a su madre, Shmi Skywalker, y junto con Padmé, decide viajar a Tatooine, el planeta donde había nacido y donde todavía se encontraba su madre. Allí se reúnen con la nueva familia de Shmi, los Lars, que le cuentan a Anakin apenados como su madre había sido secuestrada hacía ya un mes por los Tusken, los moradores de las arenas. Anakin parte solo en su búsqueda y encuentra a su madre prisionera en un campamento de los Tusken; no obstante, tras unas pocas palabras, Shmi muere y Anakin, furioso, asesina despiadadamente a toda la tribu de Tusken. Entonces lleva el cuerpo de su madre a la granja de los Lars, donde la entierran.





Mientras tanto, las investigaciones de Obi-Wan le llevan al planeta Kamino, donde descubre que los kaminoanos están preparando un ejército de clones para la República por encargo de un maestro jedi que había sido asesinado años atrás. Además allí se encuentra al cazarecompensas que había intentado asesinar a Padmé, Jango Fett, y que los kaminonianos están usando para crear los clones. Fett consigue escapar, pero Obi-Wan le sigue hasta el planeta Geonosis, donde descubre que se encuentran los separatistas de la República a cargo del Conde Dooku. Obi-Wan trata de mandar un mensaje al Consejo Jedi para informarles, pero debido a un fallo en su transmisor, se lo envía a Anakin que se encuentra a menor distancia, para que él lo reenvíe. Obi-Wan acaba siendo apresado mientras lo grababa, por lo que Anakin y Padmé también van en su ayuda tras reenviar el mensaje. Ambos caen también prisioneros, pero numerosos jedi llegan a Geonosis para rescatarlos. No obstante, la mayoría de los jedis son neutralizados por el ejército droide de los separatistas y cuando todo parecía perdido, el maestro Yoda aparece con miles de soldados clon traídos de Kamino.





Se desata entonces la batalla de Geonosis, la primera librada entre la República y los separatistas y la que daría inicio a las Guerras Clon. En el fragor de la batalla el Conde Dooku huye perseguido por Anakin y Obi-Wan. Dooku derrota fácilmente a Obi-Wan y a Anakin, al cual le amputa el antebrazo; no obstante, antes de que les matara, el maestro Yoda acude en su ayuda e inicia un duelo con Dooku, que acaba huyendo.

Poco después, Anakin, ahora con un brazo mecánico, se casa en secreto con Padmé en los lagos de Naboo.






Reparto

Buena parte del reparto principal de The Phantom Menace regresó para rodar Attack of the Clones. Ewan McGregor volvió a interpretar a Obi-Wan Kenobi, convertido en caballero jedi durante esta entrega y en mentor del joven padawan Anakin Skywalker. Natalie Portman repitió su rol de Padmé Amidala, antigua reina del planeta Naboo y senadora del mismo planeta, al igual que Ian McDiarmid como el canciller Palpatine.

Debido a que entre las primera y segunda entregas transcurre un periodo de diez años, Jake Lloyd, quien interpretó a Anakin Skywalker de niño en The Phantom Menace, no pudo seguir en el papel. El equipo encargado de las audiciones realizó una gran búsqueda por Estados Unidos para encontrar al nuevo actor que interpretaría a Skywalker y, tras seis meses, Hayden Christensen fue el escogido. Lucas audicionó a diversos actores, en su mayoría desconocidos, antes de que Christensen fuera elegido.





Entre los muchos que fueron audicionados estaban Ryan Phillippe, rechazado por ser demasiado mayor para el papel, Colin Hanks, hijo del también actor Tom Hanks y que fue rechazado por su «falta de química» con Natalie Portman, y Jonathan Brandis. Leonardo DiCaprio también se reunió con Lucas para el papel; no obstante, su publicista, Ken Sunshine, confirmó que el actor ya estaba ocupado, pues durante el rodaje de Attack of the Clones tenía previsto filmar la película Gangs of New York, de Martin Scorsese.






Samuel L. Jackson retomó su papel de Mace Windu, un maestro jedi miembro del Consejo Jedi. Frank Oz prestó de nuevo voz al maestro Yoda, personaje que por primera vez en la saga fue realizado mediante efectos digitales en lugar de usar marionetas. Anthony Daniels y Kenny Baker dieron vida a los droides C-3PO y R2-D2 respectivamente; el droide de protocolo creado por Skywalker pasó a estar al cargo de la familia Lars tras su marcha del planeta Tatooine, mientras que el astrodroide pasó a formar parte del servicio de la senadora Amidala. Ahmed Best retomó su papel de Jar Jar Binks, un gungan elegido representante de Naboo por su senadora.

Entre los nuevos actores que se incorporaron al reparto se encontraban Christopher Lee, quien interpretó a un antiguo jedi que se hace llamar Conde Dooku y que se desempeña como uno de los líderes del movimiento separatista; Temuera Morrison, como el cazarecompensas Jango Fett y los soldados clon, creados estos últimos por los kaminonianos con el ADN del primero para formar un ejército para la República. Daniel Logan interpretó a Boba, un clon inalterado al que Feet trata como a un hijo y que ya apareció de adulto en la trilogía original de la saga.






Antes de haberse iniciado el rodaje de la película, se rumoreó que Catherine Zeta-Jones iba a formar parte del reparto en el papel de una Sith y Ralph Fiennes como intérprete del joven Moff Tarkin. E! Online informó de que George Lucas había permitido al grupo musical 'N Sync grabar un pequeño cameo en la película con el fin de satisfacer a sus hijas. No obstante, durante la post-producción, esta escena fue omitida.

Por error, en los créditos finales, el actor Alan Ruscoe aparece listado como el senador neimoidiano Lott Dod, cuando dicho personaje fue interpretado por el inacreditado David Healey y doblado por Christopher Truswell.






Rodaje

Desde sus primeras colaboraciones en la serie de televisión Las aventuras del joven Indiana Jones, George Lucas se interesó por la fotografía digital. Movido por el interés del director, en el año 1996, el productor Rick McCallum convenció a la empresa Sony para que desarrollara una cámara digital de alta definición de 24 fotogramas por segundo. En La amenaza fantasma se realizaron algunas pruebas digitales, pero la tecnología no estaba del todo lista. La versión final de la cámara llegó a manos de McCallum tan solo una semana antes de que se empezara a rodar El ataque de los clones.







El rodaje comenzó el 26 de junio de 2000, en la 20th Century Fox Studios de Australia. Tras dos meses y medio allí, se inició el rodaje en exteriores, comenzando en el Palacio Real de Caserta, en Italia, donde ya anteriormente se habían rodado las escenas del palacio de Naboo de La amenaza fantasma. Los jardines del lago de Como (también en Italia) fueron otro de los paisajes usados para la representación de Naboo. Acto seguido el equipo se trasladó al desierto de Túnez, donde se rodaron las escenas del planeta Tatooine, al igual que en las anteriores películas de la saga. La escena de la granja de la familia Lars que aparece en La venganza de los Sith, cuando Obi-Wan entrega al bebé Luke a Owen y Beru Lars, fue grabada a la vez que las escenas de El ataque de los clones en este mismo lugar. Después, la ciudad de Sevilla, en España, y más concretamente la Plaza de España, sirvió como paisaje para la ciudad de Theed, capital de Naboo.

El uso de las nuevas cámaras digitales supuso un ahorro de tiempo durante la producción de la película, porque no tenía que revelarse como el celuloide y permitía montar y modificar las escenas de forma rápida, pues no había que escanear las tomas para modificarlas a ordenador y luego volver a escanearlas en la película.






Producción

Durante los primeros meses de producción y sin todavía una copia del guión, los diseñadores de producción Gavin Bocquet y Doug Chiang comenzaron a trazar los primeros esbozos de los dos nuevos planetas que aparecían en El ataque de los clones. Durante la pre-producción, George Lucas describió el planeta Geonosis como un mundo rocoso y de insectos. Los diseñadores basaron la geografía del planeta en los grandes montículos de termitas que se pueden encontrar en el continente africano, mezclándola con una arquitectura de estilo gótico y Art Nouveau. La apariencia de los geonosianos fue hecha a partir de una mezcla entre termitas y los primeros bocetos de los neimoidianos que fueron diseñados para La amenaza fantasma. Por otro lado, el planeta Kamino, conocido durante la producción como el “planeta de agua” o el “planeta tormenta”, fue diseñado como contraste a Geonosis, con un aspecto pulcro y elegante, al igual que sus habitantes, los kaminoanos, basados en los clásicos extraterrestres de cuello largo y ojos en forma de almendra, pero los diseñadores les añadieron algunos rasgos de las crías de foca, para darles un aspecto más inocente. Los planos del exterior de Kamino fueron hechos a partir de una maqueta, a la cual se le añadió el agitado mar a ordenador.





Los soldados clon fueron añadidos en su mayoría a ordenador. Con el diseño de su armadura se quiso marcar la evolución que sufriría esta hasta convertirse en la que llevan los soldados imperiales en la trilogía original. Debido a que durante un tiempo se especuló sobre la similitud entre la armadura del cazarecompensas Boba Fett (que también era uno de los clones creados en Kamino) y la de los soldados imperiales, el diseñador Doug Chiang creó la armadura de los clones como una mezcla de las dos citadas. En La venganza de los Sith, la evolución de la armadura se haría más visible al introducir en ella distintos colores, tal y como aparecen en las de los soldados imperiales en la trilogía original.






Junto con los soldados clon se introdujeron numerosos vehículos nuevos, como los LAAT, llamados durante la producción "helicóptero de ataque jedi", que fueron diseñados bajo la influencia de los helicópteros rusos Mil Mi-24,[ o los tanques AT-TE, añadidos a ordenador durante los últimos momentos de la post-producción y que fueron diseñados por Ryan Church como predecesores de los futuros AT-AT imperiales (hecho notable en su aspecto similar). El caza jedi, que aparece también por primera vez en esta película en manos de Obi-Wan Kenobi, recuerda por su forma triangular a los destructores imperiales.







Gavin Boquet fue el encargado de la construcción de escenarios. En total se hicieron 68 decorados, entre los que destacan el club nocturno de Coruscant, la reproducción de la cocina de la familia Lars tal y como fue ya vista en Una nueva esperanza, y la cámara del Consejo Jedi. Este último fue remodelado varias veces para crear otros decorados nuevos relacionados con los jedi, como el despacho de Yoda o la sala donde este da clase a los padawan.







El coordinador de especialistas Nick Gillard, que ya antes había elaborado el estilo de lucha jedi para La amenaza fantasma, creó en esta película un estilo diferente para cada jedi, mezclando técnicas de espadachines con artes marciales. El propio Gillard realizó varias entrevistas en distintas escuelas de lucha para escoger a los extras que harían de jedis. Por petición propia el personaje de Samuel L. Jackson, el maestro jedi Mace Windu, al que se ve luchar por primera vez en esta película, recibió una espada láser cuya hoja es de color púrpura, en contraposición a los tradicionales colores azul o verde para los "buenos" y rojo para los "malos".






Banda sonora

La banda sonora de la película fue puesta a la venta el 23 de abril de 2002 por Sony Classical. La música fue compuesta y dirigida por John Williams y realizada por la London Voices y la Orquesta Sinfónica de Londres.

Se han distribuido cuatro cubiertas distintas de la banda sonora: una con el personaje de Yoda, otra con Anakin y Padmé, otra con Jango Fett y otra con el cartel final usado para la película.






Novela

La novela basada en la película fue escrita por R.A. Salvatore y fue publicada el 23 de abril de 2002 por la editorial Del Rey. Incluye acontecimientos exclusivos creados por el autor.

En el prólogo, Anakin, mientras volaba hacia el planeta Ansion con Obi-Wan, tiene una pesadilla en la que su madre Shmi Skywalker se convierte en vidrio y se rompe. Las siguientes páginas hacen referencia a los acontecimientos que condujeron a la captura de Shmi por los moradores de las arenas y como Cliegg Lars perdió la pierna al intentar rescatarla. Además ofrece una visión más detallada que la película de la vida de Shmi en la granja de humedad y sus relaciones con la familia Lars y C-3PO.





Intercalados con estos eventos, hay también escenas de la senadora Amidala antes de su partida hacia Coruscant para votar sobre creación de un ejército para la República. Padmé discute con su hermana sobre la posibilidad de retirarse de la política para iniciar una familia y entonces recibe los informes acerca de los disturbios entre los mineros de especias de las lunas de Naboo a los que se hace referencia en la película.


La novela también profundiza más tanto en la relación padre-hijo de Jango y Boba Fett, como en la de Padmé y Anakin.






Estreno

El teaser trailer de la película, de dos minutos y medio de duración, fue estrenado el 10 de marzo de 2002 en la cadena de televisión Fox, durante la publicidad emitida entre las series Malcolm in the middle y The X-Files. Cinco días después, este mismo trailer se comenzó a emitir en la gran pantalla durante los anuncios de la película Ice Age.







El estreno mundial de El ataque de los clones tuvo lugar el 16 de mayo de 2002, recibiendo la calificación PG (Parental Guidance Suggested: control de padres sugerido) por la Motion Picture Association of America, la asociación estadounidense encargada de la clasificación por edad de las películas. Antes de que la película fuera estrenada hubo una serie de controversias con respecto a la piratería. Una semana antes del estreno, apareció una copia pirata de la película en Internet, realizada presuntamente durante una muestra privada y gracias a una cámara de vídeo digital que grababa la pantalla en la que se estaba emitiendo. Los analistas predijeron que hasta un millón de personas vieron esta copia de la película antes de que fuera estrenada en los cines. Además las autoridades incautaron miles de copias pirata en DVD y VCD de El ataque de los clones en Kuala Lumpur, capital de Malasia, antes de que la película se estrenara. De nuevo en Malasia, aunque esta vez en Singapur, los agentes de aduanas arrestaron una semana después del estreno mundial, el 23 de mayo, a una pareja que acababa de recibir 9.000 copias pirata de la película, que habían sido introducidas clandestinamente en el país.







Recepción

Recaudación

La película recaudó un total de 649.398.328 dólares alrededor del mundo (310.676.740 en Estados Unidos y 338.721.588 en el resto de países) tras estar 172 días en los cines, alcanzando así el puesto 25º en el ránking de películas con más recaudación de toda la historia. Fue la única película de Star Wars que no llegó al primer puesto de películas más taquilleras del año en Estados Unidos, ya que Spider-Man y El Señor de los Anillos: las dos torres, ambas disfrutando de una crítica más favorable, quedaron por delante







Crítica

Como ya le ocurrió a su predecesora, Attack of the Clones recibió tanto comentarios buenos como malos por parte de la crítica cinematográfica. El sitio web Rotten Tomatoes reporta que la película posee 143 evaluaciones positivas de un total de 216, lo que se traduce en un 66% de «frescor» con una puntuación en promedio de 6,5 sobre 10. Por su parte, el sitio Metacritic le dio una puntuación de 53 sobre 100, en base a 39 críticas dadas por medios especializados. Los usuarios de Internet Movie Database (IMDb), con 157.672 votos, le otorgan a la película una nota media de 6,8 sobre 10 puntos posibles.







Buena parte de los comentarios negativos se centraron en aspectos del guión, aunque la mayor parte de los críticos reconocieron una mejoría con respecto a The Phantom Menace. Roger Ebert, del Chicago Sun-Times, puntuó la película con dos estrellas de cuatro posibles y criticó el romance entre Padmé Amidala y Anakin Skywalker, basado en los «clichés románticos más básicos y cansados», así como el diálogo «plano» que se mantiene durante la primera hora de la película para establecer los puntos de la trama e informar a los espectadores de lo sucedido desde el final de la primera entrega, comparando por ello a los personajes con abogados en lugar de héroes. Kenneth Turan, de Los Angeles Times, coindició practicamente en todo con Ebert al criticar la falta de química entre la pareja protagonista y el diálogo «plano», añadiendo que ni siquiera actores de la talla de Ewan McGregor y Natalie Portman fueron capaces de animarlo, a excepción de Christopher Lee y su interpretación del conde Dooku. La crítica de Mick LaSalle, del San Francisco Chronicles, seguió la misma dirección que las dos anteriores, aunque no fue tan crítico con la relación entre Amidala y Skywalker y destacó a este último como «lo mejor de la película [...] el único con la capacidad de sorprendernos».





Todd McCarthy, de la revista Variety, coindició en el aspecto de los «diálogos mundanos» entre la pareja, pero añadió que «la exposición y el sentido de la narración son más claros y rentables» y que «algunas de las interpretaciones son realmente decentes». Destacó además la «estupenda» labor del diseñador de producción Gavin Bocquet, la diseñadora de vestuario Trisha Biggar y del equipo de efectos visuales, especialemente la creación digital de Yoda con «infinitamente más movilidad y expresividad que su homólogo en Return of the Jedi». Michael Wilmington, del Chicago Tribune, calificó Attack of the Clones como la «más emocionante y visualmente espectacular de todas las películas de Star Wars hasta la fecha». Mencionó la calidad de los efectos visuales y describió la película como una «narración visual de primer orden», destacando también el carisma de personajes como Yoda y C3PO y la agradable transición de Ewan McGregor con presagios del Obi Wan interpretado por Alec Guinness en la trilogía clásica, e incluyendo una comparación entre la crueldad del conde Dooku de Christopher Lee y el Darth Vader de James Earl Jones.

Pocos meses antes del estreno del episodio III, Revenge of the Sith, el actor Ewan McGregor calificó los combates de espada láser que aparecen en Attack of the Clones como «insatisfactorios» en comparación con los climáticos duelos de la última entrega de la saga.






Lanzamiento en DVD

El ataque de los clones fue lanzada en DVD el 14 de noviembre de 2002. George Lucas editó y agregó ciertos elementos que hacen al DVD ligeramente diferente de su proyección en salas de cine. Presenta un comentario de audio del director George Lucas, del productor Rick McCallum, del editor y diseñador de sonido Ben Burtt, del director de animación de ILM Rob Coleman y de los supervisores de efectos visuales de ILM Pablo Helman, John Knoll y Ben Snow.

En el DVD de contenidos extra se incluyen numerosos documentales sobre la película, algunos ya emitidos en televisión e internet y otros exclusivos. Entre los exclusivos se encuentran: uno sobre los efectos sonoros, uno sobre la creación de personajes digitales como Yoda y Dexter, dos sobre los efectos visuales y un video promocional del reportaje cómico titulado R2-D2: Bajo la carcasa, emitido en la televisión estadounidense y en el que se relata la vida del astrodroide R2-D2 como si de un actor real se tratase. La actriz Carrie Fisher, que interpretó a la princesa Leia en la trilogía original de Star Wars, participó en la promoción. Entre los ya publicados están los doce documentales cortos que fueron colgados en la web oficial de Star Wars durante el rodaje de la película y que cubren la producción global de El ataque de los clones, y los tres emitidos en televisión que tratan sobre las escenas de acción, la historia general y la historia de amor entre Padmé y Anakin, respectivamente.

También vienen incluidas ocho escenas que fueron suprimidas de la versión proyectada en los cines y en las que se pueden ver nuevos lugares, como la sala de análisis y los hangares del templo Jedi y a nuevos personajes, como la familia de Padmé.

El DVD recibió una serie de nominaciones, pero no llegó a conseguir ningún premio:[


Premios Saturn Mejor edición especial en DVD El ataque de los clones Nominado
Premios DVD Exclusive Mejor diseño de menús Van Ling Nominado
Premios DVD Exclusive Original documental retrospectivo John Shenk Nominado
Premios DVD Exclusive Mejor contenido extra nuevo Jim Ward Nominad
Premios DVD Exclusive Mejores escenas nuevas ampliadas y reconstruidas George Lucas Nominado






Alusiones a la trilogía original


La trilogía que constituye una protosecuela de la saga de Star Wars (episodios I, II y III) hace a menudo alusión a la trilogía original (episodios IV, V y VI), ayudando a conectar todas las películas. George Lucas se ha referido a la sextalogía como un largo poema que rima.

En El ataque de los clones hay una clara alusión a El Imperio contraataca, ya que en ambas se produce una persecución y el perseguido consigue escapar de forma parecida: en esta película, Obi-Wan Kenobi escapa de Jango Fett en un campo de asteroides juntando su caza espacial a una de las rocas con el fin de desaparecer de los sensores de su enemigo, mientras que en El Imperio contraataca, Han Solo utiliza una táctica similar juntando el Halcón Milenario a un destructor imperial.

También aparece en esta película el origen de la gigantesca estación espacial conocida como la Estrella de la Muerte. Durante la batalla de Geonosis y dándola por perdida, el Conde Dooku se guarda un holograma en el que aparece la estación, con el fin de llevárselo a su maestro Darth Sidious.





Secuela

El 15 de agosto de 2008 se estrenó en cines estadounidenses Star Wars: The Clone Wars, una película de animación CGI que sirvió como adelanto de la serie con el mismo nombre y que fue estrenada en otoño del mismo año en la cadenas de televisión Cartoon Network y TNT. La serie, que está hecha en el mismo formato que la película, cuenta con episodios de media hora de duración y en ambas se narran los acontecimientos que tienen lugar entre El ataque de los clones y La venganza de los Sith: las Guerras Clon.









Star Wars: Episode II - Attack of the Clones,
Star Wars: Episodio II - El ataque de los clones


Ficha técnica

Dirección George Lucas
Producción George Lucas, Rick McCallum
Guión George Lucas, Jonathan Hales
Música John Williams
Reparto Ewan McGregor, Hayden Christensen, Natalie Portman, Samuel L. Jackson, Christopher Lee, Ian McDiarmid

Datos y cifras

País Estados Unidos
Año 2002
Género Space opera
Duración 142 min

Compañías

Distribución 20th Century Fox
Presupuesto $115.000.000
Recaudación $649.398.328



STAR WARS EPISODIO III - LA VENGANZA DE LOS SITH




Star Wars: Episode III - Revenge of the Sith (Star Wars: Episodio III - La venganza de los Sith) es una película de space opera estadounidense, escrita y dirigida por George Lucas. Fue la sexta película estrenada de la saga Star Wars, siendo la tercera en términos de cronología interna.

La trama describe una época en la que los Caballeros Jedi se han esparcido por toda la galaxia, dirigiendo un ejército clon masivo para enfrentarse a los separatistas galácticos, tres años después del inicio de las Guerras Clon. El canciller Palpatine es secuestrado y el maestro jedi Obi-Wan Kenobi, acompañado de su aprendiz Anakin Skywalker, es enviado a rescatarlo en una misión donde también debe eliminar a los líderes separatistas Conde Dooku y General Grievous, para concluir el conflicto galáctico. Después de ser rescatado, el canciller inicia una amistad con Anakin, en la que pretenderá convencerle de que existen mayores beneficios en el Lado Oscuro de la fuerza, que en el lado luminoso de la misma. La Orden Jedi empieza a sospechar de la amistad entre el canciller y Anakin, por lo que intenta averiguar los verdaderos objetivos de Palpatine. Cuando el canciller se descubre como el siniestro Lord Sith Darth Sidious, los destinos de la Orden Jedi y de la República Galáctica se encuentran expuestos ante un inminente peligro.





Estrenada en 2005, la película obtuvo más de 850 millones de dólares a escala mundial, lo que la convirtió en la segunda adaptación con mayores ganancias de la saga. También fue la primera y única película de Star Wars en recibir la clasificación PG-13, debido a "sus elementos oscuros, emocionales y trágicos", de acuerdo a las declaraciones de Lucas.






Argumento

Las Guerras Clon han comenzado en la galaxia y como una de sus consecuencias, el canciller Palpatine ha sido secuestrado por el líder separatista de la Confederación de Sistemas Independientes, General Grievous. El maestro Jedi Obi-Wan Kenobi, junto a su aprendiz Anakin Skywalker, encabeza una misión para rescatar al canciller y detener a Grievous. Sin embargo Grievous logra escapar del ataque sorpresa, ocasionando que la misión falle en uno de sus primordiales objetivos. A pesar de lo anterior, Obi-Wan y Skywalker logran detener al Lord Sith Conde Dooku —también conocido como Darth Tyranus— a quien ejecuta, y rescatar a Palpatine. Después de su rescate y habiendo llegado a salvo al planeta Coruscant, Palpatine nombra a Anakin como su representante directo ante el Alto Consejo Jedi, una decisión que causa desacuerdos con la Orden Jedi al considerarla como una intromisión de Palpatine y la política en las decisiones del Alto Consejo.






Por otra parte, Anakin llega a su hogar y se entera de que su esposa Padmé Amidala está embarazada. Visiblemente contentos por esta noticia, ambos comienzan a hacer planes para criar a su hijo en el planeta Naboo. Esa misma noche comienza a ser perturbado por pesadillas en las que tiene visiones de Padmé muriendo en el parto, similares a las que tenía de su madre poco antes de que ella muriera.

Al día siguiente, Obi-Wan le cuenta discretamente a Anakin que el Alto Consejo le ha asignado la tarea de espiar al canciller debido a la sospecha por su presunta corrupción en el Senado Galáctico con el fin de evitar ser relegado de su cargo político y sus facultades adquiridas durante las Guerras Clon. No obstante, el joven Jedi no está completamente seguro si debería asumir esa orden, puesto que el canciller se ha convertido en su "amigo y consejero". A partir de su nombramiento como representante de la cancillería ante la Orden Jedi, Anakin ha comenzado a desarrollar una profunda amistad con Palpatine. Además éste ha intentado convencerle sutilmente, en todas y cada una de sus conversaciones, sobre los privilegios exclusivos con que cuenta el Lado Oscuro de la Fuerza. Uno de ellos es el aprendizaje de una habilidad oscura para prevenir la muerte de cualquier persona. Esto ocasiona el interés de Anakin, puesto que sabe que sus pesadillas podrían volverse realidad y, por lo tanto, teme que Padmé se encuentre en riesgo de morir.







En esos momentos, Obi-Wan se encuentra en Utapau intentando capturar al General Grievous. La Orden Jedi confía en que con la detención del último líder separatista, la guerra terminará con la victoria de la República Galáctica. Mientras tanto, en Coruscant, Anakin logra percatarse de que Palpatine conoce demasiados detalles acerca del Lado Oscuro de la fuerza, por lo que comienza a desconfiar de él. Entonces el canciller se revela, sorpresivamente, como Darth Sidious, el Señor Oscuro de los Sith. Desconcertado, el aprendiz de Obi-Wan acude al Alto Consejo para notificarle de la verdadera identidad del canciller. El Jedi Mace Windu le garantiza a Anakin su confianza de ser realidad su descubrimiento. Finalmente, tras las declaraciones del confundido joven Jedi, Windu decide acudir a la oficina de Palpatine, junto a otros tres maestros de la Orden, para encarcelar a Palpatine por el delito de traición a la República. Sin embargo el canciller comienza un duelo de sables de luz contra ellos, logrando asesinar a los acompañantes de Windu. A su llegada a la oficina de éste, Anakin encuentra a Palpatine —descubierto físicamente en su verdadera identidad como Darth Sidious— herido y desarmado por Windu, quien pretende ejecutarlo. Indubitado sobre la traición de la Orden Jedi a la República Galáctica mencionada por Sidious a partir del hecho de que "los Jedi no deben asesinar ni oprimir a sus rivales", Anakin desarma a Windu. Desprotegido frente a Sidious, Windu es asesinado por el Sith Oscuro. Después de asesinar a Windu, Sidious elige a Anakin como su nuevo aprendiz, dándole el nombre de Darth Vader.








Anakin —ahora convertido en su nueva identidad, como un nuevo Sith— jura lealtad a su nuevo maestro, y comienza a ejecutar sus órdenes con el uso del Lado Oscuro de la fuerza. Su primera misión, como aprendiz de Sidious, es acudir al Templo Jedi para asesinar a todos los niños de la Orden Jedi. A su vez, Sidious da órdenes precisas a los clones activos en la galaxia para eliminar a sus respectivos generales Jedi, mediante la promulgación de una directiva programada bajo la orden secreta número 66. Con dicha resolución, la mayoría de los maestros Jedi son asesinados por sus propias tropas de combate. Únicamente los Jedi Yoda y Obi-Wan logran sobrevivir a lo que pasaría a ser definido como la Purga Jedi, y ponerse a salvo con la ayuda del senador Bail Organa. Mientras tanto Darth Vader, tras asesinar a todos los niños y jóvenes aprendices, acude con Padmé —en su anterior identidad como Anakin— y le revela que la Orden Jedi ha intentado apoderarse de la República y traicionar al senado. Después acude al planeta Mustafar para cumplir con su siguiente misión, cuyo objetivo es asesinar a los líderes separatistas de la Confederación de Sistemas Independientes.






En el Senado Galáctico, Sidious —en su rol del canciller Palpatine— informa a los senadores del presunto complot organizado por la Orden Jedi para derrocar a la República y apoderarse de la galaxia. Como solución, plantea la reorganización de la misma en un nuevo sistema político, el Imperio Galáctico. La medida correctiva es aprobada por todos los senadores presentes en ese momento, poniendo fin a la República Galáctica.






Al llegar al Templo Jedi, Obi-Wan y Yoda se encuentran con los cadáveres de los aprendices asesinados, con heridas producidas por sable de luz, —el sable de luz es un arma exclusiva de la Orden Jedi / Sith—. Para conocer la identidad del asesino, Obi-Wan consulta las grabaciones de seguridad del edificio, enterándose de que Anakin fue el único responsable de la masacre. Sorprendido e inquietado, Obi-Wan le menciona a Yoda que le resultará muy difícil enfrentarse a Anakin, pues ha sido como "un hermano para él". Antes de abandonar el templo, ambos envían una señal para advertir a cualquier otro Jedi acerca del peligro existente en la galaxia. Tras esto, Obi-Wan se reúne con Padmé para informarle sobre la conversión de Anakin al Lado Oscuro de la fuerza.




Padmé rehúsa creer en sus palabras y parte a Mustafar para encontrarse con su esposo. A su llegada, Padmé conversa con Anakin acerca de las declaraciones hechas por Obi-Wan. Anakin le explica sobre su proyecto de derrocar a Sidious para gobernar la galaxia junto a ella. Sin embargo ella le responde que no puede apoyarle en la idea de convertirse al Lado Oscuro. Obi-Wan interrumpe su discusión y Anakin furioso acusa a Padmé de traicionarlo e intenta extrangularla usando La Fuerza. Obi-Wan logra convencer a Anakin de que la libere y luego intenta razonar con él pero se da cuenta de que Anakin se encuentra consumido por el Lado Oscuro de La Fuerza y comienza un duelo de sables de luz con él. El duelo se desarrolla desde la plataforma de aterrizaje de los edificios administrativos de Mustafar hasta el río de lava que fluye cerca de estos, donde droides de trabajo extraen minerales directamente del torrente de magma, Obi-Wan obtiene ventaja durante la batalla logrando posicionarse en un terreno firme más alto sobre su oponente y aconseja a su rival que se retire del duelo, puesto que la ventaja es para él.







Ante la negativa de rendirse, Vader realiza un gran salto sobre su rival para intentar atacar a su ex-maestro, pero Obi-Wan logra cortarle las piernas y el brazo izquierdo con su sable de luz. Mutilado, Vader comienza a rodar por el terraplén de la zona y se detiene en el borde del río de lava. Obi-Wan le menciona el dolor que le ha producido conocer su conversión al Lado Oscuro, mientras Vader comienza a quemarse por el contacto cercano de la lava, lo que le provoca quemaduras mortales y graves daños pulmonares. Obi-Wan abandona Mustafar junto a Padmé y el sable de luz de Vader, dejando a su ex-aprendiz muriendo en la zona volcánica. Sin embargo, poco después Palpatine rescata a Vader y envía a sus tropas para sanarlo con implantes cibernéticos y prótesis en sus extremidades. El cuerpo de Vader es sometido a una curación artificial de sus heridas, siendo introducido en el interior de un traje metalizado de color negro, que le otorga una nueva apariencia robótica.





A bordo de la nave espacial Tantive IV, Padmé recibe asistencia médica por una complicación surgida en su embarazo. A pesar de los intentos médicos por rescatarla, ella pierde la voluntad de vivir después de conocer la conversión de Anakin. Antes de morir, da a luz a dos gemelos, un niño y una niña, a los que llama Luke y Leia respectivamente. Obi-Wan, Yoda y Bail Organa deciden mantener ocultos y separados a los hijos de Padmé y Anakin; Leia es llevada a Alderaan, para vivir con la reina y Organa, y Luke es llevado a Tatooine para vivir con Owen y Beru, sus más cercanos parientes. Obi-Wan vigilará a Luke, y Yoda vivirá como exiliado en el planeta Dagobah, esperando el crecimiento de los hijos de Padmé y Anakin, las únicas esperanzas de rescatar a la galaxia del nuevo Imperio Galáctico encabezado por el Emperador Sith Darth Sidious y su nuevo aprendiz Sith, Darth Vader.





Producción

En 1973, Lucas afirmó haber escrito la historia fundamental de la saga de Star Wars en la forma de un esquema gráfico. Más tarde en el momento de la concepción de la saga, no se habían realizado plenamente los detalles, sólo los principales puntos de la trama en toda la serie. Empezó a trabajar en el Episodio III, incluso antes del ataque de los clones, ofreciendo a los artistas el concepto de que la película se abre con un montaje de siete batallas Clone Wars.







Después de los primeros proyectos de guión que se presentaron, el departamento de arte comenzó a diseñar las distintas formas que cada elemento que aparece en la pantalla. Para el medio ambiente de Kashyyyk, el departamento de arte se dirigió al de Star Wars Holiday Special. Durante un período de meses, Lucas aprobaría cientos de diseños que finalmente aparecen en la película. Más tarde reescribió escenas enteras y secuencias de acción que corresponden a ciertos diseños que había elegido. Los diseños fueron enviados a "pre-visualización" para crear versiones CGI, movimiento conocido como "animatics". Ben Burtt edito estas escenas con Lucas para previsualizar lo que en la película se vería. A Steven Spielberg se le permitió asistir tanto el arte como a la pre-visualización de los diseños del departamento para varias secuencias de acción en La Venganza de los Sith. Más tarde, la pre-visualización y diseños del departamento de arte fueron enviados al departamento de producción para comenzar "la fase de concepto" mediante la construcción de los diversos conjuntos, accesorios y disfraces.







Durante este tiempo, los actores Hayden Christensen y Ewan McGregor ensayaron ampliamente con el coordinador de acrobacias Nick Gillard para memorizar y realizar su duelo con espadas láser. Ensayaron cada escena de lucha juntos durante meses y meses. Al igual que en la anterior película, McGregor y Christensen llevaron a cabo sus propias secuencias de lucha con sables de luz sin recurrir a los dobles. La velocidad a la que Anakin y Obi-Wan ejecutan su duelo se corresponde con la velocidad a la que fue filmada, aunque hay casos en planos individuales que fueron retocados para aumentar la velocidad.







Aunque la primera escena fue filmada durante el rodaje de Star Wars Episodio II: El Ataque de los Clones "en 2000, la fotografía principal en la película fué producida del 30 de junio al 17 de septiembre del 2003. La película fue rodada enteramente en escenarios de Fox Studios Australia en Sydney, aunque algunos entornos de imágenes de fondo debieron ser mezclados posteriormente. Estos incluyen las montañas de piedra caliza que representa Kashyyyk, que fueron filmados en Phuket, Tailandia (que más adelante fueron dañados por el terremoto de 2004 en el Océano Índico y el tsunami). La producción también tuvo la suerte de estar rodando a la vez que hizo erupción el Etna en Italia. El equipo de cámaras se envíó a la ubicación para rodar varios ángulos del volcán que más tarde se empalmaron en el fondo de la animatics para la versión final en la película del planeta Mustafar.







La venganza de los Sith se convirtió en la primera película de Star Wars en el que Anakin Skywalker y Darth Vader fueron interpretados por el mismo actor en la misma película. Como contó Christensen, originalmente se pensó que simplemente vistiesen a un "hombre alto" con el traje de Darth Vader. Pero después de "rogar y suplicar" a Lucas, el vestuario de Vader utilizado en la película fue creado específicamente para adaptarse a Christensen. El traje nuevo aparece con alzas en los zapatos y un añadido a modo de músculos. También a Christensen se le requirió que mirase a través de la boquilla del casco a causa de la altura.






Mientras rodaba escenas clave, Lucas solía utilizar "cámara A" y "cámara B", o la técnica de "V", un proceso que consiste en rodar con dos o más cámaras a la vez a fin de obtener varios ángulos de la misma secuencia. Usando la tecnología HD desarrollada para la película, los cineastas fueron capaces de enviar imágenes a los editores en el mismo día. El video en el planeta Mustafar fue dado al editor Roger Barton, que estaba en Sydney, Australia. Todas las otras imágenes se remitieron al editor Ben Burtt en el Skywalker Ranch, en California.






El departamento de post-producción comenzó a trabajar durante el rodaje y su labor se prolongó hasta semanas antes del estreno de la película en 2005. Los efectos especiales fueron creados usando casi todos los formatos, incluyendo el modelo de trabajo CGI y efectos prácticos. La venganza de los Sith tiene 2.151 efectos especiales, un récord mundial.






Reparto

* Ewan McGregor como Obi-Wan Kenobi. Obi-Wan es uno de los generales de la República Galáctica durante las Guerras Clon. Es también integrante del Alto Consejo Jedi, labor que le destina a viajar hacia lugares remotos en la galaxia para llevar a cabo misiones, en las que es acompañado por su aprendiz Anakin.

* Hayden Christensen como Anakin Skywalker/Darth Vader. Anakin ha sido promovido como el Caballero Jedi más joven en la historia, al formar parte de la Orden Jedi desde que era un niño. Aunque después de ser rechazado por la Orden para convertirse en un maestro Jedi, Anakin empieza a sentir que los Jedi no confían en él. Después de enterarse del embarazo de su esposa Padmé, comienza a tener visiones sobre la posible muerte de ella en el parto. Las visiones son similares a las que tuvo cuando era un niño, con el presentimiento de la muerte de su madre. Debido a ello, intenta buscar una solución para evitar la muerte de su esposa, aun cuando ello requiera su conversión al Lado Oscuro de la fuerza.

* Natalie Portman como la senadora Padmé Amidala. Padmé es la esposa de Anakin. Acaba de quedar embarazada. Como senadora representante del planeta Naboo, se ha percatado de los planes siniestros del canciller. Sin embargo, confía en cualquier decisión tomada por Anakin, excepto en la supuesta traición de la Orden Jedi a la República Galáctica para apoderarse de la Galaxia.

* Ian McDiarmid como el canciller Palpatine y Darth Sidious. Como el supremo canciller de la República Galáctica, Palpatine ha sido la figura central de las Guerras Clon, llevada a cabo contra los separatistas que integran a la Confederación de Sistemas Independientes. El Senado Galáctico ha aprobado las sesiones necesarias para otorgarle facultades extraordinarias de emergencia. El Alto Consejo Jedi se opone a esto, y comienza a desconfiar de la lealtad de Palpatine hacia la República. El sentimiento es recíproco para Palpatine, que sólo confía en Anakin, además de ser su consejero y amigo cercano. En realidad, Palpatine oculta su verdadera identidad como el Lord Sith Darth Sidious, que anhela cobrar la venganza de los Sith por medio de las facultades acumuladas como canciller, para destruir a la Orden Jedi y desarticular la República Galáctica, a la que que termina reorganizándola en un Imperio Galáctico.

* Frank Oz en la voz de Yoda. Yoda es el líder del Alto Consejo Jedi, y cuenta con alrededor de 900 años de edad. Es amigo y consejero de muchos Caballeros Jedi. Desempeña un papel importante en la Batalla de Kashyyyk durante las Guerras Clon.

* Samuel L. Jackson como Mace Windu. Windu es uno de los integrantes del Alto Consejo Jedi, y también es un general de la República.

* Matthew Wood como la voz del General Grievous. Grievous es el general del ejército clón de los separatistas. Es el principal responsable del secuestro del canciller Palpatine. Sus únicos contactos directos son el Conde Dooku y su líder supremo, Darth Sidious.

* Jimmy Smits como el senador Bail Organa. Organa es uno de los senadores de la República Galáctica, que apoya a los Jedi. Preocupado por las facultades otorgadas al canciller, habrá de intentar descubrir los verdaderos planes de Palpatine.

* Anthony Daniels como C-3PO. C-3PO es un androide de protocolo construído por Anakin.

* Kenny Baker como R2-D2. R2-D2 es el androide astromecánico personal de Anakin.

* Silas Carson como Nute Gunray. Gunray es el virrey de la Federación de Comercio. Está en contradicción con Grievous, por lo que se atreve a cuestionar su liderazgo como general del ejército separatista en la Guerra de los Clones.

* Temuera Morrison como el Comandante Cody y diversos clones. Cody y los clones forman parte del ejército de la República Galáctica. En el Episodio II de Star Wars, se menciona que éstos son los clones creados por el cazarrecompensas Jango Fett.

* Christopher Lee como el Conde Dooku. Dooku es también conocido como Darth Tyranus ante sus tropas separatistas. Fue el aprendiz del Lord Sith Darth Sidious, líder de los separatistas, que junto al General Grievous, se encarga de secuestrar a Palpatine.

* Peter Mayhew como Chewbacca. Chewbacca es un wookiee que lucha junto a Yoda, su mejor amigo Jedi, en la Batalla de Kashyyyk.

* James Earl Jones es, supuestamente, la voz de Darth Vader, el nuevo aprendiz de Darth Sidious. Sin embargo, cuando Jones fue entrevistado sobre su supuesta participación en la película, contestó, "Tendrías que preguntárselo a Lucas. Yo no sé nada al respecto".

* George Lucas como el Baron Papanoida. Un gran fanático de la ópera que acostumbra acudir a la sala de ópera galáctica. Lucas declaró en una de las escenas eliminadas de la película que, en realidad, su personaje es un agente doble de la República. Además fue la única aparición (cameo) suya en la saga completa.

* Nick Gillard como Cin Drallig. Gillard, coordinador de los dobles en la película, aparece como un Jedi adicional.

* Jeremy Bulloch como el Capitán Colton. Piloto de la nave espacial Tantive IV







Miscelánea

* La escena donde Vader resbala hacia la lava y se quema fue una de las escenas principales planeadas desde el inicio de la película. Aparece en la novelización que hizo George Lucas antes del Episodio IV, y explica como Anakin se transformó en Darth Vader.

* El bebé que interpretó a Luke Skywalker es Aiden Barton, hijo de Roger Barton, uno de los editores del filme.

* Los cazas antecesores del X-wing y el TIE aparecen en el filme.

* El filme se estrenó simultáneamente en más de cien países.

* La batalla inicial en Coruscant tardó casi un año en realizarse digitalmente.

* Las escenas de Anakin y Kenobi dentro de la nave insignia La mano invisible eran numerosas y duraban casi una hora adicional. Se suprimieron varias que no eran del todo necesarias y la duración se acortó a algunos minutos.

* Jar Jar Binks sólo aparece en dos escenas del filme debido a las malas críticas de los fans.

* En el guión original, Anakin se convierte al Lado Oscuro cuando se entera que el canciller es un Sith. Luego fue modificado.

* En tres escenas eliminadas que fueron editadas para el DVD, se muestra la formación de la Alianza Rebelde formada por Bail Organa, Mon Mothma y Padmé Amidala.

* Este filme es el único donde George Lucas aparece actuando y también sus dos hijas, los tres como extras. Una de sus hijas interpreta a un miembro de la comitiva del Senado Galáctico que recibe a Anakin Skywalker victorioso después de rescatar a Palpatine en la entrada del Congreso. En otra escena, donde vemos a Anakin entrando a la sala de ópera, Lucas interpretó a un extraterrestre de piel azul llamado barón Papanoida, que hablaba con una de sus hijas, también disfrazada de lo mismo, mientras que la otra hija, interpretando a un personaje humano, charlaba con su novio (también actuando como extra y disfrazado con uniforme militar) en medio del pasillo de la entrada a la ópera.

* La obra interpretada en la sala de ópera se llama Das Calamar.

* El hijo de George Lucas también aparece en la película como un padawan en el templo Jedi. En la escena en que Organa está escapando en una nave, él es el pequeño Jedi que batalla hasta morir.









El estreno

El estreno de Episodio III se realizó simultaneamente en varios países. En Estados Unidos batío récord de taquilla y espectadores. Este mismo suceso de produjo en varios países entre ellos Argentina, donde 72.188 espectadores fueron el día estreno, superando a Titanic (64.483) y La Pasión de Cristo (63.913) que tenían el récord en ese país.






El fenómeno del estreno de Episodio III, no fue menor al de sus antecesoras en la saga; los aficionados realizaron colas para adquirir sus entradas anticipadas en todas partes del mundo inclusive en regiones donde el clima invernal azotaba con temperaturas bajas y lluvias.








Clasificación

La Venganza de los Sith es la única película de Star Wars en ser clasificada PG-13 por la Motion Picture Association of America, oficialmente por la "violencia de ciencia-ficción y algunas imágenes intensas", especialmente por la escena en la que Darth Vader se encuentra en llamas. Algunos críticos, incluyendo a Roger Ebert y Richard Roeper, respondieron luego que el filme podía ser visto por niños mientras que éstos vayan acompañados de sus padres, por lo que le correspondería el "grado PG". Al mismo tiempo, Lucas declaró que la decisión de la MPAA era correcta y que la película debía recibir esta clasificación, porque los momentos finales de Anakin son los más oscuros y emocionales de toda la saga.






El grado PG-13 no existía cuando la trilogía original fue estrenada y ésta fue clasificada PG; sin embargo, aunque la trilogía original fue sometida a cambios sobre las versiones estrenadas, mantuvieron su clasificación original. Cuando La Venganza de los Sith fue estrenada en Canadá, recibió PG en la mayoría de las provincias, exceptuando a Quebec, donde fue clasificada G. En el Reino Unido recibió el grado "12A" (equivalente al grado americano).






Lanzamiento del DVD

Star Wars Episodio III: La Venganza de los Sith fue estrenada en DVD el 31 de octubre de 2005 en el Reino Unido , el 1 de noviembre de 2005 en Estados Unidos y Canadá, el 2 de noviembre de 2005 en España y el 3 de noviembre de 2005 en Australia. El DVD tiene un conjunto de dos discos, con película y sonido remasterizado de la fuente digital original. Diferente a las demás películas dirigidas por Lucas, La Venganza de los Sith fue estrenada en DVD sin ninguna alteración notable de la versión original, exceptuando una escena cerca del final.







El DVD tiene un número de documentales incluyendo uno de larga duración de dos featurettes, uno que explora la profecía de Anakin Skywalker como El Elegido, el otro explorando a los dobles de riesgo de la película y una colección de 15 breves documentales del Sitio Web Oficial presentados durante la realización de la película. Como los demás DVD, incluye un audio-comentario introduciendo a George Lucas, el productor Rick McCallum, el director de animación Rob Coleman, y los supervisores de efectos visuales de ILM: John Knoll y Roger Guyett. Fueron incluidas seis escenas eliminadas con presentación de George Lucas y Rick McCallum. También se incluyó una demo Xbox del juego Star Wars: Battlefront II junto con un trailer del juego Star Wars Empire At War en el segundo disco.






Este lanzamiento es notable ya que acorde a las campañas de publicidad, fue el primer filme de Star Wars en no ser estrenado en VHS (excepto en el Reino Unido, Australia y otros países del mundo).





Star Wars: Episode III - Revenge of the Sith
Star Wars: Episodio III - La venganza de los sith

Ficha técnica

Dirección George Lucas
Producción George Lucas, Rick McCallum
Guión George Lucas
Música John Williams
Reparto Ewan McGregor, Hayden Christensen, Natalie Portman, Ian McDiarmid, Samuel L. Jackson, Christopher Lee, Anthony Daniels, Kenny Baker

Datos y cifras

País Estados Unidos
Año 2005
Género Space opera
Duración 139 minutos

Compañías

Distribución 20th Century Fox
Presupuesto $113.000.000





STAR WARS EPISODIO IV - UNA NUEVA ESPERANZA





Star Wars: Episode IV - A New Hope (conocida durante su estreno como La guerra de las galaxias en España) es una película de space opera escrita y dirigida por el director de cine estadounidense George Lucas. Fue la primera película estrenada de la serie Star Wars y la cuarta en términos de cronología interna: dos filmes subsiguientes continuarían la trama original (El Imperio contraataca y EL Retorno del Jedi), mientras que una nueva trilogía (La amenaza fantasma, El ataque de los clones y La venganza de los Sith) describiría los eventos previos a La guerra de las galaxias, girando en torno al antagonista principal Darth Vader. El estreno de la secuela provocó un cambio en el título original de la película, que pasó a incorporar el número de episodio IV y el subtítulo A New Hope («Una nueva esperanza»).

A partir de su lanzamiento mundial, el 25 de mayo de 1977, ha sido considerada como un hito en la historia del cine, principalmente por el uso de efectos especiales innovadores durante esa época. Además es una de las películas más exitosas de todos los tiempos, así como una de las más influyentes en la cinematografía contemporánea. Obtuvo seis premios Óscar de un total de diez nominaciones (incluyendo la de «mejor película», cuyo Óscar correspondiente perdió frente a Annie Hall de Woody Allen).







El guión fue redactado por George Lucas mientras dirigía su primer largometraje, influenciado principalmente por los cómics de Flash Gordon, las películas sobre samuráis de Akira Kurosawa y la obra El héroe de las mil caras de Joseph Campbell. Al finalizar el Festival de Cannes de 1971, Lucas firmó un acuerdo con la productora United Artists para realizar dos películas, que más tarde se convertirían en American Graffiti y Star Wars. El reparto estuvo integrado por Mark Hamill, Harrison Ford, Carrie Fisher, Peter Cushing, Alec Guinness, Anthony Daniels, Kenny Baker, Peter Mayhew y David Prowse; el rodaje fue realizado en la estepa tunecina, Londres y Guatemala. Los efectos especiales corrieron a cargo de Industrial Light & Magic, empresa recién fundada por Lucas al momento de producir la película.

La trama describe la historia de un grupo de guerrilleros —conocidos como la Alianza Rebelde— cuyo objetivo es destruir la estación espacial Estrella de la muerte, creada por el opresor Imperio Galáctico. Desde una perspectiva general, la historia se enfoca en un joven granjero llamado Luke Skywalker, quien de forma repentina se convertirá en un héroe conforme acompaña al maestro jedi Obi-Wan Kenobi en una misión que lo llevará a unirse a la Alianza Rebelde para ayudarles a destruir la estación espacial del imperio.

Star Wars se convirtió en la película más taquillera de todos los tiempos, alcanzando una cifra superior a 775 millones de dólares. El récord lo mantuvo hasta 1982, año en que fue superada por E.T. el extraterrestre de Steven Spielberg. En 1989, la filmoteca National Film Registry de la Biblioteca de Estados Unidos añadió el título a la categoría «película cultural, estética o históricamente importante», mientras que el guión de Lucas fue nombrado por el gremio Writers Guild of America como uno de los mejores jamás redactados.





Producción

La descripción detallada acerca de cómo se inició la franquicia Star Wars no ha podido ser determinada a consecuencia de las varias declaraciones emitidas por George Lucas, que tienden a cambiar con el transcurso del tiempo.


Guión

En 1971, el director George Lucas comenzó a concebir las primeras ideas sobre Star Wars, mientras estaba finalizando la producción de su primer largometraje, THX 1138. Luego revelaría que en realidad el proyecto había surgido antes siquiera de dirigir THX 1138. Influenciado directamente por las historietas del personaje ficticio Flash Gordon, intentaría inútilmente obtener los derechos sobre éstas para realizar una adaptación cinematográfica.




Tras finalizar el rodaje de su primera película, y en pleno Festival de Cannes, la compañía United Artists firmó un contrato con el director para la realización de dos películas. La primera reflejaría a la juventud estadounidense de principios de los años 1960 (American Graffiti) mientras que la otra giraría en torno a una opereta espacial denominada The Star Wars. Sin embargo, United Artists se desligó de la primera justo cuando Lucas comenzaba a escribir el guión. En cambio, Universal Studios accedió a encargarse de la producción y distribución del filme, que se estrenó en 1973. Al finalizar American Graffiti el director comenzó a enfocar su atención en The Star Wars, empezando a redactar los primeros bocetos en enero de ese mismo año. Para ese entonces todavía desconocía la recepción conseguida por American Graffiti, de la misma manera que no contaba con una estructura bien definida de todos los detalles vinculados a la opereta espacial.






Primeros escritos

El proceso de redacción del guión comenzó de manera progresiva, conforme Lucas iba añadiendo los elementos principales de la trama. De esta forma, inventó varios nombres que serían asignados a una personalidad en particular, que tenían en común el hecho de poseer una extraña pronunciación. Aunque la mayoría fueron descartados en revisiones posteriores del escrito original, una buena parte consiguió ser introducida en el guión definitivo y en las continuaciones de la película. Entre estos se encuentran «Luke Skywalker» y «Han Solo». De igual forma, otros más serían considerados durante la producción de la trilogía previa a los sucesos de A New Hope, siendo el caso del personaje Mace Windu, quien luego pasó a ser conocido simplemente como Windu. En lo sucesivo, Lucas compiló sus bocetos para conformar una sinopsis de dos páginas de extensión, titulada The Journal of the Whills, y cuyo relato —acerca del hijo de un famoso piloto que luego sería entrenado como aprendiz de «padawaan» por un respetable «Jedi-Bendu»— no tenía mucho que ver con el escrito que llegaría a ser considerado para la adaptación cinematográfica. Empeñado en crear un nuevo escrito que resultara más comprensible para los estudios Universal, Lucas decidió basarse en los elementos narrativos de Kakushi toride no san akunin (titulada «La fortaleza escondida» o «La fortaleza oculta» en español), del director Akira Kurosawa. De manera similar a lo ocurrido con Flash Gordon, intentaría adquirir los derechos para una nueva versión fílmica de Kakushi toride no san akunin, sin progresar tampoco esta vez en sus esfuerzos. Finalmente, decidió crear un escrito de 14 páginas inspirado en el libro The Films of Akira Kurosawa de Donald Richie. Dicha sinopsis tenía varias similitudes con la película de Kurosawa, con lo que parecía un texto idéntico cuyas únicas diferencias radicaban en los nombres y escenarios principales de la historia.







La negociación con 20th Century Fox

Poco después de crear la sinopsis idéntica a Kakushi toride no san akunin, Universal Studios se desligó de la película pensando que su presupuesto se tornaría demasiado arriesgado como para invertir en ella. Ante esto, Lucas se reunió con el productor ejecutivo de 20th Century Fox Alan Ladd Jr. —hijo del actor de cine negro Alan Ladd—, con quien firmó un contrato para comenzar el rodaje de The Star Wars en junio de 1973. Probablemente la razón primordial por la cual Alan Ladd Jr. había decidido apoyarle, era la fe que tenía en las capacidades de George Lucas, quien llegaría a puntualizar, «Ladd invirtió en mí, no en la película.» A raíz del contrato, la financiación para el filme alcanzó la cifra de 150 000 dólares, con la cual el director redactaría el guión y comenzaría el rodaje. A partir de su última sinopsis completó su primer guión en mayo de 1974.







El primer libreto de Star Wars incorporó de nuevo a los jedi que habían sido descartados en los anteriores escritos, así como a los principales antagonistas de la historia, es decir, los sith. Además el protagonista sufrió un cambio radical en su concepción, pues inicialmente era un general adulto y en este texto comenzó a ser descrito como un adolescente. El general permanecería en la trama como uno de los personajes integrantes de una familia de enanos. Por otra parte, el contrabandista del planeta Corellia, Han Solo, era un gran monstruo verde con branquias que tenía como acompañante ideal a la criatura Chewbacca, inspirada en Indiana (nombre del perro de raza malamute de Alaska de Lucas, cuyo nombre también serviría de inspiración para el personaje Indiana Jones). Los elementos restantes serían perfeccionados en las siguientes revisiones, puesto que el cineasta estaba más concentrado en los eventos del argumento que en los personajes y escenarios. La sinopsis que una vez llegó a ser idéntica a la película de Kurosawa, ahora comenzaba a divergir con la inclinación de Lucas por la ciencia-ficción a partir del estudio y análisis de algunas películas, libros y cómics distintivos del género. Uno de los conceptos indispensables que daría forma a la trama principal —la relación familiar entre un jedi y su hijo, quien luego sería entrenado por uno de los amigos de su padre para convertirse en un maestro jedi— fue introducida en el primer guión, aunque la única diferencia giraba en torno a que el padre era un héroe que todavía vivía durante las primeras secuencias. También fue descrito por primera vez el antagonista Darth Vader, quien peculiarmente era visto por Lucas como un héroe caído más que como un supervillano.

Aunque se distraería con otros proyectos momentos antes de regresar a revisar el guión original, Lucas finalizó un segundo guión en enero de 1975. Este nuevo escrito todavía presentó algunas diferencias sustanciales entre los personajes y sus relaciones individuales. Por ejemplo, Luke (cuyo apellido original era «Starkiller») tenía varios hermanos y su padre aparecía en escena justo antes de finalizar la historia. Debido a ello, el segundo libreto de Star Wars era interpretado más bien como un cuento de hadas que como un relato de acción y aventura, típico de los escritos anteriores. Cabe mencionar que esta redacción concluía con un texto deslizable que mencionaba los siguientes sucesos que continuarían la historia, siendo entonces la primera vez que se introducía el concepto de los textos deslizables para explicar el contexto de cada nueva película de Star Wars. Además introdujo el concepto de la conversión de un jedi a la orden oscura de los sith, específicamente de un miembro notable que decidiría continuar sus entrenamientos con un maestro sith para perfeccionar sus habilidades. Poco después el ilustrador Ralph McQuarrie fue contratado para representar los anteriores conceptos en escenas visuales que acompañarían al segundo guión, una vez que fuera entregado a los estudios Fox.






Últimas revisiones

Un tercer libreto fue redactado por Lucas y concluido el 1 de agosto de 1975 bajo el título The Star Wars: From the Adventures of Luke Starkiller. Este nuevo escrito contenía la mayor parte de los elementos definitivos de la película, aunque aún presentaba ligeras diferencias en los personajes y parajes. Por ejemplo, Luke era descrito como un niño cuyo padre había muerto tiempo atrás.

Finalmente, y tras una revisión al guión anterior, Lucas completó un cuarto y último guión el 1 de enero de 1976 con la denominación The Adventures of Luke Starkiller. En colaboración con sus amigos Gloria Katz y Willard Huyck, decidió perfeccionar los últimos detalles tras los cuales comenzaría la etapa de producción. Con el éxito de American Graffiti por parte de la crítica especializada, el realizador tuvo la oportunidad de renegociar su contrato original con Alan Ladd Jr., en una acción que le llevó a asegurar los derechos sobre futuras continuaciones de la película, así como a «proteger» los demás bocetos que no fueron utilizados en A New Hope, con lo que él participaría directamente de las ganancias que recabaran los productos derivados de lo que pretendía iniciarse como una franquicia. Durante el rodaje continuaría trabajando en la historia para añadir relatos secundarios como la muerte de Obi-Wan Kenobi, tras percatarse de que éste no era absolutamente indispensable para las últimas secuencias.





El escrito inexistente

Con frecuencia George Lucas ha dicho que la trilogía original fue escrita en realidad como un solo filme; debido a que el guión era muy largo, decidió dividirlo en tres partes que luego constituirían las tres primeras películas de Star Wars. No obstante, ninguno de los bocetos creados por Lucas había tenido más páginas o escenas que su libreto definitivo. De cualquier manera, su segundo guión podría ser el escrito al cual ha hecho referencia en sus enunciados. En su obra The Secret History of Star Wars, Michael Kaminski dijo que ese libreto había sido estructurado de una manera similar al que luego se convertiría en el guión final, añadiendo que sólo algunos de sus elementos fueron retomados en las continuaciones de Star Wars: A New Hope, tales como la escena de la persecución en el campo de asteroides (trasladada a El Imperio contraataca) y una batalla en el bosque donde participan wookiees (en Return of the Jedi los wookies serían reemplazados por ewoks). Además, Kaminski sugirió que ninguno de los hilos argumentales principales en los que están basadas las secuelas estuvo presente en anteriores escritos, desmintiendo entonces lo comentado por Lucas. Tiempo después el cineasta admitiría todo esto.






Rodaje

En 1975 George Lucas constituyó la empresa de efectos especiales Industrial Light & Magic tras la desaparición del departamento respectivo perteneciente a 20th Century Fox. A partir de esto, el proceso de realización de los efectos que acompañarían a Star Wars comenzó en un almacén de Van Nuys, California, con base en la técnica de «control fotográfico del movimiento», con la que se crearía una ilusión óptica en cuanto al tamaño de algunos objetos, empleando cámaras pequeñas que se moverían lentamente. Las naves espaciales fueron construidas a partir de imágenes creadas por Joe Johnston, con aportaciones de Lucas e ilustraciones de McQuarrie. Apartándose de lo que él consideró como la «tradicional galanura inherente a cualquier elemento de la ciencia-ficción», optó por utilizar el concepto de un «universo ya concebido previamente», donde todos los objetos (naves espaciales, edificios, etcétera) se vieran antiguos y sucios.

Cuando el rodaje comenzó el 22 de marzo de 1976 en el desierto tunecino para las escenas correspondientes a Tatooine, el equipo de producción se enfrentó a varios problemas. Entre estos destacan el que la agenda de trabajo en el lugar retrasara sus programaciones debido a que se formó una extraña tormenta, sumado al mal funcionamiento de la utilería y a algunas averías electrónicas. Parte de esto resulta descriptible en la anécdota del actor Anthony Daniels, intérprete de C-3PO en la película, quien resultó herido despues de que una de las piezas que conformaba a la pierna izquierda del robot se rompiera y atravesara el plástico que cubría su pie. Una vez que las labores en Túnez finalizaron, el equipo se trasladó a los Estudios Elstree, cerca de Londres tras considerar que «sería un mejor entorno para filmar». No obstante volvieron a surgir otro tipo de problemas, entre los que se encontraba el poco interés en la cinta por parte del reparto principal. Debido a que muchos de ellos consideraban al proyecto como «un filme infantil», optaban por no tomarse el trabajo con la seriedad que requería, catalogándolo de «jocoso». Tiempo después el actor Kenny Baker confesaría que, desde su criterio, la película estaba destinada a convertirse en un fracaso. Para Harrison Ford (con el personaje de Han Solo), Star Wars era «un proyecto raro», puesto que describía una historia donde había una princesa con moños en su cabello y «un gigante disfrazado de mono» (Chewbacca). Igualmente consideraba que los diálogos eran complejos, algo que luego le comentaría a Lucas: «Tal vez puedas escribir todas estas tonterías, George, pero estoy seguro de que ni tú podrías pronunciarlas bien».







Por otra parte Lucas tuvo desacuerdos con el director de fotografía Gilbert Taylor, a quien el productor Gary Kurtz catalogaba como integrante «riguroso» de la «vieja escuela». Ante esto y con la experiencia en la realización de cine independiente, Lucas decidió crear la mayoría de las secuencias y elementos de la película por su propia cuenta. Las sugerencias del cineasta fueron rechazadas por un ofendido Taylor, quien sentía que Lucas lo humillaba al darle instrucciones específicas sobre cómo hacer las cosas. De igual manera en varias ocasiones demostró su frustración por los vestuarios, parajes y algunos otros elementos, a los que no consideraba como parte de su «visión original» de Star Wars. Raramente conversaba con los actores, quienes sentían que él esperaba mucho más de ellos cuando su dirección era «mínima» —las principales interacciones entre Lucas y el reparto consistían en términos como «más rápido» y «más intenso».




Ladd le ofreció parte del único apoyo que tenía de la productora, ante el acuerdo por escrutinio con los miembros de la junta directiva acerca del presupuesto creciente y del guión complejo. Tras dos semanas más de retraso, Ladd le dijo a Lucas que tendría que finalizar el rodaje en el plazo de una semana más o le cancelaría definitivamente el financiamiento, y por consiguiente el proyecto. De esta forma el equipo realizador se dividió en tres unidades, dirigidas por Lucas, Kurtz y el supervisor Robert Watts, como estrategia para cumplir con el ultimátum de Fox.

Durante la siguiente semana el elenco trató de animar a Lucas (intentando hacerle reír, o mínimo sonreír), que solía estar deprimido la mayor parte del tiempo. La realización de la película comenzaba a hacerse más exigente, lo cual le ocasionó cuadros de hipertensión arterial y cansancio. La recomendación de los médicos consistió en reducir sus niveles de estrés. Sin embargo la postproducción condujo a rangos similares, e incluso mayores de estrés en su persona, ocasionados por la presión de los estudios Fox. A esto se sumaba que el actor Mark Hamill había resultado herido durante un accidente de tráfico, dañándose el rostro y haciendo prácticamente nulas las posibilidades de volver a grabar en los días siguientes cualquier escena que pudiera requerirlo.







Edición

Originalmente Star Wars sería estrenado durante la navidad de 1976, pero con los retrasos en la filmación la fecha fue movida al verano de 1977. Sumándose a la cercanía del plazo señalado en el ultimátum, Lucas se topó con una primera edición «desastrosa» de la cinta. Una vez que logró convencer al editor para realizar un nuevo corte final, reemplazó al responsable de la deplorable labor por Paul Hirsch y Richard Chew. Además le pidió a su entonces esposa Marcia Lucas que le ayudara en la edición —en ese instante, Marcia ya estaba involucrada en el filme New York, New York, de Martin Scorsese. De acuerdo a Chew, la edición original tenía una «paz desbragada», sugiriendo que el anterior editor había hecho una labor simplista (según sus propias declaraciones, algunas escenas habían sido unidas mediante «tomas maestras» que terminaban por convertirse en close-ups). En lo sucesivo, Hirsh y Chew trabajaron simultáneamente con dos rollos cada uno.

Mientras tanto, Industrial Light & Magic coordinaba sus esfuerzos para brindarle efectos especiales inéditos a la cinta. Al final, la empresa gastó la mitad de su presupuesto en cuatro tomas que Lucas consideraba como inaceptables. En esos momentos surgían rumores sobre una presunta indisciplina de varios empleados de ILM, lo cual hizo que el cineasta se viera en la necesidad de intervenir con regularidad para asegurarse que se cumpliera con el calendario previsto. Aún con cientos de tomas incompletas, ILM tuvo que terminar su trabajo dentro de un período relativo a seis meses, en lugar de un año (que era el plazo estipulado en un inicio). Durante sus intervenciones Lucas ayudó a editar las escenas dogfight (combates aéreos de aviones caza) de un par de películas antiguas que contenían elementos bélicos, con lo cual quería inspirar a sus empleados para editar las escenas de una mejor manera.






Efectos de sonido

Aun con el caos existente entre la producción y postproducción de Star Wars, el equipo realizador tomó importantes decisiones sobre los efectos de sonido que serían introducidos en la cinta. Como resultado, el diseñador Ben Burtt decidió crear una biblioteca de sonidos a la que más tarde Lucas definiría como «una banda sonora orgánica». Mediante la modificación del bramido de un elefante, Burtt consiguió crear los ruidos de los cazas estelares; las explosiones resultaron de la grabación modificada de un cable de acero bajo tensión que era sometido a golpes constantes, mientras que los característicos zumbidos de los sables de luz surgieron al mezclar los ruidos de su televisor con los emitidos por un viejo proyector de 35 mm. Los disparos láser son producto de un martillo que golpea al cable de una torre para antena de radio. En cuanto a los vehículos, tras mezclar grabaciones del caza monomotor P-51 Mustang y el popular interceptor estadounidense Lockheed P-38 Lightning, el diseñador logró componer las vibraciones de una moto jet. De manera similar para el antigravitatorio landspeeder de Luke Skywalker grabó los estruendos de la autopista Harbor Freeway en Los Ángeles, California.







Para crear los gruñidos de Chewbacca, Burtt grabó y combinó ruidos provenientes de perros, osos, leones, tigres y morsas, a partir de los cuales conformó frases y oraciones. En colaboración con Lucas, compuso la voz robótica de R2-D2 tras pasar sus voces a través de un sintetizador, en combinación con tuberías de agua y silbatos. La respiración de Darth Vader fue lograda a partir de la respiración de Burtt en el interior de una máscara de buceo (provista de un tanque de oxígeno) a la que le fue implantado un micrófono. Como dato relevante, Lucas nunca intentó utilizar la voz de David Prowse (físicamente el intérprete de Darth Vader), pues él no pudo prestar su voz debido a su conocido acento de la región sudoeste de Inglaterra. En un principio quería que Orson Welles prestara su voz para el personaje, pero luego se convencería de que la voz de Welles sería demasiado reconocible, así que optó por escoger al poco conocido James Earl Jones. De igual manera tampoco intentó hacer lo propio con Anthony Daniels en el caso de C-3PO. Al final, hasta treinta actores de voz participaron en la audición; sin embargo se decidió utilizar la voz de Daniels confundiéndola con la audición del actor Stan Freberg.







La aprobación de Fox

Cuando Lucas mostró una de las primeras ediciones definitivas de la película a sus amigos, entre ellos los directores Brian De Palma, John Milius y Steven Spielberg, sus reacciones fueron negativas. Spielberg, el único de la audiencia en expresar su aprobación, creía que la falta de entusiasmo de los demás se debía a la ausencia de efectos especiales en las principales secuencias. Más tarde, Lucas comentó que ellos habían sido honestos con él, luciendo aturdidos durante la proyección especial de su largometraje. En contraste con la mayoría, Alan Ladd y 20th Century Fox quedaron fascinados; uno de los ejecutivos, Gareth Wigan, le dijo al director, «esta es la mejor película que he visto en toda mi vida», revelando que incluso había llorado durante la exhibición. Lucas escuchó esto con sobresalto, concluyendo que había resultado gratificante para él, puesto que nunca había logrado ser acreditado por alguno de los ejecutivos del estudio. Aunque los retrasos incrementaron el presupuesto original (de 8 a 11 millones de dólares), la película continúa siendo la menos cara de la franquicia.







Banda sonora

Ninguna composición orquestal ha tenido mayor influencia en la historia del cine y en sus elementos musicales que la original de Star Wars. En un período significativo para las bandas sonoras, donde comenzaba a enfatizarse en orquestas más pequeñas y en el género pop, los coleccionistas temían que los días gloriosos de Ben-Hur y de Lawrence de Arabia hubieran pasado [...] Pero el uso de un tema musical prominente y varios Leitmotiv en 1977 consiguió ser un regreso indispensable a la influencia wagneriana de la época dorada de Hollywood. En otras palabras, la existencia de tantos temas memorables y su relación perfecta con los personajes y escenarios de la película fue una especie de concepto revolucionario en esos días. Tras cinco tomas tan sólo en el primer día de las sesiones de grabación, Williams y Lucas combinaron tres Leitmotiv para formar las melodías principales que ahora resultan familiares para cualquiera. Junto con la fanfarria vinieron dos composiciones primarias: una para la Fuerza y otra para la Princesa Leia.







Por recomendación de su amigo Steven Spielberg, Lucas decidió contratar al compositor John Williams, quien había trabajado previamente en la banda sonora de Tiburón por la cual ganó un premio Óscar. Lucas sentía que la naturaleza cinematográfica de Star Wars debía representar visualmente a mundos completamente nuevos y desconocidos, y respecto a la musicalización quería lograr que las audiencias se familiarizaran emocionalmente con la misma. En marzo de 1977, Williams comenzó a dirigir a la Orquesta Sinfónica de Londres, buscando grabar la banda sonora de la película en 20 días. Tras 8 sesiones de grabación en los estudios Anvil de Inglaterra, y bajo la orquestación de Herbert W. Spencer, la banda fue lanzada de manera simultánea a la película, con el título Star Wars - Original Soundtrack en formato de larga duración que incluía un póster ilustrado por John Berkey donde se describía a la batalla final del asalto a la Estrella de la Muerte. Cabe destacar que Williams optó por no seguir el orden cronológico de la película, con la finalidad de proveer una variedad musical al producto final, cuyo contenido llegaba a 75 minutos de duración, distribuidos en 16 pistas. Más tarde, Polydor Records distribuyó la banda sonora en formato compacto. En 1993, 20th Century Fox lanzó una caja recopilatoria de 4 discos, con las bandas sonoras de la primera trilogía de Star Wars.








Debido a que quería un sonido musical majestuoso para Star Wars a partir de Leitmotivs que brindarían distinción a las composiciones, Lucas juntó sus piezas orquestales favoritas para conformar la banda sonora de su filme, aunque después Williams le convencería de que una musicalización original tenía que ser única y más unificada. No obstante, sólo algunas piezas finales del compositor fueron influenciadas por las melodías favoritas de Lucas. El tema principal fue inspirado en la composición de Kings Row (1942), creada por Erich Wolfgang Korngold, mientras que la pista Dune Sea of Tatooine fue trazada a partir de la obra musical de Alessandro Cicognini para Ladri di biciclette (1948). El American Film Institute catalogó la banda sonora de Star Wars como «la mejor de todos los tiempos» en su listado AFI's 100 años... 25 años de bandas sonoras.






Argumento

Hace mucho tiempo en una galaxia muy, muy lejana [...] Es un período de guerra civil. Las naves espaciales rebeldes, que atacan desde una base oculta, han ganado su primera victoria contra el malvado imperio galáctico. Durante la batalla, espías rebeldes consiguieron robar los planos secretos del arma más reciente del imperio, la Estrella de la Muerte, una estación espacial blindada con el poder suficiente para destruir un planeta entero. Perseguida por siniestros agentes del imperio, la Princesa Leia se dispone a regresar a su hogar a bordo de su nave custodiando los planos robados que pueden salvar a su pueblo y restablecer la libertad en la galaxia [...]








Texto introductorio de Star Wars: Una Nueva Esperanza.

En medio de la guerra civil galáctica, la Alianza Rebelde ha robado los planos de la poderosa estación espacial Estrella de la Muerte con los que espera obtener ventaja en la guerra. Los planos son transmitidos a la Tantive IV, una nave diplomática al servicio de la Princesa Leia del planeta Alderaan; sin embargo la transmisión es interceptada por el Imperio Galáctico, dando alcance a la Tantive IV. De forma inmediata las tropas imperiales toman el mando de la Tantive IV, con Darth Vader a la cabeza. Durante el asalto capturan a la princesa, quien antes logra depositar los planos robados y una grabación holográfica dentro de un androide denominado R2-D2, que logra escapar a bordo de una pequeña nave con destino al desértico Tatooine, junto con el androide C-3PO.

Al llegar a Tatooine son capturados por jawas, criaturas del desierto que se dedican a comercializar partes de androides y vehículos, quienes los ofrecen a Owen Lars y a su sobrino, Luke Skywalker. Casualmente, cuando Luke se encuentra limpiando a R2-D2, activa parte del mensaje holográfico de Leia, lo que le lleva a sospechar que le pertenece a Obi-Wan Kenobi. Poco después el robot se escapa de la granja de Owen, por lo que Luke y C-3PO acuden en su búsqueda. Durante su travesía, son atacados por guerreros Tusken «moradores de las arenas», siendo finalmente rescatados por Obi-Wan. Una vez a salvo, Obi-Wan le dice a Luke que él es un caballero jedi, revelándole también que había conocido a su padre jedi con quien luchó en las Guerras Clon defendiendo a la República. Al ver el mensaje holográfico, Kenobi le ofrece a Luke la posibilidad de acompañarle a Alderaan, donde le enseñará todo sobre la Fuerza. Siguiendo el rastro de los androides, las tropas imperiales llegan a la granja de Owen, donde asesinan a todos sus habitantes. Al regresar a su casa, Luke encuentra los cadáveres carbonizados de sus tíos. Motivado a vengar su muerte, decide aceptar la petición de Obi-Wan y ayudar a la princesa capturada.







Siendo perseguidos por las tropas imperiales, Luke y Obi-Wan logran llegar al puerto espacial de la ciudad Mos Eisley con el objetivo de encontrar un vehículo que los lleve a Alderaan. Dentro de una cantina se encuentran con el contrabandista Han Solo y su amigo Chewbacca, quienes les ofrecen llevarlos al planeta a bordo de la nave Halcón Milenario —considerada por Solo como «la nave más veloz de la galaxia».

Por otra parte, Leia es interrogada y torturada por Darth Vader, pues este desea saber dónde se encuentra instalada la base rebelde, y por consiguiente los planos robados. Pese a la insistencia de Vader, Leia demuestra tener una fuerza considerable de control mental y no cede ante los interrogatorios, por lo que la lleva ante el comandante de la Estrella de la Muerte, Grand Moff Tarkin, quien la amenaza con destruir su planeta de origen, Alderaan, en caso de que no colabore con el imperio. Debido a esto, Leia cede y le dice a Tarkin que la base se encuentra en Dantooine. No obstante, Tarkin destruye Alderaan pues Dantooine se halla demasiado lejos de ellos como para comprobar las palabras de una poco fiable prisionera.

Cuando Han Solo y los demás llegan a Alderaan a bordo del Halcón, se encuentra con que el planeta ya no está y en cambio se percatan de la cercanía de la Estrella de la Muerte, la cual consigue atraer al Halcón hasta su interior gracias a su campo de tracción. Una vez que la nave aterriza, los tripulantes se ocultan en unos compartimentos que Han Solo usaba para el contrabando. Después descubren que la princesa se encuentra en la estación, por lo que deciden dividirse para rescatar a Leia y para desactivar el campo de tracción. Como parte de su plan, Luke y Han se hacen pasar por dos soldados que escoltan a un «prisionero» (Chewbacca) al bloque de celdas. Tras un enfrentamiento con tropas de asalto, consiguen rescatar a Leia. Mientras, Obi Wan consigue desactivar el campo de tracción, pero se encuentra con Darth Vader, quien había sentido su presencia en la estación. Obi-Wan se enfrenta a Vader en un duelo con sables de luz. Al percatarse de que el grupo ha conseguido llegar al hangar donde se encuentra el Halcón Milenario, Kenobi levanta su sable láser y se rinde, por lo que Vader no vacila y acaba con su vida.







Luke y sus compañeros consiguen escapar de la Estrella de la Muerte. Leia no está del todo convencida, pues según su criterio le han dejado escapar. En realidad, las tropas colocaron un sistema de rastreo dentro del Halcón Milenario, por lo que la base rebelde oculta en Yavin IV está ahora en peligro. Mientras tanto los técnicos rebeldes analizan los planos robados, y descubren un «blanco» con apenas dos metros de ancho, consistente en una escotilla de ventilación que comunica directamente con el sistema de reactores. Únicamente un disparo realizado desde una nave monoplaza podría alcanzar la apertura. Sabiendo esto, Luke y un escuadrón de la Alianza Rebelde comienzan su asalto sobre la Estrella de la Muerte. Tras una batalla épica, Luke es perseguido por Darth Vader, pero justo antes de que Vader le dé alcance, aparece Han Solo en el último momento para ayudar a Luke y dejarle el camino libre para destruir la estación espacial. Tras escuchar la voz de Obi-Wan, diciéndole que use la fuerza, Luke desconecta su ordenador y con un certero disparo logra destruir la Estrella de la Muerte. En las escenas finales es llevada a cabo una ceremonia en la base rebelde del Templo Massassi, donde la princesa Leia concede a Luke y Han las medallas al valor por su actuación durante la batalla.







Reparto

* Mark Hamill como Luke Skywalker. Skywalker es un joven que vive con sus tíos en el desierto planeta remoto Tatooine. Siempre ha soñado con tener un futuro sobresaliente y aventurero, en comparación con su estatus.
* Harrison Ford como Han Solo. Un codicioso contrabandista al que Obi-Wan y Luke conocen en una cantina, para luego viajar con él en su nave Halcón Milenario, de la que Chewbacca es el copiloto.
* Carrie Fisher como la Princesa Leia Organa. Integrante del Senado Imperial y líder de la Alianza Rebelde. Sus planes consisten en robar los planos de la Estrella de la Muerte, con los que encontrará los puntos más vulnerables de la misma.
* Alec Guinness como Obi-Wan Kenobi. Un viejo caballero jedi que participó durante las Guerras Clon. Es quien le revela a Luke la existencia de la Fuerza.
* Peter Cushing como Grand Moff Tarkin. Comandante de la Estrella de la Muerte y gobernador regional. Encabeza la misión de búsqueda de la base secreta rebelde, que desea exterminar.
* David Prowse como Darth Vader. Es un señor oscuro sith y una figura prominente en el Imperio Galáctico. Su voz pertenece al actor James Earl Jones.
* Anthony Daniels como C-3PO. Es un robot intérprete que cae en manos de Luke Skywalker, y raramente se despega de R2-D2.
* Kenny Baker como R2-D2. Robot mecánico que, al igual que C-3PO, cae en manos de Luke. Es portador de un mensaje secreto dirigido a Obi-Wan Kenobi.
* Peter Mayhew como Chewbacca. Gran amigo de Han Solo y copiloto del Halcón Milenario.
* Denis Lawson como Wedge Antilles. Piloto que lucha junto a Luke en la batalla de Yavin.






Para escoger al reparto principal, Lucas compartió una sesión de casting con su amigo Brian De Palma, quien también buscaba a los actores de su próximo proyecto titulado Carrie (basado en la novela homónima de Stephen King). Como resultado, Carrie Fisher y Sissy Spacek audicionaron para ambas películas.

En realidad Lucas quería contratar a actores jóvenes que no tuvieran mucha experiencia en el cine. Mientras efectuaba la audición para el rol de Luke Skywalker, Hamill concluyó que sus diálogos eran demasiado extraños debido a los conceptos relacionados con la galaxia ficticia. No obstante decidió simplemente leer su parte correspondiente. Finalmente fue elegido para el papel en vez de William Katt, que sería contratado para Carrie. Por otra parte Lucas se negaba a contratar a Harrison Ford, pues ya había trabajado con él en American Graffiti. En cambio, le pidió que le ayudará en el casting, ya fuera al leer líneas de diálogo con los actores que audicionaban o explicándoles sobre el contexto de las escenas que interpretarían. Poco después, lo elegiría sobre Kurt Russell, Nick Nolte, Christopher Walken, Billy Dee Williams (que interpretaría a Lando Calrissian en la secuela) y Perry King.

De manera similar, la mayoría de las actrices jóvenes de Hollywood pasarían por la audición para el papel de Leia, incluyendo a Terri Nunn, Jodie Foster, y Cindy Williams. Finalmente, Carrie Fisher fue elegida bajo la condición de que perdiera diez kilos de peso para el personaje. Preocupado por la idea de que el estudio pudiera reprobar el proyecto ante la ausencia de actores reconocidos, Lucas decidió contratar al veterano Sir Alec Guinness —ganador del óscar al mejor actor por su interpretación en El puente sobre el río Kwait de 1957— como Obi-Wan Kenobi.

El casting para los demás personajes fue realizado en Londres, donde Mayhew sería elegido para interpretar a Chewbacca con sólo haberse puesto de pie para saludar a Lucas. Para el mismo personaje se presentó Daniels, quien fue elegido para el rol de C-3PO tras observar una ilustración del personaje elaborada por McQuarrie.







Estímulos y alusiones literarias

Según George Lucas, Star Wars fue inspirada por diversas obras tales como Beowulf y el Ciclo artúrico —sobre las cuales sentó los orígenes del mito— así como por varias religiones (abrahámica, confucionismo, sintoísmo y taoísmo Originalmente, quería partir de los seriales de Flash Gordon de los años 1930. Sin embargo, recurrió a la película Kakushi toride no san akunin de Akira Kurosawa y al libro El héroe de las mil caras de Joseph Campbell, ante los derechos protegidos de dicho cómic. Respecto a semejanzas con estas y otros elementos multimedia, la película muestra rasgos en común con Buck Rogers y Flash Gordon, mismos que pueden identificarse en el conflicto existente entre los rebeldes y las tropas imperiales, los efectos de transición en las escenas y el texto deslizable con el que inician Star Wars y su franquicia. Asimismo, uno de los conceptos introducidos en Flash Gordon —la fusión entre la tecnología futurista y la magia tradicional— había sido desarrollado por H. G. Wells, considerado como uno de los fundadores de la ciencia-ficción, quien creía que la revolución industrial había «destruido» la idea de que las fantasías mágicas podían hacerse realidad. De esta manera y concluyendo que la plausibilidad es un elemento necesario para permitir que todo mito pudiera desarrollarse como tal, decidió sustituir los elementos de la época industrial, con lo que introdujo máquinas del tiempo en lugar de alfombras mágicas, extraterrestres en vez de dragones y científicos en reemplazo de hechiceros; así, Wells inició un nuevo género literario al cual denominó «fantasía científica».

Igualmente, Kakushi toride no san akunin fue otra de sus inspiraciones mayoritarias, algo que resulta perceptible en algunas expresiones características; por ejemplo, los dos campesinos pleitistas del filme de Kurosawa evolucionaron a las formas robóticas de C-3PO y R2-D2, mientras que la jerarquía de una familia japonesa en Kakushi toride no san akunin es parecida estructuralmente a las fuerzas imperiales de Star Wars. No obstante, no sólo esta película influyó en La guerra de las galaxias, puesto que Yojimbo, del mismo director, sirvió también de inspiración. Las principales comparaciones radican en que varios hombres amenazan al héroe (fanfarroneando entre sí sobre cómo son buscados por las autoridades), en las escenas finales (un brazo que es amputado por una espada) y en el ofrecimiento a Mifune de «veinticinco ryōs al completar la misión», una promesa muy similar a a la que recibe Han Solo de «doscientos créditos en este momento, más quince adicionales al llegar a Alderaan». La afección de Lucas por las películas de Kurosawa pudo haber influido en su decisión de visitar Japón en los años 1970, provocando a su vez que algunos pensaran que el término «jedi» provenía de «jidaigeki» (drama japonés, que usualmente refiere a películas de samuráis).







Otra alusión literaria hace hincapié en la descripción del planeta Arrakis, en la obra Dune (ganadora del premio Nébula en la categoría «Mejor novela de ciencia-ficción») de Frank Herbert, que sería puntualizada con el planeta Tatooine. De acuerdo a su material de procedencia, Arrakis es el único lugar conocido en donde se produce una droga-especia de longevidad llamada melange, mientras que Han Solo es un contrabandista de especias que ha sido visto en algunas minas de Kessel, características por sus reservas de condimentos. Debido a que el concepto original de Star Wars trataba sobre el transporte de la especia, la naturaleza del material no era muy detallada. En una de sus conversaciones, Luke le comenta a Obi-Wan que intuye que su padre había sido un navegante a bordo de un cargador de especias. Otras similitudes entre ambas creaciones incluyen a la princesa Leia y la princesa Alia, la Fuerza y «la Voz» (habilidad usada por la hermandad Bene Gesserit), y la granja «de humedad» del tío Owen y la tía Beru (la cual se asemeja al rocío de lágrimas usadas por el pueblo fremen como «fuente pequeña pero confiable de agua»). Más tarde, Herbert diría que «David Lynch, director de la adaptación cinematográfica de su novela homónima, había tenido que pasar por varias complicaciones debido a que Star Wars utilizó muchos conceptos de su obra literaria». Tanto Herbert como Lynch encontraron hasta «16 puntos de similitud», calculando que «las probabilidades en contra de la coincidencia produjeron un número mayor que la cantidad de estrellas existentes en el universo»







La escena del asalto a la Estrella de la Muerte fue concebida después de que Lucas analizara The Dam Busters, de Michael Anderson, específicamente la secuencia donde el bombardero Lancaster de la Fuerza Aérea Británica vuela sobre unos embalses para luego dirigir un par de bombas de rebote que tendrán como objetivo a las represas artificiales, como parte de un plan que tiene como finalidad el paralizar a la industria pesada de la región del Ruhr. Incluso algunos diálogos son repetidos durante el clímax de Una Nueva Esperanza —Gilbert Taylor había sido responsable de los efectos especiales de The Dam Busters. Otra inspiración para la misma escena sería el clímax de la película Escuadrón 633, de Walter Grauman, en la que Mosquitos de la Fuerza Aérea Británica atacan una central hidroeléctrica alemana mediante una estrategia que consiste en dejar caer bombas especiales en un punto específico, mientras sobrevuelan a una corta altura en medio de un fiordo, protegiéndose de bombardeos provenientes de cañones antiaéreos y de disparos producidos por soldados alemanes. Al final, videoclips de ambas cintas fueron incluidos en la versión dogfight que Lucas usaría a manera de prueba para editar las secuencias de los combates aéreos.





Algunas otras identidades de Star Wars residen en los guiños de inferencia a otras películas clásicas del género, tales como 2001: Una Odisea en el Espacio de Stanley Kubrick —la escena en la que una nave espacial cubre la parte superior de la pantalla, refiere a la secuencia inicial de la astronave interplanetaria Discovery 1. Dicha cinta influiría de muchas formas distintas en la apariencia de Star Wars. Entre estos cambios se encuentran el uso de vainas EVA, pasillos hexagonales y gráficos primitivos. Mención similar lleva el puerto de acoplamiento de la Estrella de la Muerte, que hace referencia a uno idéntico que se halla en la estación espacial orbitaria de 2001: Una Odisea en el Espacio. Existen también ciertas coincidencias con El mago de Oz de Victor Fleming. Por ejemplo, los jawas son muy parecidos a los munchkin —enanos nativos de Munchkinland en los libros de Oz redactados por L. Frank Baum. Además, los personajes principales se disfrazan como soldados de las tropas enemigas, mientras que la secuencia donde Obi-Wan muere, dejando únicamente su túnica vacía en el lugar, es prácticamente igual a aquella donde la malvada bruja del este se derrite en Oz. En otros ámbitos, y aunque es de color dorado y pertenece al género masculino, el androide C-3PO está inspirado en el robot Maria de Metrópolis, dirigida por Fritz Lang. Sus zumbidos emitidos nacerían a partir de los ruidos metálicos de The Tin Man, uno de los protagonistas de El mago de Oz.







Promoción y estreno

Dado el poco apoyo que recibió por parte de 20th Century Fox, más allá de la concesión de licencias para la comercialización de camisetas y pósters, la productora Lucasfilm contrató a Charles Lippincott como director de marketing de Star Wars. Éste consiguió un trato con Stan Lee y Marvel Comics para adaptar la película a una historieta y otro con la editorial Del Rey para la novelización; por su parte, Kenner Co. aceptó realizar una pequeña línea de vehículos y muñecos de acción basados en los personajes de la película. 20th Century Fox, cautelosa ante la posibilidad de que otras películas veraniegas como Smokey and the Bandit vencieran a Star Wars en taquilla, trasladó la fecha de estreno al miércoles anterior al Memorial Day, es decir, el 25 de mayo de 1977. No obstante, la escasa publicidad que tuvo la película provocó que menos de cuarenta salas de cine aceptaran proyectarla y, en respuesta a ello, Fox exigió que para exhibir Más allá de la medianoche, película basada en el best seller homónimo de Sidney Sheldon (y que la productora iba a estrenar en ese mismo período), debían reservar también Star Wars.

La película fue estrenada finalmente en 37 salas de Estados Unidos, resultando ser un éxito inmediato. Durante las tres primeras semanas de su proyección, las acciones de Fox doblaron su valor, mientras que sus ganancias anuales pasaron de 37.000.000 a 79.000.000 dólares en 1977. Este éxito consiguió trasladarse también al resto del mundo, en parte por la neutralidad cultural de la película. Alan Ladd, Jr., quien acudió al estreno en Japón un año después, temió que la película sería un fracaso cuando, tras finalizar su proyección, todo el público guardó silencio; posteriormente se enteró de que, en dicho país, el silencio era la mejor forma de honrar una película. Mientras tanto, miles de fans asistieron a una ceremonia celebrada en el Grauman's Chinese Theatre, donde C-3PO, R2-D2 y Darth Vader dejaron sus huellas en la entrada posterior del teatro.

Debido a que la campaña promocional de Star Wars era objeto de deseo de miles de niños, las reservas de juguetes elaborados por Kenner Co. se agotaron rápidamente y la empresa ideó una campaña para las navidades: comprando una caja con tan sólo un vale en su interior, podría cambiarse éste por el juguete en marzo de 1978. Poco después, Lippincott empezaría a concebir numerosas ideas para promocionar Star Wars, entre ellas las caretas de los personajes que aparecieron en las cajas de cereales Kellog's o los cromos coleccionables que regalaban con los chicles.

En un inicio, la película fue titulada como La guerra de las galaxias, sin los añadidos de «Episodio IV» o de «Una nueva esperanza». A consecuencia del estreno de El Imperio contraataca, en 1980, Star Wars fue renombrada a «Star Wars: Episodio IV - Una nueva esperanza». Aunque Lucas dijo que sólo seis películas fueron pensadas en un principio, algunos representantes de Lucasfilm hablaron de nueve películas. La película fue reestrenada en cines en 1978, 1979, 1981, 1982 y 1997.







Edición especial

Después de que Industrial Light & Magic creara imágenes generadas por ordenador para la película Parque Jurásico de Steven Spielberg, George Lucas concluyó que la tecnología existente en esa época era la adecuada para desarrollar su visión original de Star Wars. La trilogía fue mejorada digitalmente tanto en los aspectos relacionados con la imagen como con el sonido, y se incluyeron nuevas escenas que habían sido inaccesibles durante su proyección original en cines debido a restricciones tanto financieras como tecnológicas, así como por falta de tiempo. Con motivo de la celebración del vigésimo aniversario de su estreno, la versión mejorada de A New Hope (con cuatro minutos y medio más de duración y una banda sonora completamente reelaborada) fue reestrenada en cines el 31 de enero de 1997 y unos pocos días después ocurriría lo mismo con El Imperio contraataca y El Retorno of del Jedi.

Entre las escenas añadidas en Una Nueva Esperanza cabe destacar una en la que Jabba el Hutt visita a Han Solo en el hangar donde está apostado el Halcón Milenario, varios planos del puerto espacial de Mos Eisley o el encuentro de Luke Skywalker con su viejo amigo Biggs Darklighter. Aunque la mayor parte de los cambios fueron menores o cosméticos en su naturaleza, algunos fans creyeron que Lucas había degradado la película con las nuevas adiciones. Uno de los cambios más controvertidos fue el enfrentamiento entre Han Solo y Greedo en la cantina de Mos Eisley; en la versión original, Solo dispara a Greedo y este muere sin llegar a responder, mientras que en la versión editada es el cazarrecompensas el que ataca primero. A consecuencia de ello, los fans comenzaron a comercializar una camiseta en la que aparecía la inscripción «Han shot first» («Han disparó primero»).






Recepción

Recaudación

Star Wars debutó en cines el 25 de mayo de 1977, siendo exhibida en 32 salas estadounidenses y percibiendo 254 .809 Dólares en Estados Unidos al término de ese mismo día. Durante su primer fin de semana en las carteleras obtuvo 1.554.475 Dólares adicionales, con exhibiciones en 43 cines regionales (11 salas más que en su debut). En su decimoquinto fin de semana (2 - 5 de septiembre) recaudó 7.737.847 de Dólares en Estados Unidos, cifra que se convirtió en su mayor logro financiero durante ese año. Finalmente percibió ganancias de 460.998.007 de Dólares en todo el territorio estadounidense, lo que representa un 59,5% de su recaudación total. Respecto a su recepción internacional, obtuvo 6.806.951 de Dólares tan sólo en su primer fin de semana; contando con proyecciones en 757 salas de cine, recaudó hasta 314.400.000 de Dólares (cifra que representa un 40,5% de sus ganancias totales). Además es considerada como la película de más éxito dentro de las clasificaciones regionales G y PG (emitidas por la Motion Picture Association of America), superando a cintas como Shrek 2, E. T., el extraterrestre, Buscando a Nemo y El rey león.

En lo sucesivo, Star Wars rompería varios récords de recaudación, convirtiéndose en uno de los primeros blockbusters en la historia del cine. A partir de lo anterior, pasó a convertirse en la película con mayores recaudaciones de 1977, al igual que la de más éxito de todos los tiempos hasta que fue estrenada E. T. el extraterrestre en 1982. El primero de sus reestrenos tuvo lugar en 1982, obteniendo ganancias por valor de 460.998.007 de Dólares y siendo proyectada en 1.070 salas, únicamente en Estados Unidos. El segundo relanzamiento sucedió como parte de la edición especial de Lucas sobre la trilogía original, en 1997, con recaudaciones de 579.646.015 de Dólares a nivel mundial. De nuevo fue considerada como la más exitosa, aunque volvería a ser superada ahora por Titanic, película de James Cameron. Tomando en cuenta los ajustes por inflación, ocupa el segundo lugar dentro de las películas con mayores recaudaciones en Estados Unidos, debajo de Lo que el viento se llevó (1939).

Desde entonces continúa siendo una de las cintas de más éxito de todos los tiempos —siendo la tercera con mayores ganancias en la franquicia, únicamente sobrepasada por La amenaza fantasma y La venganza de los Sith. A manera de anécdota personal, Lucas mencionó que había pasado la mayor parte del día del estreno en un estudio de sonido ubicado en Los Ángeles. Al salir en búsqueda de alimentos con su entonces esposa Marcia, se encontraron con una gran cantidad de personas en las banquetas del Mann's Chinese Theatre, esperando entrar a la función de Star Wars.




Crítica

A su estreno, la película recibió críticas bastante positivas. En su evaluación original, Roger Ebert la describió como «una experiencia extracorporal», comparando sus efectos especiales con los de 2001: Una Odisea en el Espacio y concluyendo que la verdadera «Fuerza» reside en su «narrativa pura». Igualmente, Vincent Canby de The New York Times la catalogó como «la película que mantendrá entretenidas a muchas generaciones futuras que desde ahora guardan un trato sensible hacia los rituales virtualizados con los que se crean las aventuras de una historieta».Sin embargo hubo algunas reacciones negativas al respecto; entre ellas destaca la de Pauline Kael, de la revista The New Yorker, quien citó «las carencias de respiro y lírica» como los factores causantes de que el filme no tuviera una «conexión emocional» con las audiencias. Siguiendo un enfoque parecido, Jonathan Rosenbaum mencionó que «ninguno de los personajes tiene profundidad, ¡en cambio, son tratados al igual que los objetos y parajes fantásticos!», y Peter Keough, del diario Boston Phoenix, señaló que Star Wars «es una selva repleta de cine de mala calidad, desemejante al montón de droides hurtados, rotos y escasamente funcionales de los jawas». Sumándose a esta lista se encuentra Stanley Kauffmann, de la revista The New Republic, quien destacó que «su trabajo aquí [refiriéndose a la dirección de Lucas] luce menos original que en THX 1138».

Por otra parte, de acuerdo al sitio Rotten Tomatoes, de 59 críticas existentes en su portal sólo cuatro no respondieron favorablemente al desempeño de la película, concluyendo que «los efectos especiales y la acción eran las consideraciones principales». En 1989, la Filmoteca estadounidense de la Biblioteca del Congreso la consideró como una «película cultural, estética o históricamente importante», mientras que en 2006 el gremio Writers Guild of America eligió al guión original de Lucas como uno de los 101 mejores jamás redactados. Bajo el mismo tratamiento, el instituto American Film Institute enlistó a Star Wars como uno de los 100 mejores filmes del siglo XX, así como una de las mejores en el género del thriller, figurando también para el mismo como una de las más influyentes en la cinematografía contemporánea. Aunado a lo anterior, el personaje Han Solo es considerado como uno de los 15 héroes ficticios más inspiradores, al igual que Obi-Wan Kenobi. Finalmente, la frase «Que la Fuerza te acompañe» es una de las 10 mejores frases en la historia del cine estadounidense, mientras que la banda sonora de John Williams es una de las más populares. Respecto a la acogida en Europa, una encuesta realizada por el Canal 4 en el Reino Unido determinó que Una Nueva Esperanza (junto a su continuación, El Imperio contraataca) es la mejor película de todos los tiempos.







Premios

Después de su exitoso paso por las taquillas internacionales, Star Wars obtuvo 6 premios Óscar y un premio especial al mérito para Ben Burtt por su trabajo en la edición de sonido, resultando además nominada en los premios Globo de Oro dentro de las categorías de «mejor película dramática», «mejor director», «mejor banda sonora» y «mejor actor de reparto», esta última para Alec Guinness. Poco después recibiría seis nominaciones más en los premios de la Academia Británica (incluyendo «mejor película», «mejor sonido» y «mejor edición»), de las cuales triunfó en dos. Asimismo, la banda sonora de John Williams obtuvo un premio Grammy como «mejor banda sonora original para una película o programa de televisión». Otros galardones obtenidos incluyen un premio Hugo («mejor representación dramática»), dos recompensas para Alec Guinness y George Lucas en la ceremonia de los Evening Standard British Film Awards, un Golden Screen, un Hochi Film Award como «mejor película en lengua extranjera», dos premios en Los Angeles Film Critics Association Awards («mejor música» y «mejor película»), un People's Choice Award al ser elegida como la favorita de las audiencias, un premio elegido por los lectores en los Kinema Junpo Awards de 1979, un reconocimiento especial de la Asociación de escritores de ciencia ficción y fantasía de Estados Unidos, un galardón para el personaje Chewbacca en los premios MTV Movie Awards de 1997 y un premio especial de la Academia de películas de ciencia-ficción, fantasía y terror por la celebración de su veinte aniversario. Dentro de las distinciones figuran una nominación al premio Eddie (otorgado por la organización American Cinema Editors) por la edición, junto a una adicional de la Academia Japonesa como «mejor película en lengua extranjera», otra del Gremio de directores americanos para Lucas junto a dos menciones en los premios Satellite respecto a su lanzamiento en DVD, para finalizar con una nominación en los premios WGA del Gremio de escritores estadounidenses en el área de «mejor comedia escrita directamente para una película».







Influencia cinematográfica

Star Wars ha influido en varios filmes y directores desde su lanzamiento. A ella se le atribuye el nacimiento de una nueva generación de cintas cargadas de efectos especiales, siendo también una de las primeras en combinar géneros cinematográficos tales como la opereta espacial y los seriales para inventar un nuevo concepto generalizado, que los cineastas podrían empezar a explorar. Finalmente, junto a Tiburón de Steven Spielberg, hizo que la industria del cine apartara su atención de los procedimientos usados para las producciones en los años 1970 con el fin de que empezara a concentrarse en los blockbusters de gran presupuesto orientados a las audiencias más jóvenes. Tras ver Star Wars, James Cameron decidió renunciar a su empleo como chofer para empezar su trayectoria en el cine; de forma parecida, otros realizadores que serían influenciados por el filme son Peter Jackson —utilizó la estética introducida en la película para producir la trilogía cinematográfica de El Señor de los Anillos, con la que esperaba transmitir una sensación realista y creíble de los efectos visuales—, Ridley Scott —quien comenzó a interesarse en el «futuro explorado» (donde los vehículos y la cultura tienen sus propias referencias históricas), extendiendo el concepto en sus películas Alien, el octavo pasajero y Blade Runner— Roland Emmerich, Kevin Smith y John Singleton.

En contraste, algunas críticas han culpado a Star Wars y Tiburón de haber arruinado a Hollywood al desviar la atención de los estudios en filmes clásicos como El Padrino, Taxi Driver y Annie Hall para empezar a concentrarse en «espectáculos juveniles de fantasía». De acuerdo a Peter Biskind, «cuando todo ya había sido dicho o creado, llegaron Lucas y Spielberg para hacer que las audiencias de la década de 1970, establecidas en una nueva época de películas europeas y sofisticadas, regresaran a las simplicidades de los filmes de la época dorada de Hollywood... Ambos ocasionaron que todo el sistema retrocediera». Aunque para Tom Shone, «Star Wars y Tiburón no traicionaron totalmente al cine contemporáneo: al contrario, lo conectaron de vuelta al sistema, retornándolo a sus raíces como una atracción festiva con un acto mágico y un enorme efecto especial, lo que fue una especie de renacimiento». Por otra parte la película ha sido objeto de diversas parodias en programas como Pollo Robot, South Park y Padre de familia, así como por la película Spaceballs de Mel Brooks.







Lanzamiento en DVD

La película fue lanzada por primera vez en DVD el 21 de septiembre de 2004, en una caja recopilatoria junto a El Imperio contraataca, El Retorno del Jedi y un disco extra que incluye cuatro horas de contenido adicional sobre la creación, producción y otros aspectos de la trilogía. Las películas, que han sido restauradas y remasterizadas, incluyen varios cambios realizados por George Lucas y mejoras con respecto a la edición estrenada en los cines en 1997, como los cambios en los disparos y sables láser o un nuevo Jabba el Hutt.

Una nueva esperanza se rodó utilizando una película de 35 mm, aunque una vez grabada se exhibió en 1977 y en 1997 en copias de doble aspecto, es decir, infladas a 70mm para mejorar su aspecto visual. Esta edición en DVD respeta el formato original de las salas de cine, con una relación de aspecto de 2.35:1, aunque también incluye el formato 16:9. La película se estrenó en Dolby Estéreo, en Dolby Digital en la edición de 1997 y en Dolby Digital 5.1 EX en esta edición en DVD.

El cuarto DVD incluye varios documentales entre los que destaca Imperio de los sueños: la historia de Star Wars que, con una duración de dos horas y media, repasa principalmente toda la producción de la trilogía. Se incluyen además los tráiler y algunos anuncios televisivos que sirvieron para promocionar las tres películas.

La trilogía fue reeditada en DVD en ediciones especiales separadas en cajas con dos discos por tiempo limitado (desde el 12 de septiembre de 2006 hasta el 31 de diciembre del mismo año). El primer disco contenía la misma versión editada en 2004, pero como novedad se añadió la versión original sin cambios de 1977 en el segundo disco.







Adaptaciones

Novela

Charles Lippincott, director de marketing de Star Wars, firmó un contrato en noviembre de 1976 con George Lucas y la editorial Del Rey para la publicación de una novela basada en el guión de la película. Aunque se acredita la autoría oficial a Lucas, el verdadero autor fue Alan Dean Foster, quien luego redactaría la primera novela del universo expandido de Star Wars, El ojo de la mente, en donde continúa la trama de Una nueva esperanza. El libro fue publicado en diciembre de ese mismo año (seis meses antes del estreno de La guerra de las galaxias en cines), bajo el título Star Wars: From the Adventures of Luke Skywalker (en ediciones posteriores fueron renombradas como Star Wars (1995) y Star Wars: Episode IV - A New Hope (1997). La edición en español de la novela, traducida por Iris Menéndez, lleva el título La guerra de las galaxias. Para febrero de 1977, la adaptación ya había vendido medio millón de copias.

Algunas escenas eliminadas, que más tarde aparecerían en la versión radiofónica de la película y en el DVD, fueron incluidas también en la novela, como el encuentro de Han Solo y Jabba el Hutt en Mos Eisley o el de Luke Skywalker y su amigo Biggs Darklighter en la estación Tosche. Hay además algunos detalles que cambian con respecto a la película; por ejemplo, Obi Wan no se sacrifica, sino que es ejecutado por Darth Vader y, en la batalla de Yavin, Luke es llamado «azul cinco», mientras que en la película es «rojo cinco».







Radio

George Lucas donó los derechos de Star Wars a la cadena de radio KUSC-FM, filial de la National Public Radio, por el precio de un dólar. El escritor de ciencia ficción Brian Daley se encargó de extender el guión de la película y lo dividió en trece episodios con una duración total de seis horas y media. El director John Madden se encargó de dirigir la adaptación, que contó con los actores Mark Hamill y Anthony Daniels para aportar su voz a sus respectivos personajes en la película, Luke Skywalker y C-3PO. Tras diez días de grabación, el ingeniero de sonido Tom Voegeli se encargó de montar la adaptación, utilizando la música de John Williams y los efectos sonoros que Ben Burtt había creado para la película.

El reparto principal estaba formado por:

* Mark Hamill como Luke Skywalker.
* Ann Sachs como Leia Organa
* Perry King como Han Solo.
* Bernard "Bunny" Behrens como Obi-Wan Kenobi.
* Brock Peters como Darth Vader.
* Anthony Daniels como C-3PO.
* Keene Curtis como Wilhuff Tarkin.

La adaptación radiofónica fue emitida en 1981 por la National Public Radio, recibiendo una audiencia media de 750 000 oyentes por episodio. En ella, Daley incluyó algunas escenas que fueron eliminadas del corte final de la película, como una en la que la princesa Leia recibe los planos de la Estrella de la Muerte en Alderaan, otra en la que Luke Skywalker observa con sus binoculares la batalla espacial sobre el planeta Tatooine u otra en la que Darth Vader realiza un interrogatorio a la princesa Leia.






Star Wars: Episode IV - A New Hope
Star Wars: Episodio IV - Una Nueva Esperanza

Título En España durante su estreno: La guerra de las galaxias
Posteriormente Star Wars: episodio IV - Una nueva esperanza

Ficha técnica

Dirección George Lucas
Producción Gary Kurtz, George Lucas, Rick McCallum (edición especial)
Guión George Lucas
Música John Williams
Editor Richard Chew, T.M. Christopher (edición especial), Paul Hirsch, Marcia Lucas
Fotografía Gilbert Taylor
Reparto Mark Hamill, Harrison Ford, Carrie Fisher, Peter Cushing, Alec Guinness, Anthony Daniels, Kenny Baker, Peter Mayhew, David Prowse

Datos y cifras

País Estados Unidos
Año 1977
Género Space opera
Duración Versión original: 121 minutos, Edición especial: 125 minutos
Distribución 20th Century Fox
Presupuesto 11.000.000 de Dólares
Recaudación 775.398.007 de Dólares





STAR WARS EPISODIO V - EL IMPERIO CONTRAATACA





Star Wars: Episode V - The Empire Strikes Back (Star Wars: Episodio V - El Imperio Contraataca) es una película del género space opera dirigida por Irvin Kershner, con un guión basado en una historia de George Lucas y escrito por Lawrence Kasdan y Leigh Brackett. Fue la segunda película estrenada de la saga de La guerra de las galaxias y la quinta en términos cronológicos internos. Desarrollada por George Lucas.







La película se sitúa tres años después de la destrucción de la "Estrella de la Muerte", Luke Skywalkwer, Han Solo, Leia Organa y el resto de la alianza rebelde son perseguidos por Darth Vader y las fuerzas de élite del Imperio Galáctico. En esta película se desarrolla la historia de amor entre Han y Leia, y Luke aprende más sobre los caminos de la fuerza de la mano del maestro Yoda. Con Han y Leia capturados por el Imperio, Luke luchará contra Vader en una confrontación sin igual, pero Darth Vader esconde una terrible revelación.





Tras una difícil producción, El Imperio Contraataca fue estrenada el 21 de mayo de 1980 y fue un éxito en las críticas siendo calificada como la mejor película de la saga. La película recaudó más de 538 millones de dólares en todo el mundo, convirtiéndola en la película más taquillera de 1980, y si se ajusta por la inflación la duodécima película más taquillera de la historia de los Estados Unidos.

La película fue reeditada con cambios y remasterizada en imagen y sonido en 1997 con motivo del veinte aniversario y posteriormente con una versión casi definitiva con el lanzamiento de los DVD de la trilogía.







Argumento

Son tiempos adversos para la rebelión. Aunque las tropas rebeldes han destruido la Estrella de la muerte, las tropas imperiales han hecho salir a los rebeldes de sus bases ocultas y los persiguen a través de la galaxia.

Tras escapar de la terrible flota imperial, un grupo de guerreros de la libertad encabezados por Luke Skywalker han establecido una nueva base secreta en el remoto mundo helado de Hoth.

El malvado Lord Darth Vader obsesionado por encontrar al joven Skywalker ha enviado miles de sondas espaciales hacia las infinitas distancias del espacio.





En una misión de reconocimiento Luke Skywalker es atacado por un Wampa mientras inspecciona un misterioso asteroide que ha caído sobre la superficie del planeta. El Wampa lleva a Luke y a su Taun Taun a su cueva para devorarlo. Mientras tanto Han Solo, extrañado de que Luke no regrese, decide ir a buscarlo retrasando su retorno a la base. Luke logra escapar de la muerte utilizando la fuerza para alcanzar su sable laser y cercenar un brazo al Wampa, pero en su huida cae agotado en el inmenso desierto de hielo y tiene una visión de Obi-Wan Kenobi, quien le indica que debe ir al sistema Dagobah para entrenarse con su primer maestro, Yoda. Finalmente Han encuentra a Luke pero debido a las bajas temperaturas el Taun-Taun de Han Solo muere y Han Solo decide utilizar su cadáver para mantener a Luke caliente hasta que construya un refugio.






Mientras en la base rebelde, La princesa Leia, Chewbacca, los androides R2-D2 y C3PO están preocupados dado que las tropas rebeldes no pueden localizar la señal del transpondedor de Han Solo ni el de Luke y que deberán esperar hasta la mañana siguiente para iniciar su búsqueda cuando los Snowspeeders estén preparados para soportar las bajas temperaturas.

Llegada la mañana los rebeldes inician la búsqueda del capitán Solo y de Luke Skywalker encontrándoles finalmente en el refugio que había construido Han Solo. De retorno a la base rebelde, Luke se recupera de sus heridas en un tanque de bacta y mientras espera en la cama del hospital de la base, se producen ciertas tensiones sexuales entre la princesa, Luke y Han. De pronto saltan las alarmas en la base rebelde.








Un androide espía imperial ha sido detectado merodeando por las inmediaciones de la base rebelde, a lo que Han y Chewbacca deciden ir a interceptarlo, pero el androide decide autodestruirse.

Mientras, a bordo del Destructor Imperial Ejecutor el Imperio Galáctico descubre la ubicación de la base rebelde y preparan el ataque. Darth Vader y sus militares comienzan a desplegar el ataque contra las tropas rebeldes, pero el General Veers saca las naves del hiperespacio demasiado cerca del sistema, alertando así a las tropas rebeldes de que el Imperio se aproxima.







Una vez en Hoth y con las tropas rebeldes alertadas, se produce la batalla. El Imperio ha sopesado un ataque aéreo pero finalmente se decanta por un ataque en tierra con los caminantes imperiales AT-AT mientras la rebelión se defiende con sus guarniciones de Snowspeeders si bien sus armas no consiguen derrotar al Imperio. Luke Skywalker que se encontraba en una de ellas tuvo la idea de enlazar las piernas de los caminadores con los arpones de los Snowspeeders, pero finalmente es alcanzado por una descarga láser y cae; no obstante finalmente con un explosivo se introduce dentro de un caminante imperial y lo destruye.







La defensa finalmente fracasa, aunque gracias al cañón de iones, algunas naves imperiales han sido destruidas facilitando la huida de los rebeldes. La flota rebelde fija curso a Dantooine, salvo Luke Skywalker que fija curso a Dagobah y el Halcón Milenario, cuyo propulsor de velocidad luz queda dañado por el ataque imperial.

El Halcón Milenario ocupado por la princesa Leia Organa, el contrabandista Han Solo, el wookie Chewbacca y el droide C-3PO escapando de las naves imperiales, se interna en un campo de asteroides. Allí logran evadir al Imperio adentrándose en el cráter de un asteroide particularmente grande.







Mientras, a bordo del Ejecutor el Emperador Palpatine contacta con Darth Vader con el propósito de destruir al hijo de Skywalker citándolo como "un gran enemigo" ya que es una seria amenaza para el orden actual de los Sith, pero Vader conocedor de su procedencia decide convencer al Emperador de que sería mejor tener al hijo de Skywalker de su lado convirtiendolo en un Sith, "¿puede hacerse? pregunta el emperador. "Se unirá a nosotros o morirá, mi señor" le responde Vader.







Mientras en el cráter del asteroide un ataque de Mynocks altera a los pasajeros del Halcón Milenario, Han Solo dispara una descarga con su blaster y el asteroide empieza a moverse, hasta que finalmente se da cuenta de que no están en una cueva, sino que el túnel resulta ser el interior de un gusano espacial. Esto obliga al Halcón a salir del asteroide a toda prisa y enfrentarse a la flota imperial.





En una gran maniobra de Han Solo logran esconderse justo detrás de la torre de vigilancia de un destructor estelar. El capitán de la misma se disculpa personalmente con Darth Vader por haber perdido a los rebeldes, Vader acepta la disculpa mientras lo asesina.







La tripulación decide partir hacia el mundo de Bespin, pasando desapercibidos al radar del destructor estelar entre sus desperdicios. Una vez en Bespin se reúnen con Lando Calrissian, viejo amigo de Han, para reparar el propulsor, allí son recibidos con grandes lujos.

Mientras tanto Luke, acompañado por R2-D2, arriba a Dagobah mediante un aterrizaje de emergencia. Establece un campamento, pero es sorprendido por una pequeña y molesta criatura verde que le promete guiarlo hasta la casa de Yoda. Luke le sigue y descubre que, para su sorpresa, él era Yoda. Yoda es reacio a entrenar a Luke en las artes de "La Fuerza", pero Obi-Wan intercede apelando que el también era un joven con la cabeza distraída cuando fue entrenado, a lo que Yoda no puede negarse y comienza a instruir a Luke en el conocimiento de la Fuerza.







Yoda le da a Luke grandes lecciones de sabiduría, como que el tamaño no importa (cabe destacar que Yoda mide 0,66 metros), el origen de la Fuerza y la diferencia entre el lado oscuro y el luminoso. Durante el entrenamiento, Yoda le enseña a su joven aprendiz cómo hacer levitar, a través de la Fuerza, la nave atascada en el pantano por el aterrizaje. Durante una meditación, Luke logra ver el futuro: Leia y Han sufriendo en una ciudad en las nubes. Habiendo visto eso, Luke decide ir a rescatarlos ignorando las advertencias de Yoda y de Obi-Wan (quien se aparece en forma de espíritu). Durante este periodo de entrenamiento Yoda insta a Luke a entrar en la cueva de las sombras, donde no necesitará armas y donde se encontrará con el reverso tenebroso de la fuerza. Una vez allí Luke se encuentra con la visión de Darth Vader y ambos se enfrentan, derrotando Luke a Vader cortandole la cabeza. Cuando la cabeza de Darth Vader cae al suelo el casco se rompe, mostrando el rostro de Luke.






En Bespin, Han y Leia son recibidos por Lando, quien se ha ganado la estación "Ciudad Nube" en una apuesta. Lo que Lando oculta es que hizo un trato para mantener al Imperio alejado, consistente en entregar a Leia, Han y Chewbacca a Darth Vader quien espera que Luke al conocer el paradero de sus amigos vaya a rescatarlos.

Finalmente, Lando entrega a los prisioneros. Vader decide congelar a Han en carbonita y enviarlo a Jabba el Hutt (ya que Han tenía una deuda con él). Lando, al ver esto, se arrepiente de su decisión y ayuda a Leia, Chewbacca y C-3PO a escapar en el Halcón Milenario.






Luke llega a la Ciudad Nube y comienza una pelea con Vader quien termina cortándole la mano derecha. Le menciona que Obi-Wan no le contó la verdad sobre su padre. Luke le grita que él es quien lo había asesinado. Vader le dice a Luke la realidad con la siguiente frase: "No, yo soy tu padre" (frase considerada por algunos críticos la más memorable de la historia del cine. Finalmente Vader le ofrece unirse a él para gobernar la galaxia pero Luke se niega y salta hacia el vacío y quedando colgado de una antena.







Luego, se comunica mediante la Fuerza con Leia, quien acude en su rescate a bordo del Halcón Milenario. Juntos huyen de Bespin antes de ser interceptados por una patrulla de cazas imperiales TIE. Cuando el "Halcón Milenario" ha salido de la atmósfera de Bespin, se encuentra que el Ejecutor está orbitando con el fin de interceptarles. Las tropas imperiales sabiendo que la hipervelocidad del "Halcón Milenario" ha sido desactivada cuentan con interceptar la nave según se aproxime a ellos, pero R2-D2, sabiendo que la hipervelocidad había sido desactivada cuando se conectó a un terminal en Bespin, decide reconectar el dispositivo de hipervelocidad, haciendo que el "Halcón Milenario" salte al hiperespacio. Posteriormente los rebeldes restauran la mano de Luke con una prótesis robótica. Luego se muestra a éste junto a Leia y a los dos androides coordinando mediante radio con Lando Calrissian y Chewbacca, quienes ya están en el Halcón Milenario para ir al rescate de su amigo ahora prisionero en manos de Jabba The Hut en Tatooine.






Presupuesto

No se ha dicho en vano que el segundo título de la saga Star Wars es el más logrado de la trilogía inaugural, pero también es cierto que a El imperio contraataca, estrenada originalmente en 1980, la benefició una coyuntura muy particular. Gracias al enorme éxito de La guerra de las galaxias, que había dado inicio tres años antes con asfixiantes limitaciones presupuestarias, El imperio Contraataca obtuvo un presupuesto de 30 millones de dólares, que le permitieron incorporar las naves, criaturas y planetas de la imaginativa mente de George Lucas a la pantalla con mucha mayor precisión.







El imperio contraataca profundiza en las características que hicieron de Star Wars una leyenda de la cinematografía norteamericana. Ya fue señalado que la cruzada cósmica de Luke Skywalker (Mark Hamill), Han Solo (Harrison Ford) y la princesa Leia (Carrie Fisher) contra las fuerzas del Imperio comandadas por Darth Vader bebe generosamente de otros tantos mitos previos, dentro y fuera de la gran pantalla. La estructura narrativa de la película desempolva las supuestamente "obsoletas" transiciones por barrido –en las que un plano entra desplazando al anterior.







Banda sonora

La banda sonora original está compuesta por John Williams quien dirige a la Orquesta Sinfónica de Londres y explora un poco más el terreno musical iniciado en la predecesora "La Guerra de las Galaxias" añadiendo nuevas composiciones fundamentales en la saga, entre ellas introduce la famosa Marcha Imperial como tema para el Imperio Galáctico y principalmente, para Darth Vader. La banda sonora fue candidata a muchos premios (entre ellos un Oscar).






Reparto

Luke Skywalker Mark Hamill
Han Solo Harrison Ford
Princesa Leia Organa Carrie Fisher
Ben (Obi-Wan) Kenobi Alec Guinness
C-3PO Anthony Daniels
R2-D2 Kenny Baker
Chewbacca Peter Mayhew
Darth Vader David Prowse
Emperador Palpatine Clive Revill
Yoda Frank Oz
Lando Calrissian Billy Dee Williams
Capitán Piett Kenneth Colley
Almirante Ozzel Michael Sheard
General Veers Julian Glover
General Rieekan Bruce Boa
Dak John Morton
Cal Alder Jack McKenzie
Wedge Antilles Denis Lawson
Mayor Bren Derlin John Ratzenberger






Curiosidades

* El American Film Institute (AFI) calificó a Darth Vader como el tercer mejor villano de todos los tiempos. El segundo fue Norman Bates por Psicosis y el primero fue Hannibal Lecter por El silencio de los corderos.
* Los exteriores del planeta Hoth fueron filmados en la provincia de Finse, Noruega.
* Dagobah fue hecho en un plató (o estudio de filmación) gigante en los Elswood Studios en Londres.
* El actor Denis Lawson que interpreta al piloto rebelde Wedge Antilles en la vida real es tío por parte de madre del actor Ewan McGregor, quien interpreta a Obi-Wan Kenobi en la nueva trilogia.
* El actor John Rastzenberg que interpreta al Mayor Derlin es uno de los principales actores de voz de la Industria Pixar (da vida a Hamn en Toy Story, a Mack en Cars, a Tom en Up, a John en Wall-E, etc).
* En la escena de Ciudad de las Nubes, Carrie Fisher y Harrison Ford filmaron la mayoria de las escenas en estado etilico por las continuas fiestas a las que iban.
* Por culpa de esta película, Mark Hammill perdio la oportunidad de interpretar a Mozart en la version filmica de Amadeus, a pesar de haber interpretado al personaje en el teatro y ser nominado al premio Tony. Milos Forman, el director, dijo que simplemente no queria tener al chico de la guerra de las galaxias en su pelicula.









* El oficial imperial que lleva detenidos a Leia, Chewbacca y C-3PO, es Jeremy Bulloch, el mismísimo Boba Fett.
* En la secuencia de la persecusión de los asteroides, se puede observar (sólo en cámara lenta) que un piloto TIE sale disparado de la cabina cuando su nave choca con un asteroide.
* En el rodaje de la batalla de Hoth, los cámaras usaban guantes protectores debido a que debido a la baja temperatura se les quedaban pegadas las manos a las cámaras.
* La escena donde R2-D2 es perseguido por una animal acuático en el planeta Dagobah fue rodada en la piscina que Lucas se estaba haciendo en su casa.
* Jabba el Hut está animado por cerca de 30 especialistas de efectos especiales.
* Las explosiones de las naves las rodaban colgando la maqueta del techo y con la cámara justo debajo apuntando hacia arriba, así daba la sensación de que las llamas de la explosión iban hacia la cámara. A veces caían chispas encima del cristal de la cámara y había que repetir la escena.






* En pleno rodaje se quedaron sin un plató porque se incendió mientras se rodaba "El Resplandor".
* Algunas escenas se eliminaron, como una en la que Han Solo es torturado antes de ser congelado en carbonita.
* Durante el rodaje en Noruega la tempreratura media era de 20 grados bajo cero.
* El nombre de Boba Fett no se menciona en ningún momento de la película; solo en los créditos.
* Denis Lawson interpreta a Wedge Antilles. Wedge no estaba previsto que apareciese en este capítulo, pero el fuerte interés de los fans impulsó a Lucas a incluirle.
* La iluminación para los efectos especiales era tan fuerte que bastantes modelos y maquetas se derritieron.
* Durante la secuencia de evacuación de la Ciudad de las Nubes, hay un actor al que se le puede ver tirar de una máquina de helados.
* El diseño de la nave de Boba Fett se inspiró en una farola que había en el exterior del edificio de la ILM.






* Solo se observa en la versión panorámica pero en la escena de la llegada del emperador un soldado imperial lleva un smily en el casco.
* Cuando introducen a Han Solo en la cámara de carbonita lo hace con las manos esposadas, pero cuando sale tiene las manos libres a la altura de la cara.
* Cuando Han Solo, Chewie, Leia y los androides escapan de Hot, entran en un campo de asteroides para poder escapar de los cazas Tie del imperio que les persiguen. Pues bien, cuando entran, se pueden ver pequeños fragmentos de roca volar a través de la carlinga del Halcon Milenario. Uno de estos fragmentos es una... ¡¡Zapatilla deportiva!! (roja y blanca, para más especificación).






Star Wars: Episode V - The Empire Strikes Back
Star Wars: Episodio V - El Imperio Contraataca


Ficha técnica

Dirección Irvin Kershner
Producción Gary Kurtz, George Lucas
Guión Leigh Brackett, Lawrence Kasdan
Música John Williams
Reparto Mark Hamill, Harrison Ford, Carrie Fisher. Billy Dee Williams, Anthony Daniels, Peter Mayhew, Alec Guinness

Datos y cifras

País Estados Unidos
Año 1980
Género Space opera
Duración 124 min. Versión original, 127 min. Edición especial
Distribución 20th Century Fox
Presupuesto $33.000.000





STAR WARS EPISODIO VI - EL RETORNO DEL JEDI




Star Wars: Episode VI - Return of the Jedi (Star Wars: Episodio VI - El Retorno del Jedi) es una película de space opera estrenada el 25 de mayo de 1983 y dirigida por Richard Marquand.

Fue la tercera película estrenada de la saga de Star Wars y la sexta y final en términos cronológicos internos de la saga. Escrita por George Lucas, la película fue reeditada con cambios y remasterizada en imagen y sonido en 1997.






Producción

El rodaje del episodio VI de la saga Star Wars comenzó el 11 de enero de 1982 y terminó el 20 de mayo de 1982. El director Richard Marquand fue el escogido por George Lucas -que continuó ejerciendo de guionista y productor- para dirigir esta tercera entrega de La guerra de las galaxias y para poner en imágenes la visión personal del universo de George Lucas y las hazañas de los tres personajes principales, encarnados por Mark Hamill, Carrie Fisher y Harrison Ford, que resolverán de manera definitiva su triángulo amoroso.







La historia fue escrita por George Lucas y el guión fue escrito por él mismo y por Lawrence Kasdan con contribuciones no acreditadas de David Webb Peoples y Marquand. Howard Kazanjian sirvió como productor.

Con la tercera entrega de la saga de Star Wars, George Lucas puso fin a la primera trilogía filmada de lo que él concibió como una serie de nueve episodios. El Retorno del Jedi vuelve a separar la trama en dos direcciones distintas: por un lado la batalla de la Alianza Rebelde en la luna de Endor y, por otro, la batalla personal de Luke Skywalker para lograr la maestría Jedi, su lucha con Darth Vader por intentar hacerlo volver del lado oscuro y su intento de destruir al Emperador Palpatine.





La película se tituló en un principio Revenge of the Jedi (en español, La venganza del Jedi). Sin embargo, unas semanas antes del estreno de la película George Lucas cambió el título, declarando que el título venganza no podía ser usado porque un Jedi no busca la venganza.

La producción requirió el uso de los nueve platós de los Estudios Elstree. Aparte de los estudios también se rodó en distintas localizaciones, como Yuma, Arizona, para las escenas del desierto de Tatooine, Crescent City y Smith river en California junto con el parque estatal de Jedediah Smith Redwoods en el condado de Humboldt para las escenas de Endor.










Con un presupuesto que triplicaba el de la primera película y que demuestra el creciente éxito de la trilogía inicial, Return of the Jedi continúa con los elementos que han convertido a la serie en ejemplar para la historia del cine y un clásico y referencia dentro del género de fantasía. La aventura, la fantasía, el humor y el romanticismo se unen una vez más, arropados por espectaculares efectos especiales, con la incorporación destacada de nuevos y extravagantes personajes y continuando con el legado familiar de los protagonistas, hasta un final abierto que propone sugestivas posibilidades para la que sería la tercera trilogía de la saga.








Argumento

Seis meses después de la ocupación por parte del Imperio Galáctico de Ciudad Nube, el Imperio ha estado trabajando en la construcción de una nueva Estrella de la muerte. Esta nueva es aún más poderosa que la primera.

Luke Skywalker viaja junto con sus amigos al desértico planeta Tatooine en un intento de rescatar a Han Solo de las garras del temido gánster intergaláctico Jabba el Hutt. Al caer la noche, en el interior del palacio de Jabba el Hutt la Princesa Leia disfrazada de un cazarrecompensas, libera a Solo de su estado de hibernación dentro del bloque de carbonita, pero es descubierta por Jabba y puesta bajo su custodia pasando a ser su esclava. Poco tiempo más tarde, Luke llega para hacer una petición final a Jabba de liberar a Solo. Luke es capturado y tras vencer a un monstruo al que es arrojado, es enviado con sus amigos al desierto para ser ejecutado y consumido por un Sarlacc. Con la ayuda de R2-D2, Luke recupera su sable láser, estallando una batalla, en la que Jabba es asesinado por Leia, y Boba Fett es golpeado por Solo cayendo dentro del Sarlacc. Luke y su equipo consiguen escapar justo antes de que la barcaza de Jabba estalle.






Luke vuelve a Dagobah para completar su entrenamiento Jedi, pero Yoda está enfermo y le dice que su entrenamiento con él ha concluido. Antes del morir, Yoda le dice a Luke que debe enfrentarse Darth Vader para completar su entrenamiento, pues es su destino y le confirma que es su padre. Yoda también informa a Luke que tras su inminente muerte él será el último de los Jedi. Más tarde aparece la forma de espíritu de Obi-Wan Kenobi, y confirma que Vader una vez fue Anakin Skywalker, un antiguo Jedi quien fue seducido por el lado oscuro de la fuerza. También le revela que la Princesa Leia es su hermana melliza, y que fueron separados al nacer y ocultados para proteger a ambos de Anakin y el Emperador Palpatine.













Mientras tanto en el punto de reunión, la Alianza Rebelde prepara una estrategia de ataque contra el Imperio. Como parte de la estrategia de ataque, Luke y sus compañeros deben dirigir un comando de asalto sobre la luna de Endor para desactivar el generador de escudo que protege la Estrella de la muerte. En Endor descubren una tribu de Ewoks, unas criaturas indígenas nativas de Endor. Con la ayuda de C-3PO, consiguen forjar una alianza para combatir juntos al Imperio. Más tarde Luke decide que el tiempo de afrontar su destino ha llegado y se prepara para enfrentarse a Darth Vader. Antes de marcharse le confiesa a Leia la verdad sobre ellos y Vader, y que presiente aún el bien en él. Luke se entrega al Imperio, y sin éxito intenta convencer a su padre para que deje el lado oscuro. Vader traslada a Luke a la Estrella de la muerte y lo presenta ante el Emperador, quien le revela que la Alianza Rebelde va a caer en una trampa y que la nueva estación espacial está en perfecto estado y funcionamiento.













En Endor, la Alianza Rebelde entra en el búnker de control del generador de escudo, pero inmediatamente son tomados presos por tropas de asalto del Imperio. Pero las fuerzas imperiales no contaban con los Ewoks empezando así la batalla de Endor. Al mismo tiempo la flota Rebelde surge del hiperespacio para combatir directamente contra la Estrella de la muerte y sus superdestructores.






En la Estrella de la muerte, Vader y Luke se baten en duelo. En medio del combate, Vader lee los sentimientos de Luke y se percata de que Leia es su hermana melliza y tienta a Luke a que si él no decide unirse al lado oscuro, quizás, ella sí lo haga. Tras esto, Luke estalla en cólera y ataca a Vader cortándole una mano. El Emperador al ver como Luke hace fluir su odio y cólera lo tienta para que mate a su padre y ocupe su puesto junto a él. Luke rechaza al emperador y le dice que él es un Jedi al igual que su padre en el pasado. Viendo que Luke no puede ser influido, el Emperador lo ataca aplicando unos rayos de fuerza para asestarle el golpe final, pero justo antes de morir, Vader interviene atacando al Emperador para lanzarlo por el eje del reactor.







Los rayos de Fuerza del Emperador causan heridas mortales en Vader, dañando su sistema de respiración. Al saber que no hay ninguna esperanza para su propia supervivencia, Vader le pide a Luke que le quite su máscara para poder verlo con sus propios ojos y le dice que tenía razón sobre él, que le diga a su hermana que tenía razón. Con aquellas palabras finales, Anakin Skywalker/Darth Vader muere, cumpliendo así la profecía al destruir a los Sith (matando al emperador y muriendo él mismo). Las fuerzas rebeldes logran destruir la temida Estrella de la Muerte, al tiempo que Luke escapa en una nave llevando consigo el cuerpo de su padre. En Endor todos lo festejan al ver la gran explosión de la Estrella de la Muerte, mientras Han Solo le dice a Leia que seguramente Luke había escapado de tal explosión, a lo que ella contesta que lo sabía. Han cree que Leia esta enamorada de Luke y le dice que no él no se interpondrá entre ellos, es entonces que Leia le revela a Han que ella y Luke son hermanos, revelación que alegra a Han.











Ya más tarde, en Endor, Luke quema los restos de su padre en una ceremonia privada. Luego se pueden apreciar los festejos en Endor (en la edición especial también se ven los festejos a través de la galaxia entera), por la caída del Imperio.

Con el Imperio derrotado Luke se une a Han y a Leia para celebrar en la luna de Endor su victoria. En la última escena vemos como Luke ve los espíritus de Yoda, Obi Wan Kenobi y el de Anakin que se une al de ellos.





Reparto

Luke Skywalker Mark Hamill
Han Solo Harrison Ford
Princesa Leia Organa Carrie Fisher
Darth Vader David Prowse
Ben (Obi-Wan) Kenobi Alec Guinness
C-3PO Anthony Daniels
R2-D2 Kenny Baker
Chewbacca Peter Mayhew
Emperador Palpatine Ian McDiarmid
Yoda Frank Oz
Lando Calrissian Billy Dee Williams
Anakin Skywalker Sebastian Shaw
Teebo Kenny Baker










Curiosidades

* Fue de las primeras películas en utilizar los Story-boards, durante la escena de la persecución del bosque, y en el Story-Board se utilizaron muñecos de Barbie y de Ken.
* A David Lynch se le ofreció dirigir este episodio, pero lo rechazó porque creía que era "cosa de Lucas".
* Entre los aliens del séquito de Jabba el Hutt hay algunos llamados "Klaatu", "Barada" y "Nikto", como los del comando dados al robot Gort en "Ultimatum a La Tierra". Ninguno de estos aliens es nombrado por su nombre en la película, ni ninguno tiene frases.
* Varias frases ewok están en lenguaje filipino.
* Las dos rayas pintadas en los Ala-A rebeldes eran originalmente azules, pero se cambiaron a rojo porque el azul causaba problemas cuando se filmaban los "efectos de pantalla azul" conocidos por Croma.
* Originalmente se incluía una escena con una tormenta de arena que ocurría después del rescate de Han, pero fue cortada porque era una escena innecesaria y difícil de rodar.
* La escena de la barcaza de Jabba se rodó en Yuma, Arizona. El equipo de rodaje tuvo problemas para evitar a los 35.000 entusiastas de la zona. Para mantener el secreto, los productores afirmaron estar rodando una película de terror llamada "Blue Harvest" (Horror más allá de tu imaginación), e incluso tenían gorras y camisetas con ese título hechas para el equipo. Una gran reja y un servicio de seguridad de 24 horas no podía evitar que los intransigentes fans entrasen y tomasen algunas fotografías.
* El nombre "Ewok" nunca se usa en la película para referirse a ellos, aunque sí aparece en los créditos.
* El rodaje en Endor se realizó cerca de Crescent City, California. Las escenas de bosque fueron especialmente duras para los actores Ewok. El asistente de producción Ian Bryce llegó un día al decorado y encontró una nota de los actores Ewok que decía que ya habían tenido suficiente, que se iban al aeropuerto. Bryce intentó conducir hacia el aeropuerto, pero se le pinchó una rueda no muy lejos del decorado. Encontró otro coche, y se iba a ir cuando el autobus de los Ewoks salió y todos los actores Ewok salieron de él llevando camisetas en las que ponía: "La venganza de los Ewok".
* Una de las canciones que cantan los Ewok dice: "Det luktar flingor har", que en sueco significa "huele a cereales por aquí".
* La tribu guerrera primitiva iba a ser originalmente una tribu de Wookiees. En pre-producción, sin embargo, se decidió que las criaturas tenían que ser "simpáticas" (probablemente por el merchandising) y por lo tanto se crearon los Ewoks (reordenando los sonidos de la palabra Wookiee).
* Algunas partes de la maqueta de la incompleta Estrella de la Muerte se asemejan al perfil de San Francisco.
* Robert Watts (coproductor de la película) interpretó al explorador imperial que es lanzado del scout walker por Chewbacca.
* Lucas tenía pensado matar a Lando con el Halcón Milenario al final de la pelicula, la escena se rodó, pero el fuerte rechazo en los primeros pases especiales hicieron que se dejara el final que todos conocemos.
* En la escena de la cueva de Jabba había un número musical interpretado por unos seres muy particulares. El caso es que con la técnica de que disponían, no pudieron conseguir que los muñecos movieran la boca ni tuvieran mucho movimiento, además la música parecía un poco desfasada. Para la edición especial, rehicieron estos personajes por ordenador y los animaron con total libertad, además cambiaron por completo la canción original.
* Para el final de la película, uno de los ayudantes de Lucas propuso que en lugar del final actual de la trilogía, fuera un plano de Luke poniéndose la máscara de Vader quedandose con él a su lado en La Estrella de la Muerte mientras ésta estallaba, pero se desechó porque eso supondría el final de los Jedi en la Galaxia, ya que Leia no sabría como utilizar su poder.
* La Marcha Imperial de John Williams está claramente influenciada (casi plagiada) de La Marcha del Amor de las Tres Naranjas de Sergei Prokofiev.
* "El retorno del Jedi" costó 32,5 millones.
* Hay una imagen donde vemos un hangar del Imperio con varios cazas TIE y una brigada de soldados imperiales. Uno de ellos tiene una cara sonriente dibujada en su casco blanco.
* Se calcula que el total de dinero generado por las ventas de los juguetes y demás elementos relacionados con las tres películas asciende a 4.400 millones de dólares, por supuesto sin contar con la segunda trilogía.
* Esta película tenía en un principio el título de "Revenge of the Jedi" (La venganza del Jedi), que fue cambiado porque de acuerdo con George Lucas, un Jedi nunca busca venganza.










Comentarios

Para terminar esta trilogía de La guerra de las galaxias, George Lucas decide cerrar todas las tramas abiertas en el anterior episodio. La película está basada en tres líneas:
1-Aparece una inimaginable galería de personajes no humanos que, además de contribuir al éxito de merchandising de la empresa, refuerzan los aspectos humorísticos y, curiosamente, más humanos de la historia.
2-Se culminan dos de los ejes de la historia rompiendo el trio; por un lado Luke Skywalker se consagra como caballero Jedi y por otro lado Han Solo y la princesa Leia confirman su romance.
3-Queda definitivamente aclarado que se renuncia del todo a dar una explicación racional o mínimamente coherente a la fuerza y se deja al espectador vía libre para que lo interprete religiosa, fisológica o sobrenaturalmente.









También, al estilo de los culebrones, en esta película se dan revelaciones tardías de parentescos que acaban de clarificar el panorama. Darth Vader es en realidad Anakin Skywaler que ha sido seducido por el reverso tenebroso de la fuerza. La princesa Leia y Luke Skywalker son hermanos, con lo que el romance de aquélla con Han Solo tiene vía libre.







En esta película, veremos como Han Solo es rescatado del bloque de carbonita en que había sido congelado por Jabba el Hut, un malvado comerciante con el aspecto de un enorme sapo y cómo la Alianza consigue destruir la última Estrella de la muerte en la épica batalla de Endor. A la alianza se suman una especie de peluches simpáticos y sacrificados, los Ewoks, pensados para el merchandising.







Después del listón tal alto alcanzado por ‘El imperio contraataca’, y que su final dejaba a todo el mundo con ganas de más, el cierre de la trilogía fue una de las películas más esperadas de todos los tiempos. ‘El retorno del Jedi’ (‘The return of the jedi’, 1983), que casi llega a titularse ‘La venganza del Jedi’, pero don George Lucas consideró que la palabra venganza era demasiado dura para el título y no iba con la filosofía jedi (sin embargo, sí lo utilizó años después en el episodio III), estuvo a punto de ser dirigida por David Lynch o David Cronenberg, lo que hubiera sido enormemente interesante. El primero alegó que la película era cosa de Lucas y se sentiría “limitado”. Lucas también pidió a su amigo de toda la vida, Steven Spielberg, que dirigiera el film, pero Spielberg pertenece a la DGA, con la que Lucas tuvo ciertos problemas. Al final recayó todo en las manos de Richard Marquand, director que había obtenido cierto prestigio con ‘El ojo de la aguja’, y que antes de su muerte realizó la interesante e injustamente menospreciada ‘Corazones de fuego’.








Muchos son los que aseguran que Marquand no tuvo mucho que ver en la realización del film, y que éste seguía las instrucciones de Lucas, quien por cierto fue director de segunda unidad no acreditado. En cualquier caso, lo más preocupante no es quien dirigiera la película, si no el tándem de guionistas formado por Lawrence Kasdan y el propio Lucas. El resultado no llega a la perfección de sus predecesoras, aunque sí es estimable. Pero el film navega entre la seriedad y un acusado infantilismo que sin duda es lo peor del mismo.








El argumento de ‘El retorno del jedi’ sigue, lógicamente, los hechos acontecidos en ‘El imperio contraataca’. Luke Skywalker pone en marcha un plan para rescatar a Han Solo de las garras de Jabba the Hutt. Así es que lo rescatan, y juntos de nuevo, se unirán para terminar de una vez con el Imperio Galáctico dividiendo sus fuerzas en tres frentes: los bosques del planeta Endor, en el que encontrarán como aliados a unos osos de peluche; la lucha en el espacio donde las tropas rebeldes intentarán destruir la nueva Estrella de la Muerte; y por supuesto el esperadísimo enfrentamiento entre Darth Vader y Luke, con la presencia del temible Emperador.







‘El retorno del Jedi’ tiene un ritmo tan perfecto que sus evidentes fallos de guión, y la ya mencionada tendencia hacia lo infantil no logran mermar lo suficiente la película. La presencia de los Ewoks no causa la simpatía que tendría que provocar en el espectador (la saga ya tenía sus personajes “simpáticos”, que eran los dos androides). Con estos nuevos apersonajes, esa simpatía se exagera llegando a molestar. Por no hablar de la simpleza hacia la que tiran todos los personajes, que parecen haber perdido profundidad. Afortunadamente el sentido del espectáculo existe como pocas veces. La lucha por rescatar a Solo, la persecución de motos en los bosques, o el clímax final con tres focos de acción son una buena prueba de ello. Los efectos especiales en las batallas espaciales son impresionantes, y a día de hoy no han sido superados ni siquiera en la nueva trilogía donde todo parece mucho más artificial.

El reparto, en el que apenas hay novedades, cumple con total corrección aunque en algunos casos los actores dan muestras de cansancio. Harrison Ford llegó a pedir a Lucas que su personaje muriese ayudando a sus compañeros. Mark Hamill que transmite muy bien la evolución de su personaje (ahora es un experimentado y seguro de sí mismo caballero Jedi) sorprendió después de su estreno con la siguiente declaración: “Admitámoslo, hemos hecho una película para niños”. En cualquier caso ‘El retorno del jedi’ es una vibrante aventura llena de emoción cuyas virtudes aumentan con el paso del tiempo, eclipsando sus puntos más flojos (la simpleza de su guión en el que Lucas parece estar echando un pulso con Kasdan, y los osos de peluche, que parecen salidos de la peor de las películas Disney).

‘El retorno del jedi’ contesta todos los interrogantes planteados con anterioridad en la saga, y es obligada su conclusión en la que todo queda completamente cerrado. El triunfo de la Fuerza sobre el mal (la luz sobre la oscuridad), los buenos ganan y los malos pierden. Un estupendo cierre a la trilogía más famosa de todos los tiempos.








Star Wars: Episode VI - Return of the Jedi
Star Wars: Episodio VI - El retorno del Jedi


Ficha técnica

Dirección Richard Marquand
Producción Howard Kazanjian, George Lucas, Rick McCallum
Guión George Lucas (Historia), Lawrence Kasdan
Música John Williams
Reparto Mark Hamill, Harrison Ford, Carrie Fisher, Billy Dee Williams, Anthony Daniels, Peter Mayhew, Ian McDiarmid, Alec Guinness

Datos y cifras

País Estados Unidos
Año 1983
Género Space opera
Duración 128 Versión original, 135 Edición especial
Distribución 20th Century Fox
Presupuesto $32.500.000











.