.....................................

martes, 6 de abril de 2010


NUTE GUNRAY






Nute Gunray, fue el Virrey de la Federación de Comercio. Ha estado implicado en incontables operaciones ilegales, financiando actividades totalmente inmorales, e incluso ha colaborado con al menos tres lores del Sith en un tiempo en que éstos estaban supuestamente extintos.

Doce años antes de la Batalla de Naboo, Gunray ya era un neimoidiano rico y respetado que se movía en una incómoda mecano-silla siempre que era posible. Trabajaba para la Federación de Comercio, pero aún no había alcanzado el rango de virrey que le haría famoso. En aquel entonces Gunray representaba a la Federación ante el Senado Galáctico en Coruscant.

Con la destrucción de la nave de control de droides de Gunray, todas las fuerzas droides de los neimoidianos fueron derrotadas. Gunray fue enviado a Coruscant a explicar lo sucedido al Senado, y perdió el apoyo de Sidious. De todos modos, pensaba Sidious, nadie creería al neimoidiano.

Gunray fue juzgado cuatro veces en el Tribunal Supremo, pero a base de sobornos, chantajes y extorsiones, mantuvo la libertad, y el control sobre una Federación de Comercio bastante tullida. A cambio, debía desmantelar la mayor parte de los ejércitos droides. Para seguir siendo libre, Gunray aceptó, y trabajó en secreto para mantener su protección.

A finales de las Guerras Clon fue decapitado por Darth Vader, en el sistema Mustafar.







El político del 44 ABY al 33 ABY

Gunray se unió a la Federación de Comercio como un joven oficial de comercio, y pronto, vio una oportunidad para la promoción. La empresa Empuje de Supertanqueros se estaba revisando por la Federación para su expulsión, y el veredicto pasó a depender del testimonio de Gunray. Gunray apoyo la expulsión, citando "malicioso el desconocimiento de los beneficios" y "donaciones caritativas que carecen de discernibles recompensa". La consiguiente expulsión anuló a su líder de la posición de Director de la Federación de Comercio y estaba en la necesidad de reemplazo. Gunray rápidamente lo hizo.

En el 44 ABY, Gunray sirvió como senador de la Federación de Comercio en el Senado Galáctico. Él imploró al Senado intervenir cuando la Guerra Hiperespacial de Stark comenzó porque empezaron a atacar Transportes de la Federación que llevaban preciosos bacta. Gunray exigió que a la Federación se le permitiese aumentar su Ejercito Droide, a pesar de que en secreto se reunió con el senador Ranulph Tarkin para llegar a un final mas decisivo en combinación. Gunray fue presionado para dar a Tarkin el nombre del planeta en la que se desarrolló una conferencia que se celebró entre Stark y representantes de la República.

Gunray mismo se sumó al equipo de negociación en Troiken, aunque Stark, consciente del plan de Tarkin para atacar a sus fuerzas, habia saboteado la flota del Senador. Estallaron negociaciones hostiles, en las que Gunray mandó a sus guardaespaldas droide de batalla abrir fuego, sin especificar el enemigo. El Maestro Jedi Tyvokka fue abatido por los droides de Gunray, y a pesar de eso, el cobarde Neimoidiano exigió a los Jedi que le ayudaran a sobrevivir y lo llevasen a su nave.

Lamentablemente para Nute, su transporte fue destruido, lo que le obligó a regresar con los jedi y a luchar en las fuerzas de Stark. Fue acompañado de vuelta a Coruscant, en compañía del senador Finis Valorum antes de la derrota de Stark. A pesar de este encuentro, Gunray sería de los que negarían posteriormente que habían visto nunca Jedis en acción.








Por su dudoso papel en el conflicto, Nute Gunray se convirtió en virrey de la Federación de Comercio, aunque aún era limitado por la Dirección de la Federación de Comercio. Gunray fue contactado por el misterioso Darth Sidious, que prometió hacer a Gunray el único dirigente de la Federación, y también tuvo la oportunidad de otorgar a sus fuerzas un ejército mucho más grande de mejorados droides de batalla. Estas nuevas unidades de droides de batalla figuraban en el plan de Sidious para colocar a Gunray en la Dirección: durante una cumbre en Eriadu, los droides inesperadamente abrieron fuego contra la Dirección matando a todos, pero la ausencia de Nute y el nuevo Senador de la Federación, Lott Dod les convirtieron en sospechosos. Bajo la dirección del enigmático Darth Sidious, Gunray llena el resto de las posiciones con sus asociados, Daultay Dofine, Rune Haako, haciendo de la Federación de Comercio un monopolio neimoidiano.

Poco antes el Bloqueo de Naboo estaba profundamente involucrado con Palpatine y no quería que sus secretos se expusieran, los dos se dedican por tanto a eliminar la amenaza. Ofrece una recompensa para que algún cazador se interese en ayudarle y Palpatine envía a su aprendiz Darth Maul. Aunque el descubridor se da a la fuga durante un tiempo lo terminan matando.








El invasor

Siguiendo las ordenes de Sidious, los droides de Gunray bloquearon las rutas comerciales de Naboo, con la razón oficial de que la Federación de Comercio estaba disgustada por la imposición de negársele la ruta comercial del Borde Exterior. El Canciller Valorum envió dos embajadores para hablar con Gunray a bordo del Saak'ak, y se sorprendió al descubrir que los embajadores eran el Maestro Jedi, Qui-Gon Jinn y su Padawan, Obi-Wan Kenobi. Rápidamente entro en contacto con Sidious, cuando su ayudante expresó su preocupación por el plan. Sidious airadamente ordenó que debía ser apartado fuera de su vista, entonces se retiró acobardado.







Sidious ordenó a Gunray matar a los Jedi, y Gunray destruyo su nave con gases tóxicos liberados en la sala de conferencias. Sin embargo, los dos Jedi consiguieron escapar y Gunray decidió mantener esto secreto a Sidious, por el momento, ya que está preocupado por la legalidad de invadir Naboo, Sidious le aseguró al Virrey que el lo "haria legal". Gunray fue alertado cuando habló con la Reina Amidala, diciéndole que no sabía nada de ningúnos embajadores. Amidala dijo Gunray había ido demasiado lejos antes de poner fin a la transmisión. Gunray ordenó a OOM-9 encontrar a los Jedi, pero los droides no pudieron hacerlo. La invasión fue bien organizada, y el planeta conquistado plenamente en el día. El Virrey Gunray y Rune Haako entraron en Theed con sus tropas y Gunray recibido un comunicado de OOM-9 diciendo que habían capturado la Reina Amidala. Gunray orgullosamente proclama la victoria y marcha rumbo al palacio.







La indignación del Gobernador Sio Bibble fue elevada, cómo Gunray había previsto para explicar esta invasión al Senado Galáctico, a la que Gunray respondió que él y la Reina firmarían un tratado para legitimar la ocupación. La Reina le dijo con rapidez que ella no le ayudaría pero Gunray no estaba impresionado, le informo que el sufrimiento de su pueblo serviría para persuadirla de verlo desde su punto de vista. La Reina se marchó a un campo de detención, pero en su camino fue rescatada por Obi-Wan y Qui-Gon, que consiguieron salir fuera del planeta y más allá del bloqueo. Gunray estaba obligado a informar a Sidious, que no estaba satisfecho con los acontecimientos más recientes. Sidious reveló su aprendiz a los conmocionados Gunray y Haako, y le dijo que Darth Maul la encontraría. Gunray rápidamente garantizado el planeta, con sólo los "primitivos" gungans eludiendolo, fijó su base en el palacio de la Reina en Theed, y le dijo al Gobernador Bibble que su presidencia no iba a durar. Pronto se cansó de las protestas del Gobernador, y le informó de que iba a morir mucho antes que su pueblo. Después de pedir de todas las maneras posibles, sin éxito, la intervención del Senado de la República, Amidala pidió la dimisión de Canciller Valorum, que no pudo hablar porque el senador Lott Dod le interrumpió. El senador del propio Naboo, Palpatine, fue elegido nuevo Canciller.

A pesar de ello, el Senado Galáctico todavía no tomó medidas, y Amidala regreso a su hogar para liberar su planeta o morir en el empeño. Gunray informó de su éxito a Sidious, que se complació y le dijo al Virrey que su aprendiz Darth Maul iría para ayudarle. Cuando llegó Maul, Gunray había detectado la nave de la Reina y le realizó un seguimiento a los pantanos de Naboo. Informó de ello a Sidious, que desconfío de los motivos más agresivos de la Reina. La siguiente idea de Gunray fue encontrar al ejército de Gungans en los pantanos y envió a OOM-9 y la gran mayoría de su ejército para aplastarlos pensando que ellos perderían al tratarlos como seres primitivos, pero el resultado final fue muy distinto. Gunray permaneció en la habitación del trono con Rune Haako y Darth Maul. Maul dejo la sala para hacer frente a Obi-Wan Kenobi y Qui-Gon Jinn. Cuando Gunray se dio cuenta de que la batalla tenía lugar demasiado cerca suyo, se convirtió en su prioridad el escapar. La Reina estaba en condiciones de abrirse camino en el palacio, antes de ser capturada y llevada ante el Virrey. Gunray le ordenó firmar el tratado, pero la Reina apareció disfrazada de sierva, y le confundió. Nute ordenó a sus droides seguir a Sabé, la señuelo, en la creencia de que era la verdadera reina. Este fue el error fatal de Gunray. La verdadera reina utilizó la distracción para aislar a Gunray de sus guardias y lo mantuvo encarcelado con Haako a punta de pistola. Gunray no se preocupo al comienzo, porque pensó que su droides irían a rescatarlo., pero sus esperanzas de rescate se hicieron añicos cuando un joven llamado Anakin Skywalker destruyó la nave de control droide con la desactivación de su ejército y Darth Maul fue muerto. Gunray y Haako fueron capturados y enviados de vuelta a Coruscant para ser juzgados por sus crímenes.







El separatista de la guerra del 22 ABY al 19 ABY

Después de cuatro juicios en el Tribunal Supremo de la República, Gunray todavía mantuvo el control de la Federación de Comercio, y aunque varios de sus colaboradores fueron asesinados en combate, decidió unirse a la Confederación de Sistemas Independientes, que deseaba separarse de la República Galáctica. Pero una vez que se había unido a él se enteró de que Dooku era un Sith, y su maestro no era otro que Darth Sidious. Como no podía retirarse, Gunray sigue siendo un miembro, a pesar de que haría una demanda: que la Senadora Amidala debía ser asesinada como venganza por su captura de diez años antes.

El dirigente de la Confederación, el Conde Dooku, le había prometido que lo haría por lo que contrató a un cazarrecompensas llamado Jango Fett para matar a la senadora con su compañera cazarrecompensas, Zam Wesell. Obi-Wan Kenobi siguió a Jango hasta la fábrica droide en Geonosis, obligado a Padmé Amidala y Anakin Skywalker a rescatarlo, con el resultado de que también ellos fueron capturados en el proceso. Gunray vio su oportunidad de venganza y se alegró cuando la ex reina fue condenada a muerte y él estaría allí para atestiguarlo. Para su furia, Amidala se escapó una vez más con la ayuda de cientos de Jedi y el nuevo ejército clon de la República, y Gunray apenas fue capaz de huir para salvar su propia vida en la reyerta entre droides de batalla, los Caballeros Jedi, y los soldados clon. Las Guerras Clon habían comenzado, y Gunray se encontró preparando su droides para la guerra. Gunray fue un hombre de negocios, no un comandante, pero no había forma de que pudiera romper sus vínculos con la CSI, sin perder su vida. Pronto acabó proporcionando la mayor parte de la financiación de la CSI.







Captura

Nute Gunray contactó con el Senador Rodiano Onaconda Farr para que se uniera a la Confederación, prometiéndole mucho dinero y comida para su pueblo. El Rodiano aceptó, y Gunray le puso la condición de que fuese capturada la Senadora Padmé Amidala, y que la Federación la tomase como rehén. Farr aceptó, pese a que no quería hacerlo. Gunray viaja a Rodia, pero sus planes son frustrados por un Jedi, y la República invade el planeta, y Amidala le captura.

Fue llevado al Crucero-Prisión de Máxima Seguridad Tranquilidad, para ser retenido mientras lo llevaban a Coruscant para que lo juzgaran. La Maestra Jedi Luminara Unduli, y la padawan Ahsoka Tano estaban encargadas de vigilarlo, pero el crucero fue invadido por fuerzas separatistas, y la Asesina Sith Asajj Ventress destruyendo su celda lo liberó junto al traidor Capitán Senatorial Argyus.







El Fin de la Guerra

Durante las Guerras Clon, Gunray trató de convencer a las familias reales wookiee de Kashyyyk de que se unieran a la Confederación. Las negociaciones se extendieron mas de lo previsto, y finalmente el líder droide General Grievous, después de haber esperado largo tiempo, se puso impacientó y ordenó a Gunray a desplegar droides de "persuasión" para que los wookiees quisieran sumarse a los separatistas. Gunray desplegó los droides y la invasión de Kashyyyk cse inició, pero su población seria muy resistente. En 19 ABY, cerca del final de la guerra, Gunray fue atrapado en su propio reducto en el mundo de Cato Neimoidia. Aunque las fuerzas de la República lograron penetrar en el fuerte, Gunray fue capaz de escapar en un acorazado clase Lucrehulk. En su prisa por abandonar el planeta, Gunray olvidó recoger su mechno-silla, que usaba para comunicarse con Darth Sidious. La silla cayó en manos de la República, y les proporciono una valiosa pista para la caza de Sidious.

Cuando los dos se reunieron por primera vez en Geonosis, Gunray había visto a Grievous como un droide desechable, cosa que casi causó que un enfurecido Grievous lo matase en varias ocasiones. Sin embargo, Darth Sidious insistía en que Gunray permaneciera ileso lo que le hizo salvarse del gran General que no podia dejarse llevar por la ira. Gunray dudaba de la capacidad del General, en particular después de la derrota en Coruscant, la muerte del conde Dooku, y la fuga de Canciller Supremo Palpatine. Gunray planteó su preocupación frente a los separatistas, pero fue despedido por Grievous con un gran enfado.

Poco después, él y el resto de los separatistas del Consejo se trasladaron a Mustafar donde el General Grievous los habia enviado a refugiarse. Sidious más tarde envió a su nuevo aprendiz, Darth Vader para matarlos, como parte de su plan maestro. Vader ejecutó sin piedad a todos los miembros del consejo y dejó a Gunray para el final. El mismo intentó entrar en razón con Vader, sin éxito, en favor de su vida, pero fue cortado en dos por el Señor Oscuro. Después, los ejércitos droide de la Confederación fueron desactivados y las Guerras Clon llegaron a su final oficial.







Gunray sería reemplazado como Virrey por el también neimoidiano Sentepeth Phindos, quien puso al servicio del Imperio a la Federación de Comercio, que nunca más tendría la relevancia del pasado.


Personalidad

Gunray era pesimista, muy preocupado por su propio bienestar, y, a menudo, tratando de culpar a otros. Fue abiertamente temeroso de Sidious y de los Sith en general, sin embargo, casi siempre estuvo en sus manos como ayudante de poca monta. No dudaba en explotar a personas inocentes por el amor al dinero.








Nute Gunray

Información biográfica

Planeta natal Cato Neimoidia
Fecha de muerte 19 ABY

Descripción física

Especie Neimoidiano
Género Masculino
Altura 1,91 metros
Color de pelo No tiene
Color ojos Rojos

Información cronológica y política

Era Era del Alzamiento del Imperio
Afiliación República Galáctica, Federación de Comercio, Confederación de Sistemas Independientes










.